Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez en Marbella.

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez en Marbella. Gtres

Famosos 24 PRIMAVERAS

El fin de semana de lujo de Georgina y Cristiano: sabemos lo que han hecho y lo que les ha costado

La pareja ha viajado hasta Marbella donde se ha alojado en una habitación de 2.000 euros la noche. 

El delantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo (32) quiso dar una sorpresa a su novia Georgina Rodríguez (24) para festejar su cumpleaños regalándole un viaje a por todo lo alto en Marbella. Pero la meteorología les jugó una mala pasada a la pareja, ya que eligieron para el festín el fin de semana del año donde la ciudad costasoleña registraba un temporal de viento de rachas de casi 100 kilómetros por hora. Así que la pareja apenas pudo disfrutar de su ocio.

JALEOS ha seguido de cerca a la pareja que llegó el sábado al aeropuerto privado de Málaga en el jet del deportista. Ronaldo, tras su partido contra el Valencia, recogió a Georgina en Madrid y pusieron rumbo a "la ciudad del Canto sin dueño" para darle color a los 24 abriles de la madrileña.

Nunca ha sido habitual ver a Ronaldo en Marbella. En muchos foros se preguntan por qué el jugador portugués eligió para este festejo esta ciudad. Pues bien EL ESPAÑOL ha sabido que los dueños de Marbella Club la familia iraquí encabezada por Daniel Shamoon, que son los mismos que alquilan el millonario yate de vacaciones a Cristiano Ronaldo en verano, les habían invitado en numerosas ocasiones a las lujosas villas del hotel más espectacular de Marbella, del que son propietarios. Así que Cristiano decidió llevar a su chica a este suntuoso reducto donde ha dormido la aristocracia de media europa y cuesta su cama 1.910 euros por noche.

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez celebrando el cumpleaños de ella.

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez celebrando el cumpleaños de ella. Gtres

Noche imitando a Beckham en el restaurante de Robert de Niro

Tras descansar a su llegada en el sosegado Marbella Club, la pareja se dirigió a uno de los emplazamientos gastronómicos de moda: el restaurante Nobu en plena Milla de oro. Este recinto que es la apuesta más reciente del actor americano Rober de Niro (74) ofrece a su clientela puro lujo en el paladar. El artista y su socio, Nobu Matsuhisa, abrieron en la Plaza de Puente Romano de Marbella un lugar donde Ronaldo y su novia no quisieron perderse el miso de bacalao negro recién llegado de Alaska o la tempura de gambas con salsa picante.

La pareja son adictos a la comida japonesa acompañada de un buen sake. Otro de los futbolistas que vistió la camiseta blanca, que incluso en Japón se atrevió a decir que había comido el mejor sushi en Puente Romano, fue David Beckham (42) que acudía con Victoria Beckham (43)  asiduamente a deleitarse con la comida nipona. Georgina dijo que el sitio le había encantado y pensaba volver.

Tarta de yema, limón y chocolate

A pesar del relax y el buen masaje que Georgina Rodríguez recibió en el spa del recinto hotelero, el domingo no se levantó de muy buen humor y mostró su mal genio con los periodistas que acudieron a los jardines donde almorzó con su prometido. Ni más ni menos que el santa santorum de la gastronomía y diseño en Marbella: El Trocadero Arena. Cuando algún reportero le preguntó Georgina ¿Estás feliz? ¿Qué te han regalado?, ella se limitaba a taparse con un bolso negro la cara y con muy "malas pulgas" apretar los labios, sin tener ni una palabra para los que la fotografiaban.

En el interior del restaurante, la ex dependienta, cambio su actitud. Se da el caso que dentro del salón estaba también comiendo el mítico jugador de tenis Manolo Santana (79) y tanto Cristiano como ella departieron con el tenista al que admiran. Después se sentaron en uno de los ventanales donde las palmeras doblaban sus hojas con el vendaval. Comieron, según ha sabido JALEOS, gambas, almejas, y jarrete de ternera.

Georgina con sus globos de cumpleaños.

Georgina con sus globos de cumpleaños. Redes sociales

El momento álgido del 'súper cumple feliz', llegó en forma de una tarta de yema, limón y chocolate, la favorita de Georgina. A Ronaldo le encantó este restaurante que es cita obligada para todo el que pisa Marbella. La noche anterior el ministro de fomento Iñigo de la Serna (47) degustaba un rico atún en la misma mesa que el futbolista.

Trocadero es de los lugares que va recuperando poco a poco el espíritu de la Marbella de antes, en la que los personajes más eclécticos se daban cita en el mismo espacio. La época de los Ole olé se revive cada día en este chiringuito playero de alto standing, que no quiso perderse el futbolista en un día tan especial como el cumpleaños de de su novia.