Kiko Rivera no está atravesando su mejor momento.

Kiko Rivera no está atravesando su mejor momento. Gtres.

Famosos UN MAL MOMENTO

El desastre económico al que se enfrenta Kiko Rivera tras suspender su gira

Los problemas financieros del Dj se agravan con la enfermedad, y es que a su deuda con Hacienda se suman las posibles indemnizaciones a los empresarios que le habían contratado. 

Una vez más se han confirmado las sospechas que hacían presagiar un triste desenlace para el nuevo proyecto de Kiko Rivera (34 años), que incluso consiguió arrancar un baile a Isabel Pantoja (61) en una conocida sala de Sevilla. El pasado jueves, el hijo de la tonadillera comunicaba a través de su Instagram que se retiraba de los escenarios a causa de una fuerte depresión. Un nuevo y duro varapalo que ha hecho tambalear de nuevo los cimientos de Cantora.

Parece ser que el menor de los hermanos Rivera no podrá cumplir, por el momento, uno de los propósitos que tenía para este año: terminar de saldar parte de la deuda que mantiene con Hacienda (250.000 euros aproximadamente) y que, según miembros cercanos a su entorno, sería uno de los causantes de esta grave enfermedad.

Irene Rosales, preocupada por Kiko Rivera JALEOS

Lejos han quedado los cachés de 8.000 euros que el artista ha percibido en muchas ocasiones por pinchar música en conocidas discotecas, sustituidas en la actualidad por cifras bastante más bajas (a veces incluso no llegan a la mitad). En concreto, el caché de cada actuación de la gira suspendida ronda los 4.500 euros por actuación en solitario y 6.000 euros junto a su banda. 

Cantidades con las que el montante de pérdidas ascendería en torno a los 50.000 euros. Dinero que finalmente no podrá destinar para hacer frente a su deuda. 

Grandes indemnizaciones

Además de no poder hacer frente a su deuda con Hacienda, Kiko Rivera podría tener graves problemas con los empresarios que tienen contratados sus servicios desde hace tiempo. Una depresión es motivo más que suficiente para la cancelación de una actuación, pero siempre y cuando sea comunicado en primer lugar al empresario contratante, antes que al resto de personas que puedan verse afectadas por dicha cancelación. Situación que en este caso no se ha cumplido y que podrían hacer que el artista se enfrentara a grandes indemnizaciones económicas en función del número de entradas vendidas hasta la fecha por parte de la sala, además de la devolución de la cantidad estipulada por su mánager para cerrar la fecha del concierto.

JALEOS ha hablado con uno de los empresarios damnificados, quien no ha dudado en mostrar su molestia con este tema.

"Aún nadie se ha puesto en contacto conmigo para hacerme saber que se suspende el concierto que contraté hace unos meses, solo he podido leer el comunicado que Kiko Rivera hizo público el jueves pasado en Instagram. Pero a día de hoy nadie me ha llamado para confirmarme nada", desvela a este periódico el empresario.

El contratante quiere dejar claro que cree "que los empresarios deberíamos de haber sido informados en el mismo momento que el Ayuntamiento de Güímar para tener tiempo de maniobra y buscar soluciones. Se podrían haber evitado muchos problemas innecesarios que hemos tenido a causa de la suspensión de la gira", explicaba. 

La "verdadera" causa de la supuesta depresión

Aunque la familia no ha querido dar ninguna declaración al respecto haciendo cumplir el deseo expreso de Isabel Pantoja, este medio se ha puesto en contacto con el entorno más cercano del Dj para conocer más de cerca el motivo real por el que el hijo de la tonadillera esta inmerso en esta depresión. "Yo creo que más que un tema de presión mediática como apuntó Henry, se trata de un incumplimiento de los plazos establecidos para pagar Hacienda", comenta una persona del círculo más cercano del clan.

Exclusiva a la vista

Para tratar de encontrar una solución a este problema, Isabel Pantoja, como cualquier madre hubiese hecho con su hijo, no ha dudado ni un segundo en buscar un remedio a todos los problemas de su pequeño.

La tonadillera ha barajado una posibilidad que hace unos meses ni se la planteaba, pero que dada la situación no le ha quedado más remedio: vender un posado veraniego en su publicación de cabecera junto al mayor de sus retoños a cambio de una gran cifra económica.

Kiko Rivera e Isabel Pantoja en una imagen de archivo.

Kiko Rivera e Isabel Pantoja en una imagen de archivo. Gtres.

El dinero recaudado permitiría ayudar a sufragar los gastos que tiene el Dj. Aunque está todo en el aire y aún no se ha cerrado nada.

[Más información: ¡Qué malo es trabajar! Kiko Rivera, cada vez que tienes tajo, te pones malo]