Paz Padilla y Chiquito estaban muy unidos.

Paz Padilla y Chiquito estaban muy unidos. Mediaset

Famosos UN MES SIN EL HUMORISTA

El mejor regalo de Navidad de Paz Padilla: Chiquito, medalla de las Bellas Artes

La cómica no cabe en sí de la alegría: su amigo Gregorio Esteban por fin ha sido premiado por el Gobierno. La nota agridulce es que haya tenido que ser a título póstumo.

El día de la Lotería pronosticaba un vaivén de emociones, de sorpresas, de llantos de alegría y de momentos de nerviosismo. Pero lo que no se imaginaba la actriz y cómica Paz Padilla (48 años) es que ella iba a tener un regalo aún mejor que el Gordo: el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, por fin ha reconocido la trayectoria de a su amiguísimo Chiquito de la Calzada, fallecido hace algo más de un mes a la edad de 85 años en su Málaga natal.

La noticia corría como la pólvora esta mañana: el Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Educación, Cultura y Deporte, había aprobado la concesión de las 24 Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes correspondiente al año 2017. Entre los premiados destacaba el cómico Gregorio Esteban Sánchez Fernández -nombre real de Chiquito-, a título póstumo.

[Más información: Muere Chiquito de la Calzada a los 85 años]

El porqué no era otro que el propio Méndez de Vigo ignoró su figura en el día de su muerte, cuando toda la opinión pública corría a rendir homenaje a una de las grandes figuras de la sonrisa en este país. Porque el humor de Chiquito de la Calzada era horizontal, no entendía de fronteras.

"Muchas gracias, hubiera preferido que él en persona la hubiera recogido [la medalla]", expresaba la también presentadora en un mensaje en la red social Instagram. Para Paz Padilla, su fallecimiento supuso un fortísimo mazazo: eran grandes amigos, se querían, se respetaban y, sobre todo, se admiraban.

[Más información: Bigote Arrocet y otros famosos, desolados en el último adiós a Chiquito]

Aun así, la cómica no ha querido cebarse. Prefiere enfocar lo bueno. "Me consuela el respeto y el reconocimiento a toda su trayectoria y el cariño de toda España. Gracias, gracias y mil gracias", escribía.

Ha pasado algo más de un mes desde que falleciera Chiquito y, aún así, está muy presente entre los que le querían. España se volcó en honrar a su figura e incluso se propuso su nombre para que Felipe VI le diera un título nobiliario: el de Conde de Mor (Alfoz, Lugo), cómo no.

[Más información: Los famosos lamentan la muerte de Chiquito en las redes sociales]

Sin embargo, para muchos, todos los premios llegan tarde. Y es que ni el propio Chiquito de la Calzada ni sus familiares podrán disfrutarlos como se merece. Eso sí, el reconocimiento que Gregorio Sánchez deseaba con mayor anhelo, la Medalla de Andalucía, sigue sin llegarle. Pese a que la propia presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, le veló en su capilla ardiente. "Se hará lo que los andaluces quieran", repetía la socialista. Pero, de momento, nada.