Pantoja llorando en 'Supervivientes' narrando su abandono.

Pantoja llorando en 'Supervivientes' narrando su abandono. Mediaset

Televisión MINUTOSTV

Telecinco miente: Pantoja abandonó Supervivientes, pero no la dejaron irse, ¡la única verdad!

Mediaset hace ver a JALEOS, categóricamente, que Isabel nunca abandonó Supervivientes ni qué decir intención tuvo: fijaos qué tiquismiquis con los términos. ¡Mentira! La verdad, a un play. ¿Tienen dos minutos?

Noticias relacionadas

Mensaje a mi móvil en hora intempestiva, a eso de la una de la madrugada: "Menuda la que se ha liado, por su madre que se largaba, palabrita del niño Jesús". Si no se ha hecho usted, el que me lee, palomitas, ¡hágalo ya! Está a punto de leer la verdad de una historia preñada de intereses cargados de ceros. Desde que se estrenó Supervivientes nunca había vivido tanta adrenalina, así acumulada sin orden ni concierto, ese veneno que nos corroe sin permiso a los que manejamos información; esa ultima hora peleona, que sabes que provocará alguna ampolla que otra, como la de este jueves en la gala de Supervivientes.

La tensión era mucha, y de nada ha servido la visita en casa que he tenido ni la cerveza edulcorante. Ni la primera ni la novena, tú. ¡Se me ha reactivado ese nervio periodístico! Puede que solo lo entiendan unos pocos. El caso es que el tema ya venía calentándose de antes, de un desmentido a todas luces absurdo. Mediaset hace ver a JALEOS, categóricamente, que Isabel Pantoja (62 años) nunca abandonó Supervivientes ni qué decir intención tiene, fijaos qué tiquismiquis en el término. ¡Mentira! ¡Eso es mentira, cómo os gusta tergiversar! No, claro, amigos míos -porque yo sí os considero y entiendo como colegas, y así me gustaría seguir tratándoos, Mediaset- Pantoja nunca ha pisado terreno español. Claro que no, Telecinco, Isabel no ha abandonado, pero SÍ, SÍ, SÍ, ha querido hacerlo. 

Isabel Pantoja, hundida tras su conato de abandono.

Isabel Pantoja, hundida tras su conato de abandono. Mediaset

Ahí la tienen, con el petate a cuestas, clamando a los dioses del Olimpo que la sacaran de allí, que se quería pirar, que no aguantaba más, que se iría, qué deciros, por tierra, mar y aire. A nado mismo, sin flotador a España. Que estaba harta: "Me quiero ir ya, ya, ya. Firmo la renuncia, me da igual todo. Me voy ya, me da igual mi mente, mi mente, mi mente. Yo quiero irme, me siento encerrada". Esto lo asegura Isabel, con el saco en mano, pidiendo una barca como una descosía. Mediaset, amor mío, Isabel sufre un ataque de ansiedad que la lleva a suplicar su abandono. Repito, ¿me vais a seguir desmintiendo que Pantoja quería irse? Es más, que se fue de hecho y que cogió una barca mar adentro.  

¿De verdad? ¿Me decís que no? Claro, otra cosa es lo que pasara una vez Isabel pisara el hotel. Ahí, ya no manejo información: seguramente hubo una reunión, crucial, clave, unos malabares sentimentales. En los que se le informó a la cantante de, qué cosas, coincidía su colapso con la visita de su hija Isa Pantoja (23): anda, Isabel, no nos fastidies el negocio y el momentazo televisivo. Mira, te prometemos que no vamos a negarte el adiós la semana que viene, pero, Dios, aguanta. Sé valiente. Mirad, yo, que piloto la tele, entiendo que una cadena aguante a su pez gordo ahí, retenido en el anzuelo, pero oye, esto ya es demasiado. 

Una vez retenida la gallina de los huevos de oro, Pantoja, la cadena se relaja e intenta hablar con la protagonista. Isabel, ¿qué pasó? ¿De verdad hace falta esa pregunta? ¿Es que no vieron los vídeos? A la señora le dio un ataque de ansiedad al que el mandamás optó por quitarle importancia: Mira, esta vez ni la llamo. Pantoja, sintiéndose sola, se desahogada con Jorge Javier Vázquez (48). Y tampoco cuenta la verdad, porque yo creo que se la reunió in extemis en Honduras y que atendió varias llamadas tranquilizadoras, cada una por una razón. Los pormenores me los guardo para mí. 

Lo que es más importante es que Pantoja, en su descargue, habla de cómo se siente y de lo que significa la isla para ella. Bueno, no se desahoga como debería porque el término cárcel no lo nombra en ningún momento -alma de Dios, ¿hasta cuándo te va a durar la tontería?-, pero sí hace referencia al centro penitenciario sin nombrarlo: "Donde estoy me recuerda a donde estuve"; "Estuve en un sitio que no pude elegir y me siento mal aquí también, limitada"; "Me siento sin libertad". Eso sí, ha querido cerrar su perorata con un mensaje esperanzador: "No quiero defraudar a nadie". Total, que Isabel se queda, al menos una semana mas. Mediaset, has ganado. Pero no hace falta tirar por tierra a los compañeros, ¿no? ISABEL ABANDONÓ... pero no la dejaron irse. Con esto, a misa. ¡Buen finde a todos! 

Nominados: Mónica, Dakota, Violeta y Fabio

Expulsado para España: Oto Vans

Líder de la semana: Omar Montes

[Más información: Carlos Lozano, ¡deja de humillar a las mujeres! Su desafortunado comentario en Supervivientes]