La jueza Alaya en la conferencia de este martes.

La jueza Alaya en la conferencia de este martes.

Famosos IMAGEN CHOCANTE

'Operación Alaya': la jueza que luce perfecta y sin una arruga a los 54 años

La magistrada se ha vuelto famosa en nuestro país gracias a su trabajo al frente del caso de los ERE y su espectacular aspecto. 

Mercedes Alaya (54 años), famosa en nuestro país por su trabajo al frente del caso de los ERE en Andalucía, puede presumir de pertenecer a ese reducido grupo de personajes por quienes la edad no pasa, como Jordi Hurtado (60).

Un breve repaso a la hemeroteca es suficiente para comprobar que en todos estos años que la jueza ha realizado el paseillo desde el taxi hasta la entrada de los juzgados en su rostro no aparece ni una sola arruga y lo único que cambia es su vestimenta, siempre tan elegante y al último hito de la moda. 

Prueba de ello su última imagen pública este martes en una conferencia sobre la justicia. La magistrada aparecía con un conjunto claro, con tonos blancos y elementos florales en color rojo que destaca su tez pálida y brillante, sin una sola arruga o imperfección en el rostro.

La jueza Alaya en su última imagen pública.

La jueza Alaya en su última imagen pública. Gtres.

Al igual que en otras ocasiones, lucía su larga melena ondulada suelta y cayendo por sus hombros. El pelo era el marco perfecto para su cara delgada, con los pómulos prominentes y sus ojos claros saltones.

Lo cierto es que su aspecto y su popularidad no pasó desapercibido por los medios cuando empezó a hacerse conocida, y ya entonces la calificaron como la "jueza estrella", a pesar de que ella ha comentado en varias ocasiones que no disfruta de ser tan mediática. Todo lo contrario, esta popularidad la "horroriza". 

La jueza Alaya en 2013.

La jueza Alaya en 2013. Gtres.

Y es que a su impecable imagen, siempre elegantemente vestida y con vestidos que marcan su espectacular figura, se une su profesionalidad en todos los procesos judiciales. Pasea guapa y hermética entre los flashes que la esperan a la entrada del juzgado sin conceder ni una entrevista ni una mirada. 

Eso sí, es consciente de que para lucir bella no hace falta derrochar grandes cantidades de dinero, y es que los modelos que tantas alabanzas le merecen están firmados por Zara y Mango, entre otros.

Como complementos invariables a lo largo de estos años, es habitual verla sobre unos stilettos de aguja y punta fina, un bolso de buena piel y su maleta trolley a cuestas. 

Pero esta belleza no es nada nuevo. Según ha trascendido a los medios, ya cuando era joven era conocida como la muñeca de porcelana (a lo que contribuían sus finas facciones y su tez pálida).

Casada y con cuatro hijos

Al lado de la jueza Alaya se encuentra Jorge Castro, un consultor sevillano con el que mantiene una relación desde hace más de tres décadas. Juntos han tenido cuatro hijos, la mayor de 33 años y la menor de 13. No obstante, ella ya ha comentado que le habría gustado adoptar a una en China para completar su familia. 

La familia se encuentra muy unida, y siempre han sido un apoyo fundamental. Como cuando la magistrada tuvo que hacer frente a uno de sus momentos más duros: la muerte de su hermano a los 34 años en un accidente de moto.

La jueza Alaya cuando renovó sus votos junto a su marido.

La jueza Alaya cuando renovó sus votos junto a su marido. Gtres.

Al igual que los años no han hecho mella en la sevillana, tampoco ha afectado al amor que siente la pareja. Así, en 2014 renovaron los votos en una ceremonia sevillana donde no faltaron los familiares, amigos más cercanos y algún que otro medio que no se quiso perder este momento. 

Sin embargo, ninguno de los dos es dado a hablar de su vida privada y siempre han sido muy escuetos en las declaraciones que han ofrecido a los medios. 

[Más información: Alaya, la jueza tímida que ya no se calla]