Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart.

Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart. EFE

Famosos DERROCHE DE AMOR Y ELEGANCIA

Fotografías oficiales de la boda de Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart

Noticias relacionadas

Fernando Fitz-James Stuart (28 años) y Sofía Palazuelo (27) contrajeron matrimonio este sábado en el Palacio de Liria en una ceremonia donde se reunió lo más selecto de la alta sociedad, entre los que destacaba la reina Sofía (79) y la familia de los Alba al completo. 

Una boda donde se derrochó amor y elegancia y de la que que ya hay fotografías oficiales. En concreto, son imágenes que ha compartido la casa de los Alba a través de la agencia EFE donde se pueden observar los detalles más íntimos de la ceremonia. 

Sobre una larga escalinata, Sofía Palazuelo posa con el diseño de Teresa Palazuelo (su tía), en el que prima la sencillez y una larga cola que cae sobre los escalones tapados con una alfombra verde y granate que acrecienta el aspecto señorial de la imagen.

Agarrado a su brazo aparece un serio Fernando Fitz-James Stuart con el uniforme de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla y el casco sobre la mano derecha. 

Fotografía oficial de la boda de Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo.

Fotografía oficial de la boda de Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo.

El vestido de la joven causó auténtica sensación el día de la ceremonia: completamente blanco, con cuello en pico, manga corta y prácticamente recto salvo por una ligera curva en la zona de la cintura.

Su sencillez combinado con la elegancia de la novia fue una apuesta ganadora que recibió numerosos elogios por parte de la prensa y de los más de 700 invitados al enlace. 

Las otras imágenes de la ceremonia han querido recoger esos pequeños momentos de una boda que, aunque puedan pasar desapercibidos, son la mejor muestra de la felicidad que se respira en estas ocasiones: miradas cómplices y risas escondidas en uno de los días más importantes de la pareja. 

Así, en otras de las fotografías se puede ver a una Sofía Palazuelo risueña mirando al suelo mientras Fernando dirige la mirada al frente sin soltar el brazo de la que a partir de ese día será su esposa.

En esta fotografía, además de apreciar más de cerca el ramo de flores de la novia en el que predominaba el verde, se puede observar con más detalle el traje del novio.

Fotografía oficial de la boda.

Fotografía oficial de la boda. EFE.

Con su característico rojo con las rayas doradas bordadas en el pecho, es un uniforme que ya vistió su padre y otros miembros de su familia en ceremonias de este tipo. Aunque lleva un casco que forma parte del traje, durante la mayor parte del enlace el joven novio prefirió llevarlo en la mano derecha. 

En las imágenes captadas durante esta jornada se puede observar, además, el momento del intercambio de los anillos. Con la mirada atenta en la mano de su esposa, Fernando coloca con delicadeza la alianza en el dedo anular de la mano izquierda. 

Fotografía de la boda.

Fotografía de la boda. EFE.

Para dar un mayor protagonismo a este momento y aumentar el aspecto idílico de esta ocasión, la fotografía ha sido tomada de tal forma que los rayos de luz incidan sobre los novios como si de un filtro de Instagram se tratara. 

Pero si hay una imagen que llamó la atención y que destacó sobre el resto fue la de la reina Sofía en compañía del duque de Alba y del hermano del novio, Carlos Fitz-James Stuart Solís (26). La relación entre la Familia Real y los familiares de la duquesa de Alba se remonta décadas atrás, por lo que no extrañó la presencia de la emérita en la ceremonia. 

Días antes del enlace se había especulado que la Casa Real enviaría a la infanta Elena en representación de Zarzuela, pero finalmente ha sido la madre de Felipe VI (50) la encargada de acudir a esta boda. Lo cierto es que la duquesa de Alba fue una de las primeras personas que conoció Sofía tras llegar a España, y la persona encargada de introducirla en los usos y costumbres de la corte española de ese momento. 

Fotografía de la boda.

Fotografía de la boda.

Para la ocasión la reina escogió un traje verde pistacho, uno de sus colores favoritos, con discretos estampados florales en tonos blancos y elaborado en seda. De manga larga y cerrado con botones grandes, fue un conjunto llamativo a la par que elegante que continuó el estilo ya más que consolidado de la monarca. 

[Más información: Todo lo que no se vio de la boda de Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo, en vídeo]