Ferragamo, Prada y Etro, inundaron la pasarela de Milán con tres perspectivas muy diferentes.

Ferragamo, Prada y Etro, inundaron la pasarela de Milán con tres perspectivas muy diferentes.

El Estilo MODA

Ferragamo, Prada y Etro llenan la pasarela de Milán de volumen, color y aires 'vintage'

Las tres grandes firmas han dejado huella en la Semana de la Moda de la localidad italiana. Muestran tres versiones y visiones muy diferentes pero todos en tendencia.

Noticias relacionadas

Salvatore Ferragamo y Prada apuestan por los volúmenes en chaquetas y abrigos y por botas hasta la rodilla, para mostrar por encima de los pantalones o con pantalones cortos, como dejaron patente este domingo en Milán al presentar sus colecciones de moda masculina para la temporada otoño-invierno.

En el regreso de la marca a las pasarelas de la moda masculina, los diseñadores Guillaume Meilland y Paul Andrew idearon para Salvatore Ferragamo una colección llamada a romper "la decodificación de ropa de hombre".

Los diseñadores han partido de seis arquetipos -empresario, motorista, piloto, marinero, soldado y surfista- y los han vestido usando la artesanía de Ferragamo y su enfoque inconformista.

La colección mantiene los clásicos trajes y abrigos, pero los divide con pliegues para crear nuevas formas y volúmenes, y los pantalones son lisos, anchos e incluso cortos, para quedarse por debajo de las rodillas.

Las telas son clásicas, desde el tweed, al estampado escocés o la pana y finos jerséis de cachemira, al tiempo que predominan los tonos safari, negro y azul.

Como complementos, grandes bolsos, mochilas y botas altas para llevar con pantalones hasta la rodilla.

Por su parte, Kean Etro presentó una colección inspirada totalmente en la ropa vintage, en una pasarela que evocaba una antigua mansión llena de cuadros de antepasados y recuerdos de familia.

Chaquetas de cuadros con camisas de seda, pantalones de pinzas y botas altas de cuero se repiten en su propuesta, así como los trajes chaqueta de terciopelo.

El elemento que incorpora Etro para el próximo invierno es la manta a modo de capa o ponchos terminados en flecos, para llevar encima de la chaqueta.

Prada construye grandes abrigos cortos de voluminosas hombreras y dos botones, con lo que romper los tonos grises de sus trajes clásicos, de pantalones estrechos.

Las botas de agua por encima del pantalón, ya vistas en otras colecciones, se repiten en la propuesta de Prada, así como las zapatillas deportivas.

Estas zapatillas se combinan con elegantes chaquetas y abrigos de raso y con bordados en los bolsillos.

Además, Prada recupera el chaleco de lana para llevar sobre camisas sin mangas, en un desafío al frío invernal.

[Más información: Chanel rinde homenaje a sus propios orígenes con un desfile en la 'casa' de su fundadora]