La surrealista sección de Pedroche sigue generando críticas en redes sociales.

La surrealista sección de Pedroche sigue generando críticas en redes sociales.

Televisión POLÉMICA

Críticas a la sección de Cristina Pedroche en 'El Hormiguero': piden su cancelación

Las redes han sido muy críticas con la nueva sección de la colaboradora, que resta protagonismo a los famosos que visitan el programa.

Noticias relacionadas

El nombre de Cristina Pedroche (31 años) suele estar ligado a la polémica. Cada paso que da la televisiva genera un inmenso ruido en redes sociales y no precisamente para ser alabada. De hecho, las fuertes críticas que recibió tras su debut en El Hormiguero hicieron que la productora decidiera dar un giro a su sección Pedroche y acción y ponerla al frente de Patentes Pedroche, en la que la colaboradora prueba los inventos más disparatados de la historia.

Pero el cambio no ha sido suficiente para los internautas, que continúan acribillando a Pedroche en cada una de sus apariciones en el formato presentado por Pablo Motos (54). Y es que los seguidores del programa consideran que su sección carece de sentido, además de criticar el histrionismo y la sobreactuación que muestra la de Vallecas cada vez que aparece en pantalla.

No es ningún secreto que El Hormiguero no es un programa de entrevistas al uso y que su éxito radica, precisamente, en su apuesta por el entretenimiento. Sin embargo, algunos espectadores consideran que secciones como la de Cristina Pedroche restan interés al espacio y acaban eclipsando a los invitados.

Lo cierto es que en la segunda parte del programa, tras la habitual charla inicial con Motos, las estrellas invitadas suelen pasar a un segundo plano y convertirse en meros testigos de las disparatadas pruebas del espacio de las hormigas, sin apenas margen para intervenir. Da igual si se trata de Will Smith (51) o Antonio Resines (65), el formato no varía su dinámica.

Cristina Pedroche se ha convertido, precisamente, en el máximo exponente de ese surrealismo por el que El Hormiguero parece apostar cada vez más. Las estrellas que visitan a las hormigas de Antena 3, a cambio de promocionarse, deben pasar por la prueba de fuego de ver a los colaboradores haciendo cosas durante prácticamente la mitad de la emisión. Algo que no solo desconcierta a buena parte de la audiencia, también a algunos invitados como Charlize Theron (44), quien tras su paso por el formato en 2012 aseguró haberse sentido "muy confusa".

Bastante más duro fue el actor Jesse Eisenberg (36) a la hora de comentar su visita a El Hormiguero en 2010. El protagonista de La red social llegó a afirmar que el programa está "diseñado para humillar al invitado americano".

Críticas aparte, el espacio de Pablo Motos sigue manteniendo una salud envidiable en la parrilla televisiva y responde de la mejor forma que sabe: cosechando en cada nueva temporada una media de más de 2,5 millones de espectadores y alcanzando el top de lo más visto de la cadena prácticamente cada día. Una fórmula del éxito que, de momento, no parecen estar dispuestos a cambiar.

[Más información: Las redes vuelven a atizar a Cristina Pedroche por su embarazosa nueva sección en 'El Hormiguero']