La novia de Cristiano apuesta siempre por estilismos muy arriesgados.

La novia de Cristiano apuesta siempre por estilismos muy arriesgados.

Famosos CHONI CON GLAMOUR

Georgina, una choni en La Finca

Puede que no sea muy elegante, pero la novia de Cristiano va camino de convertirse en una mujer tan poderosa y tan rentable como Kim Kardashian.

Nadie lo había conseguido hasta ahora. Ni siquiera Irina Shayk (31), y eso que era modelo de ropa interior. Georgina Rodríguez (22) ha logrado imponer su criterio nada más y nada menos que a la revista ¡HOLA! y ha aparecido en sujetador y picardías en un posado familiar.

Y lo ha hecho por primera vez en la historia de la publicación, una revista donde las celebridades se visten de gala, como Adriana Abascal, hasta para posar en la cocina. Afortunadamente, Alana Martina ha redimido a su madre y ha quitado carga erótica a las fotos con el disfraz de Pebbles Picapiedra, creado por Dolce&Gabbana, cuya tienda de Ortega y Gasset visita la novia de Cristiano con enorme frecuencia. Allí se provisiona de gafas, monederos y pantalones floreados para Dolores Aveiro, a quien Cristiano quitó el micro en la gala del Balón de Oro.

Georgina junto a su suegra, su hermana y su cuñada.

Georgina junto a su suegra, su hermana y su cuñada. Redes sociales

Se ha hablado mucho en la prensa portuguesa de las supuestas disputas domésticas entre ambas mujeres. Las supuestas tensiones, según fuentes bien informadas y muy temerosas, no van más allá de las normales entre una suegra y una nuera que conviven en una gigantesca mansión donde es muy fácil perderse. Cuentan que en el hospital, donde se dio más cancha a la mamá de Georgina, doña Dolores se mostró muy cariñosa con su nuera, la primera mujer que ha sido madre de un bebé de su hijo, cuya identidad conoce.

Geogina es consciente de su poder. Vestida con dos trajes de discoteca, con unos vaqueros rotos, sin miedo a convertirse en ídolo mundial de las llamadas chonis, sabe que puede llegar a ser una mujer tan poderosa como Victoria Beckham (42). Es tan inteligente y cerebral como ella. La cuestión es encontrar el mercado. Y en su caso, va a ser el fitness. No le ha cobrado nada a la jugadora de voleyball Daniella Ospina, la ex de James, por llevar sus diseños deportivos, pero todo se andará… sabe que marcas como Gatorade o Nike pueden estar interesadas en que promocione sus productos.

La última vez que vistió las mallas de Daniella fue en el CR7 Crunch Fitness de Ciudad Lineal, uno de los dos gimnasios de Madrid que su pareja comparte con la cadena estadounidense. Solo habían transcurrido ocho días desde el nacimiento de su hija, y allí estaba ella, haciendo sentadillas en pleno puerperio, algo que muchos médicos desaconsejan. Las críticas no se han hecho esperar. El mutismo en el entorno en que se mueve es absoluto, pero los que la conocen afirman que sabe muy bien lo que hace y está perfectamente asesorada: "Su potencia física es similar, salvando las distancias, a la de Cristiano y Katia. Tiene una musculatura muy agradecida".

Me encanta😍 Maravilla de gym 💪#amplitud #buenrollo #cr7crunchfitness @cristiano

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el 20 de Nov de 2017 a la(s) 6:48 PST

De pequeña hizo ballet, y su punto fuerte, como en el caso de Kim Kardashian, a quien se parece mucho, son los glúteos. Es capaz de hacer centenares de sentadillas sin inmutarse, pero cuida también la región lumbar. Antes de promocionar el gimnasio de su novio y entrenar en casa visitaba el Functinal Feel Entrenamiento Personal, en la zona noble de Chamberí. Allí hacía ejercicios con bandas TRX. Álvaro Callado, responsable del Visual Merchandising de Gucci en Madrid, es socio del mismo. Es el guaperas rubio con cara de ángel y barba que aparece en casi más fotos con ella que Cristiano. Ha sido, cuentan, quizás, el mejor amigo de Georgina, ex compañero suyo de trabajo y tiene tan buen cuerpo que, en broma, el jugador advirtió a su novia que no se arrimase tanto a él. No hay peligro.

Georgina sabe elegir en quién confía. Su entorno está juramentado para no revelar detalles sobre ella. Y solo dejó hablar a su hermana menor, Ivanna, para dejar claro que jamás se sintió abandonada por su familia. Tiene muy claro su futuro. Y bien asesorada, podría llegar a ganar, como Kim Kardashian, 19.500 dólares por hora.

Las fotos del ¡HOLA!, que muestran tantos centímetros de carne no pretendían ser provocadoras, querían transmitir este mensaje: "Esta soy yo tres semanas después de parir. Sin celulitis, sin photoshop, sin estrías, y gracias a mis a abdominales, parí en casi diez minutos..." Si hasta Doña Dolores vende cremas en Portugal… ¿Qué no va a conseguir Georgina? El mundo es suyo. Y como no es tonta, supo contrarrestar el soponcio que provocó en la estilista de Nati Abascal, a quien tanto admira, con un abrigo de pieles de zorro Renard trabajado en horizontal con cintas de ante al tono.

Georgina cenando con Naty Abascal.

Georgina cenando con Naty Abascal. Redes sociales

Se trata, según nos explican en la peletería de Miguel Marinero, donde nos los han descrito, de un diseño que es claramente tendencia: "Se llevan los volúmenes, el pelo largo en las pieles, incluso rizada, Rihanna y Kim Kardashian son las celebs que más lo llevan". Lo usó con la descuidada elegancia con la que lo llevan las esposas de los jeques, arrugado a la salida de casa, bien colocado mientras leía en el avión el reportaje con su niña, y sobre los hombros en la gala del balón de oro, luciendo un prodigioso escote. Algo de glamour no viene mal… Tras ser madre el número de seguidores de su cuenta de Instagram se acerca ya a los tres millones. Sin salir de casa y del gimnasio, solo a golpe de selfie en el móvil, puede llegar a hacerse multimillonaria por sí misma. La pregunta es: ¿Quiere realmente Cristiano que despegue? Parece ser que sí, pero lo de los siete niños, como reveló en la gala del fútbol, lo ponen difícil.