Carlos Torretta y Marta Ortega.

Carlos Torretta y Marta Ortega. Gtres

Famosos 'SÍ, QUIERO'

La historia de amor de la novia más rica de Europa, heredera de Zara, con Carlos Torretta

Marta Ortega (34 años), heredera del imperio Zara, y Carlos Torretta (33), hijo del diseñador Roberto Torretta (68), se darán el 'sí, quiero' este viernes 16 de noviembre en la intimidad de su casa familiar, La Dársena, en A Coruña. El encargado de oficializar el matrimonio será el notario Francisco Manuel Ordóñez, íntimo amigo de Amancio Ortega (82), dueño del conglomerado empresarial Inditex.

Inmediatamente después comenzarán dos días de fiesta. Primero, justo tras la firma, agasajarán a sus invitados con un cóctel y una cena en el Real Club Náutico y el día después, el sábado 17, tendrá lugar la gran celebración que tendrá lugar en el Centro Hípico Casas Novas, espacio muy conocido y concurrido por el futuro matrimonio en sus casi tres años de relación.

Carlos Torretta y Marta Ortega en Barcelona.

Carlos Torretta y Marta Ortega en Barcelona. Gtres

La historia de amor entre Marta Ortega y Carlos Torretta

Son muchos los secretos que esconde la heredera del imperio textil más importante de España. Discreta, prudente y celosa de su vida privada, la hija pequeña del sexto hombre más rico del mundo se casa en segundas nupcias con el empresario y cabeza pensante de The Society Management, una prestigiosa agencia internacional de modelos.

Con la venia de Harry de Inglaterra (33) y Meghan Markle (36), quienes se presumían los novios del año, los duques de Sussex tendrán que conformarse con ser el matrimonio más 'real', pero no el más rico. Marta, la novia más rica de Europa, es una de las tres herederas de la fortuna de 57.000 millones de euros que cosecha Amancio Ortega.

La chispa del amor entre Carlos y Marta no pudo nacer sino entre moda. En enero de 2016, Eugenia Silva (42) celebraba la fiesta de su 40 cumpleaños en las instalaciones del Museo del Traje Madrid; y entre históricos vestidos hubo un cruce de miradas. Aquello los llevó a intercambiar una serie de mensajes que posteriormente se tornaron en citas. Siempre alejados voluntariamente del foco mediático y llevando sus encuentros hasta el extremo de la discreción, su amor iba creciendo. Cuatro meses más tarde harían su primera aparición como pareja en el Madrid Longines Global Champions Tour de la Casa de Campo, el circuito hípico internacional más exclusivo del mundo. 

Pero para conocer las circunstancias más íntimas de la vida de Marta Ortega antes hay que bucear en las de su padre, Amancio, quien se dio el 'sí, quiero', con su primera esposa, Rosalía Mera en 1966. Fue precisamente con ella con quien puso el primer ladrillo del que hoy es uno de los grandes titanes españoles a nivel global en el sector de la moda: Inditex. Fruto de su matrimonio nacieron dos hijos: Sandra (49), cuya fortuna se eleva hoy hasta los 7.000 millones de euros (y sumando) y Marcos.

Sandra Ortega Mera durante el funeral de su madre, Rosalía.

Sandra Ortega Mera durante el funeral de su madre, Rosalía. Gtres

Aquella relación se disolvió tras veinte años juntos; y Amancio Ortega encontró su razón de amor en quien en estos días aún es su esposa. En 2001 se casaba con Flora Pérez, madre de su benjamina, Marta, su debilidad y quien decidía seguir los pasos de 'papá' en la empresa familiar. No le preparó Amancio un camino de rosas para su ascenso hasta la cúpula.

El funcionamiento y la política de Inditex tiene como base "empezar desde abajo", al igual que hiciera el empresario en su día. Este periódico ha podido saber que mientras Marta vivía en Londres, entre los años 2006 y 2009, trabajaba como dependienta en el primer Bershka que abría sus puertas en la céntrica Oxford Street. Nadie la reconocía. Podría tratarse de una más de las tantas españolas -y españoles- que pone rumbo a Londres para perfeccionar su inglés y se protege temporal y laboralmente bajo el paraguas de Amancio

En este sentido, es voz pópuli que el CEO de Inditex da prioridad a currículos de personas gallegas y españolas -en ese orden- para acceder a los puestos vacantes de su empresa. Marta, que vivía entonces en una espectacular casa victoriana del centro de la City, "se iba de compras y pagaba en sus propias tiendas. Es curioso porque ella combinaba a la perfección un buen bolso de Hermès con un vestido de Zara. Y por supuesto igual que pagaba en un sitio, lo hacía en el otro", desliza una fuente a este medio.

La relación de Marta Ortega con su padre

Sorpresa para Amancio Ortega en su 80 cumpleaños

La relación entre Marta y su progenitor es tremendamente especial. Amancio la ve como su 'ojito derecho', algo que la futura 'señora de Torretta' no duda en devolverle en todas las formas posibles. Tanto es así que su primer y único hijo, fruto de su relación con el jinete Sergio Álvarez-Moya (33), lleva por nombre Amancio (5).

Como anécdota, en abril de 2016, el padre de Marta cumplía la redonda cifra de 80 años. Con secretismo, ocultismo y extremo cuidado, su pequeña preparaba una sorpresa en su honor en las oficinas centrales de Inditex en Arteixo, "donde nace todo". El emotivo vídeo recoge la llegada de Amancio, como cada día, a su puesto de trabajo, quien ante la impresión y los vítores de sus trabajadores, rompía a llorar como un niño.

Su primera boda junto a Sergio Álvarez-Moya

Marta Ortega y su padre y padrino de boda, Amancio Ortega.

Marta Ortega y su padre y padrino de boda, Amancio Ortega. Gtres

En febrero de 2012, el Pazo del Drozo, propiedad de los Ortega erigida en el municipio coruñés de Cambre, acogía la que era la boda del año en España. Marta, hija de uno de los hombres más ricos del mundo, se casaba con el jinete Sergio Álvarez-Moya. 200 invitados accedían escoltados hasta el interior de la parroquia de San Juan de Anceis para la que pareciera una boda real, pues aunque la vigilancia era privada, también la Policía Nacional trabajó aquel día en pos de evitar incidencias. De su relación con Sergio nació su primer y único hijo, Amacio Álvarez Ortega. Dos años después de su boda, la pareja decidía poner fin a su relación.

Ahora Marta mira al frente y fija su objetivo en un nuevo horizonte vital junto al hijo del diseñador hispano-argentino, habitual de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. A raíz de su conexión directa y familiar con la moda, es inevitable fantasear con el secreto mejor guardado: ¿Recurrirá Marta a Roberto Torretta, su suegro, para que cree su vestido de novia definitivo? ¿Confiará en las mentes pensantes del grupo Inditex o lo apostará todo a Narciso Rodríguez como ya hiciera en su primer enlace?

[Más información: Marta Ortega despliega su faceta más tierna junto a su hijo y Carlos Torretta]