Nuevo revés para Kiko Hernández: quiebra la Quinta de los Rosales por problemas con Hacienda

Nuevo revés para Kiko Hernández: quiebra la Quinta de los Rosales por problemas con Hacienda

Famosos EXCLUSIVA

Quiebra la finca donde Kiko Hernández oficiaba bodas civiles

El colaborador de 'Sálvame' ofició muchas de las bodas que se celebraron en el municipio toledano, que cerró sus puertas el pasado mes de noviembre.

Noticias relacionadas

Kiko Hernández (42 años) es uno de los colaboradores más polifacéticos de Sálvame. Si bien es cierto que, además de su trabajo como tertuliano, ahora, como adelantó JALEOS, también se ha iniciado en el mundo del cine, no todo le sonríe en el ámbito laboral. Durante los fines de semana, y hasta principios del pasado 2018, estuvo trabajando oficiando bodas en La Quinta de los Rosales, ubicada en Yunclillos, un pequeño municipio de Toledo. Comenzó a colaborar allí gracias al éxito que tuvo cuando este presentó Las Bodas de Sálvame en el año 2013. Cabe añadir, además, que en la Quinta también ejerció la función de director de comunicación y marketing.

Esta finca, la cual cobró una gran popularidad gracias a la difusión televisiva de Hernández, ha cerrado sus puertas de forma definitiva. Y lo ha hecho sin hacer ruido. Tal y como ha podido conocer este medio, fue a principios del pasado mes de noviembre cuando se dejaron de celebrar bodas y comuniones. Según cuenta un extrabajador del lugar, "los problemas y las deudas con Hacienda venían desde hace tiempo, pero no ha sido hasta noviembre, cuando debido a reiteradas inspecciones, se tuvo que cerrar la empresa. Incluso uno de los dueños tuvo que irse porque no pagaba a los trabajadores".

Kiko Hernández oficiando una boda en La Quinta de los Rosales

Kiko Hernández oficiando una boda en La Quinta de los Rosales

Ni rastro de su página web, y poca o nula la sido la explicación por parte de la directiva sobre el cierre, en el que se han visto afectadas más de 50 parejas. Este periódico ha podido hablar con Maite, una de las afectadas por el sorprendente cierre: "Hice la reserva hace más de un año, y en noviembre nos mandaron un correo electrónico a todos para avisarnos de que ya no podríamos celebrar la boda allí. Dejamos una señal de 500 euros y nadie nos lo devolvía, incluso hicimos un grupo de Whatsapp con gente que estaba en la misma situación". Ninguno de los 100 afectados tomaron medidas legales, ya que finalmente devolvieron el dinero a cada uno de ellos. Eso sí, sin dar más explicaciones. 

La joven asegura que la empresa funcionaba muy bien, ya que para reservar un día para casarse, debía hacerse con muchos meses de antelación. El recinto siempre estaba lleno de gente. Además, afirma que "la presencia de Kiko Hernández allí era determinante y muchos querían hacer esa boda falsa porque la oficiaba él". La explicación de la quiebra no es otra que las altas deudas con Hacienda, a las que finalmente no pudieron hacer frente. También debían dinero a algunos de sus trabajadores, que, según cuenta una de ellas, "salían corriendo cada vez que llegaba una inspección". 

El sueldo que cobró Kiko Hernández por casar parejas

Kiko Hernández en una imagen de archivo

Kiko Hernández en una imagen de archivo Gtres

No todo el mundo puede 'presumir' de haber casado a parejas. Kiko Hernández sí. Poco después de presentar Las Bodas de Sálvame en el año 2013, siguió oficiando bodas en La Quinta de los Rosales. Aunque a nivel legal no tienen ninguna validez, son muchos los que pagan un dinero extra para recordar el día de mañana que uno de los colaboradores de televisión más conocidos les dio el 'sí, quiero' en un día de lo más especial.

Tomaba el micrófono, y procedía a la liturgia habitual para el casamiento. Pero todo aquel que quería contar con sus servicios como maestro de ceremonias, debía pagar más que si les casaba cualquier otra persona anónima. Según informó en su día la periodista Beatriz Cortázar, Hernández cobraba por un oficio la cantidad de 700 euros. Unos ingresos de los que ya no dispondrá en la actualidad. 

Una finca con encanto

La Finca Quinta de los Rosales

La Finca Quinta de los Rosales Gtres

El reciento era lugar elegante, cuya esencia siempre ha sido, o así lo manifiestan los que por allí han pasado, el trato cercano del personal dentro del lujo y la decoración con la que cuenta el lugar. Sus rincones llenos de encanto son perfectos para la celebración de una boda o una comunión. Sus exteriores daban al público una sensación mágica, al igual que sus amplios salones exclusivos. Además, el baile y la barra libre podían realizarse en el mismo recinto, puesto que dispone de discotecas privadas.

Desde una ceremonia civil exclusiva, una suelta de palomas, hasta la despedida de soltero junto a familiares y amigos. Pero uno de los puntos fuertes de Quinta los Rosales ha sido, sin duda, la cocina propia que esta ofrecía. Cabe añadir, además, que dentro de sus servicios se incluían espectaculares limusina, calesa para llegar al salón principal, discoteca, y mucho más.

[Más información: Kiko Hernández se estrena como actor interpretando a un cura: tenemos el vídeo]