Belén Esteban junto a Toño Sanchís en montaje JALEOS.

Belén Esteban junto a Toño Sanchís en montaje JALEOS.

Famosos TRAS EL TRIUNFO DE LA COLABORADORA

Los planes de Belén Esteban con la casa de Toño Sanchís tras el desahucio: todos los detalles

Según ha podido confirmar JALEOS, la colaboradora de 'Sálvame' estudia qué hacer con la que ya es legítimamente su propiedad. De entrada, hay alguien muy conocido interesado en ocuparla. 

Noticias relacionadas

Nuevos detalles sobre Belén Esteban (45 años) y esa casa de Toño Sanchís (46) que, legalmente, ya le pertenece, pero de la que aún no puede disponer. Han sido muchas las informaciones que se han vertido sobre ese mediático inmueble; e incluso, se ha llegado a asegurar que sería vendido o, el caso más imposible, que la colaboradora de Sálvame se iría a vivir a esa propiedad cuando Sanchís la desalojase. Sin embargo, nada que ver. Ninguna de esas hipótesis ocurrirá, salvo que el que fuera uno de los representantes más cotizados abandone esas paredes. Eso deberá ocurrir. 

El problema es que, se apunta a JALEOS, ese desahucio todavía no se ha ejecutado y Toño y su familia aún hacen vida en la casa, apurando así los que serán, presumiblemente, sus últimos días en esa propiedad que, según aseguró Esteban hace unos meses, ya dejó de pagar Toño y no asumiría como suya en estos momentos. Pero, ¿qué tiene pensado hacer Esteban? Tal y como ya deslizó en su momento en Sálvame, y ha podido confirmar este medio meses después, "su intención sigue siendo alquilarla". La novedad a la que ha tenido acceso este medio, y que se apunta como primicia, es que ya hay "una persona conocida especialmente interesada". Es más, la televisiva Esteban "ha hablado de un alquiler estimado con esta persona que rondaría los 2.000 euros".  

La colaboradora de 'Sálvame' junto a la fachada de la casa de Toño en montaje JALEOS.

La colaboradora de 'Sálvame' junto a la fachada de la casa de Toño en montaje JALEOS.

Así las cosas, lo que es un hecho es que la de Paracuellos del Jarama ya tiene pensado cómo sacarle rentabilidad a esa casa, ya que lo único que le interesa "es recuperar el dinero que le pertenece y bajo ningún concepto querría entrar en esa casa para otra cosa que no fuera alquilarla". Fue tras la vuelta de sus vacaciones de verano cuando Belén Esteban, como viene siendo tradicional, se sentó en Sábado Deluxe y aclaró en qué punto de encontraba su situación judicial con el que un día fuera su mano derecha y hombre de confianza: "Soy propietaria de la casa de Toño Sanchís desde el 17 de julio. Mi nombre ya figura en las escrituras. Lorena Romero y Toño Sanchís son 'okupas', la casa está a mi nombre. Él ha dejado de pagar la casa once meses antes de que figurara mi nombre". Además, Belén advertía qué es lo que sucederá si no se marchan de la casa: "Si no se van en el mes de septiembre, irá la policía judicial. Los juzgados de Torrejón tienen que dar traslado a los de Majadahonda, pero todo está en trámite ya".

Lo cierto es que desde que Esteban desvelara que ella es la propietaria de la casa, muchas han sido las 'provocaciones' que, en opinión del entorno de Belén, Sanchís ha llevado a cabo. Sin ir más lejos, hace unos días se publicó que el representante estaba utilizando la que fuera su casa para fines publicitarios. Sea como fuere, una de las últimas publicaciones de Sanchís daba a entender que no todo serían malas noticias para él y siempre tan buenas para Belén.

Él mismo se encargaba de ponerla en sobreaviso a través de una publicación de Instagram, en donde decía que esperaba el lunes con buenas noticias y que el tiempo ponía a cada uno en su lugar. Todas las redes supieron enseguida que este mensaje iba dirigido a Belén Esteban. Eso sí, más allá de esta publicación, Toño continúa con su cruzada contra Mediaset, haciendo públicas en su Twitter las informaciones que hablan de una bajada de audiencia en cualquiera de sus programas, sobre todo de Sálvame

Lorena y su cruzada contra Telecinco

Toño Sanchís y su mujer Loreno Romero durante un acto público.

Toño Sanchís y su mujer Loreno Romero durante un acto público. Gtres

Fue el pasado mes de marzo cuando saltaba la noticia: la mujer de Toño Sanchís, Lorena, interponía una demanda contra la cadena Mediaset en la que le reclamaba 600.000 euros -casualmente, la misma cantidad que le reclama Belén Esteban- por presunta vulneración del honor y la intimidad, tanto de su persona como de sus propios hijos. Este reclamo por parte de la mujer del otroro exitoso representante llegaba después de que su casa saliese a subasta por orden judicial con el objetivo de saldar la deuda que tenía con Esteban, siendo comprada por una persona anónima que realizó una puja de 376.000 euros por ella. 

Y, en ese arduo proceso, defendía la demandante que la radiación de la subasta en los medios de comunicación, así como la presencia incesante de cámaras de televisión en su domicilio, supusieron un menoscabo. A esta causa judicial también se habría sumado la Fiscalia de Menores, que habría exigido al canal que no se hable y aparezca la imagen de los hijos de la pareja.

[Más información: Fran Álvarez, contra Belén Esteban: "Ahora no voy a firmar la nulidad porque no me da la gana"]