Penélope Cruz, contra las 'fake news': Siempre hago prensa en España

Penélope Cruz, contra las 'fake news': "Siempre hago prensa en España"

Famosos TELEVISIÓN

Penélope Cruz, contra las 'fake news': "Siempre hago prensa en España"

La actriz acudió a ‘El Hormiguero’ para promocionar su nueva película, ‘Todos lo saben’.

Con varios minutos de retraso, y con una pausa nada más comenzar el programa, El Hormiguero inauguraba su temporada número 13 en Antena 3. Y lo hacía con una madrina de excepción, Penélope Cruz (44), actualmente en España por la promoción de la película Todos lo saben, dirigida por Asghar Farhadi y en la que comparte protagonismo junto a Ricardo Darín (61) y Javier Bardem (49).

La entrevista realizada por Pablo Motos comenzó reivindicativa, y en contra de las fake news. Recordemos que unos días atrás, el diario La Razón publicó una “entrevista imaginaria” a la actriz, en la que se decía que iba a lanzar una colección de joyas sintéticas en forma de lazo amarillo para venderlas en Catalunya, o que en casa los asuntos de política los lleva su pareja, Javier Bardem.

“Siempre he decidido no defenderme, me habré equivocado”

Esta entrevista, que no ocultaba ser inventada, fue dada por cierta por muchos internautas, y de manera excepcional Penélope mandó un comunicado anunciando que era una ficción y que ella jamás dijo nada. Por ello, durante su paso por El Hormiguero, Cruz ha alzado la voz contra las noticias falsas que se leen en las redes.

“No he venido a quejarme, porque tú y yo somos unos privilegiados”, avanzó Penélope al presentador, pero aprovechó para decir que ella pide a los diarios que tengan un alto contenido de veracidad, a la vez que se preguntaba cuánto tiempo debía una persona como ella dedicar a desmentir todo lo que se dice de ella que es incierto.

Las mentiras que se han dicho de ella

Por poner otros ejemplos de informaciones inciertas, Penélope recordó cuando se dijo que habían cerrado una planta de hospital para dar a luz, o que no suele dar entrevistas en España. “Siempre he hecho prensa en España, siempre”, reivindicaba, a la vez que se preguntaba si se ha equivocado por no defenderse de manera habitual a los ataques. Informaciones que dijo que le afectan más que como personaje público como madre. “Hay que parar esto”, pidió.

Pese a todo, Penélope explicó que desde joven aprendió que no puede creerse nada de lo que diga el público, ni para bien ni para mal, y se remontó a sus 17 años y al estreno de Jamón, Jamón y Belle Époque, en la que la gente la adoraba e insultaba por la calle en cuestión de minutos.

No quiere forzar el trabajar con Bardem

Sobre la película, Penélope explicó que su papel, Laura, es un personaje muy difícil, “muy duro, aunque tiene un oasis de alegría. Tanto se metió en la piel de esta mujer que en uno de los días de rodaje necesitó una ambulancia. “No lo conté en plan víctima”, dijo ruborizada, para aclarar que tras rodar una escena de un ataque de ansiedad acabó hiperventilando, con una subida de azúcar en sangre y con una bajada de tensión.

En el largometraje coincide una vez más con su pareja, Javier Bardem, ante las cámaras, y admite que siempre ha sido una experiencia buena, pero que igual a veces es mejor separar los trabajos y el amor. “No lo vemos como algo que queramos hacer muy seguido, no hay que forzarlo.

Otro de los puntos de su trayectoria reciente que se trató fue la serie de American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace, en la que interpretó a Donatella Versace (63). Al conocer a la diseñadora, Penélope la llamó cuando le ofrecieron el papel, un poco para obtener su bendición. Y la italiana le dijo que “si tiene que hacerlo alguien, que seas tú”.

La placa al revés de su Óscar

Por otro lado, la invitada se sometió a un ‘Test de Pe-rsonalidad’ que le hicieron las hormigas Trancas y Barrancas. Y las marionetas consiguieron que contase que su Óscar tiene puesta su placa está al revés, porque la pegó su padre sin llevar puestas las gafas. Además, confesó que alguna vez estando en España ha dicho que no podía quedar con algún amigo diciendo que está en Estados Unidos como coartada, y que tiene un vecino informático al que están llamando constantemente cada vez que algo en casa deja de funcionar. “¿Y si te dice él un día ‘oye, ven a casa y hazme una actuación que tengo visita?” le preguntaron las hormigas. “Pues lo tendré que hacer”, respondió Cruz.