Nagore Robles, feliz en su cocina.

Nagore Robles, feliz en su cocina.

Famosos EN SU HOGAR

Así es la casa de revista de Nagore Robles: tonos tierra, "limpita" y enigmática

La colaboradora de televisión ha recibido a sus compañeros de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition' en su hogar. Reinaba el color blanco, las figuras de porcelana y unos cuadros muy misteriosos.

"Nagore Robles (35 años) tiene la casa que me imaginaba que tendría", fueron las palabras de Ivonne Reyes (50) nada más entrar en el hogar de la colaboradora. La de Basauri era la anfitriona en el último programa de Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition y no defraudó. De hecho, ganó el programa.

Nada más llegar a la entrada de su casa se intuye la personalidad de Nagore y es que su puerta principal es de color azul eléctrico. Sin embargo, su interior es mucho más pulcro y menos llamativo. El piso en su totalidad está teñido por tonos blancos o beige lo que irradia calma y limpieza. "Mi casa es blanquita y muy limpita, que no me toquen nada", decía la propia vasca.

Sin duda se aprecia el orden que rige en el hogar, pero también tiene varios puntos enigmáticostres figuras de porcelana que representan a tres personalidades asiáticas -cultura que tanto Nagore como Sandra Barneda (42) adoran- en la mesa del salón y otros en las escaleras; unos cuadros de caras bastante misteriosos, sobre todo los rostros del dormitorio que representan a dos mujeres perfectas; así como un extraño símbolo pegado en la nevera.

Lo que más ha impresionado a los comensales invitados ha sido la terraza. Es amplia y con unas vistas espectaculares del barrio que le rodea. Con sofás y cojines que han maravillado a todos. No obstante, el momento de mayor diversión lo han pasado en el salón jugando al karaoke, otra de las pasiones de la anfitriona.

Ivonne y Miguel Temprano han curioseado por su dormitorio. Allí han encontrado sus fotos de la infancia y el libro de Sandra Barneda en su mesilla. Además, se han enamorado del pasillo de la casa y de la habitación en suite que tiene. Las obras de arte también copan diferentes rincones del cuarto y del salón.

Nagore se ha ganado a los comensales con unos platos de nombre Viejo verde, que era básicamente un gazpacho compuesto por verduras verdes, y un plato principal llamado Salvaje vasco, en el que la protagonista era una lubina.

[Más información: Nagore, sobre el inicio de su relación con Sandra Barneda: "Estábamos atemorizadas"]