María Patiño (izda.) y Julián Muñoz (dcha.).

María Patiño (izda.) y Julián Muñoz (dcha.). Gtres

Famosos ISABEL PANTOJA, TESTIGO

La prueba clave con la que Julián Muñoz quiere meter a María Patiño en la cárcel

El exalcalde inició un proceso penal hace diez años que culmina este viernes. Reclama 400.000 euros, además de prisión, por revelación de secretos.

Noticias relacionadas

La cita es este viernes por la mañana en los juzgados de Alcobendas (Madrid). Allí  Julián Muñoz (68) quiere saldar cuentas con los que considera que violaron su intimidad hace ahora diez años. Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes conocedoras del caso, el exalcalde de Marbella cuenta con una prueba clave que podría ser determinante para el juicio: el registro de llamadas que efectuó Julián Muñoz durante su estancia en prisión, allá por 2007.

El objetivo es intentar demostrar que la filtración de un documento manuscrito de Isabel Pantoja (60 años) no salió del entorno del exalcalde ni del de la propia tonadillera, sino que se habría obtenido mediante una procedencia ilícita. Por ello, exige responsabilidades penales a los que considera que le ocasionaron daños y perjuicios: desde la productora (Cuarzo) y la cadena (Antena 3), hasta el director, el presentador -Jaime Cantizano (43)- y una colaboradora -María Patiño (45)- del extinto programa Dónde estás corazón (DEC). Para todos ellos pide penas de cárcel por revelar derechos y atentar contra su intimidad, así como el pago de 400.000 euros en concepto de indemnización por daños y perjuicios.

Julián Muñoz e Isabel Pantoja han devuelto su historia de amor a la actualidad.

Julián Muñoz e Isabel Pantoja han devuelto su historia de amor a la actualidad. Gtres

Desde EL ESPAÑOL nos hemos puesto en contacto con el abogado de Muñoz, Javier Saavedra, para preguntarle por esa relación de llamadas. No quiere decir nada al respecto. "No sé a qué se refiere. Además, como comprenderá, no voy a decirle mi estrategia". El letrado prefiere mantenerse prudente ante estas nuevas revelaciones y esperar a que el juicio se celebre para manifestar su opinión. Sin embargo, asegura que no es de su agrado pedir cárcel a ningún periodista, aunque es una forma de conseguir "que dejen de ser tan prepotentes", confiesa en conversación con este medio.

Por su parte, el letrado de Patiño revela que la colaboradora, que prefiere no pronunciarse hasta que el juicio tenga lugar, está "tranquila" y afronta el juicio de este viernes "con absoluta normalidad, aunque con la normal inquietud de este tipo de procesos penales". "Ella no robó ningún documento ni desveló contenido que no se conociera de antemano. Hay motivos para confiar en la justicia y demostrar que ella fue ajena a todo esto. Confiamos en que no será necesaria la pena de cárcel ni indemnización", explica a EL ESPAÑOL.

El origen de la discordia

La nota manuscrita de Isabel Pantoja es, precisamente, el detonante de un proceso que se inició hace una década. Dirigida al exalcalde de Marbella, en ella la tonadillera, que hace siete meses abandonó la cárcel tras cumplir condena, volcaba toda su decepción y dolor por los asuntos económicos de Muñoz, así como por las presuntas infidelidades de éste.

[Más información: 1.057 euros por ver a Isabel Pantoja en su primer concierto tras la cárcel]

Parte de ese documento se emitió en el programa Dónde estás corazón producido por Cuarzo y presentado por Jaime Cantizano. En un vídeo, se desgranaban paulatinamente fragmentos de la nota de Pantoja hasta que un juez, en directo, cortó de raíz cualquier posibilidad de que el asunto siguiera formando parte de la programación de ese día. 

Las mejores exclusivas de 'Dónde estás corazón' en Antena 3

El visible enfado de Pantoja y Muñoz tras ver desveladas sus intimidades en televisión les llevó a interponer una querella penal conjunta a fin de reivindicar su derecho a la intimidad y reclamar daños y perjuicios, pleito del que años después se retiraría la tonadillera, ya expareja de Muñoz, que en aquel momento cumplía ya condena en prisión.

Eso sí, aunque Pantoja trató por todos los medios de para el proceso y de desvincularse de él, Julián Muñoz no estaba dispuesto a dejar al margen a la que un día fue su novia, por lo que la ha llamado como testigo a fin de que se persone en el juicio. La cantante ha logrado evitar el encuentro con su ex y testificará a través de una videollamada. 

Julián Muñoz, que actualmente cumple condena en régimen de tercer grado, se reunió este jueves por la noche con su abogado para ultimar la estrategia a seguir en el juicio. Una de las primeras decisiones conjuntas que tomaron fue ampliar la querella al director, al presentador y a la colaboradora del programa (en un principio atribuyó la responsabilidad de esa revelación de secretos únicamente a la productora y a la cadena). Además, lo que en un principio era un juicio civil acabó derivando en un procedimiento por la vía penal, tal y como explica Saavedra a este medio.

[Más información: La salida de Julián Muñoz de prisión es inminente]