María Casado lleva un año al frente de la Academia de Televisión.

María Casado lleva un año al frente de la Academia de Televisión.

Televisión

María Casado, la mujer que ha salvado la Academia de Televisión

Su primer año en la presidencia ha supuesto un soplo de aire fresco para una institución que debe enfrentarse a los retos del nuevo modelo televisivo. 

Noticias relacionadas

Este lunes tenía lugar la vigésimo segunda edición de los Premios Iris, el certamen organizado por la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España que cada año premia a los mejores contenidos y profesionales de la televisión. Entre las principales novedades de la gala, destacó la incorporación de plataformas de vídeo bajo demanda como Netflix o Movistar+ al palmarés de premiados, además del regreso de rostros de Mediaset a la ceremonia tras cuatro años de ausencia por el conflicto entre Paolo Vasile (66 años) y la Academia.

Detrás de ambos logros se encuentra la figura de una mujer que en diciembre del año pasado era nombrada Presidenta de la Academia después de 12 años de mandato ininterrumpido de Manuel Campo Vidal (68). Se trata de María Casado (41), cuya candidatura obtuvo el apoyo del 51% del apoyo de los académicos y dio paso a una nueva etapa crucial para el organismo.

Tras su nombramiento, la presentadora de La Mañana de La 1 afrontaba su nueva tarea reconociendo el que será el principal reto para la Academia en la próxima década: "Hay que abrir la Academia a la televisión del siglo XXI", afirmaba. Un desafío que, un año después, se demuestra que Casado y su equipo han afrontado con creces, premiando contenidos que no se emiten en canales tradicionales, como La casa de papel o Hierro.

Además, la directiva liderada por María Casado puede presumir de haber logrado un hito nada sencillo: hacer cambiar de opinión al siempre polémico Paolo Vasile. En 2014 el consejero delegado de Mediaset España le declaraba la guerra a la histórica institución: "La Academia de Televisión no nos representa, nunca nos ha representado", afirmó, anunciando que no volverían a presentar una candidatura a los Iris.

El conflicto entre la Academia y el grupo audiovisual líder en España se extendía hasta la actualidad, pero en los Premios Iris 2019 los acontecimientos dieron un giro: la crítica decidía premiar a Sálvame y el jurado a Toñi Moreno (46). Tanto la presentadora de Mujeres y Hombres y Viceversa como el programa de las tardes de Telecinco -representado por Belén Esteban (46) y Kiko Hernández (43)- estarían presentes en la ceremonia de entrega, marcando un antes y un después en la relación entre Mediaset y la Academia.

María Casado junto a Kiko Hernández y Belén Esteban en los Premios Iris 2019.

María Casado junto a Kiko Hernández y Belén Esteban en los Premios Iris 2019. Gtres

De esta manera, el certamen se ha acercado un poco más al gran público otorgando el que ha sido el primer reconocimiento para Sálvame, un programa que lleva más de una década imbatible en la franja de la tarde. "Sé que a muchos no les gustamos, pero vosotros a nosotros sí. Os invito a nuestra casa", dijo Belén Esteban en su discurso de agradecimiento, realizando toda una declaración de intenciones.

Pese al excelente inicio de María Casado y su equipo en la junta directiva de la Academia, lo cierto es que aún deben afrontar otros desafíos, como modernizar la desfasada imagen de la organización y ponerla a la vanguardia televisiva. Una tarea que quedó patente en el último debate electoral, cuando las redes sociales criticaron la labor de una institución que, como representante de la profesión televisiva en España, debe estar a la altura y suponer un referente de la producción audiovisual.

[Más información: María Casado, protagonista inesperada en los minutos previos al debate electoral]