El propietario de ASOS y su mujer junto a una imagen reciente de sus tres hijos, fallecidos en los atentados de Sri Lanka.

El propietario de ASOS y su mujer junto a una imagen reciente de sus tres hijos, fallecidos en los atentados de Sri Lanka.

Celebrities DURO VARAPALO

El propietario de ASOS pierde a tres de sus hijos en los atentados de Sri Lanka

Anders Holch Povlsen y su familia se encontraban en el país asiático disfrutando de sus vacaciones de Seman Santa.

Noticias relacionadas

Anders Holch Povlsen (46 años), el accionista mayoritario de ASOS y una de las mayores fortunas de Dinamarca, ha perdido a tres de sus cuatro hijos en los atentados de Sri Lanka, en los que han fallecido 290 personas y otras 500 han resultado heridas.

La familia se encontraba en el país disfrutando de las vacaciones de Semana Santa cuando se vieron envueltos en esta serie de atentados. "Desafortunadamente, podemos confirmar los informes", ha asegurado un portavoz de Bestseller (la compañía familiar de Anders) en un correo electrónico a la BBC. "Le pedimos que respete la privacidad de la familia y, por lo tanto, no tenemos más comentarios".

En el hogar familiar de Aarhus (Dinamarca), la bandera que corona la residencia ondea a media asta y son varias las personas que se han acercado hasta la casa para dejar un ramo de flores en señal de respeto, según informa BT.

El empresario, su mujer Anne y sus cuatros hijos habían escogido uno de los resorts de lujo de la zona donde descansar estos días de vacaciones. La hija mayor del matrimonio, Alma, había compartido días antes una fotografía a través de su Instagram con sus tres hermanos Astrid, Agnes y Alfred frente a una piscina rodeada de palmeras.

Ver esta publicación en Instagram

3 x små ferie basser 🐻

Una publicación compartida por ALMA STORM HOLCH POVLSEN (@almashpovlsen) el 17 de Abr de 2019 a las 7:45 PDT

Como era de esperar, esta publicación se ha llenado de multitud de comentarios ofreciéndole el pésame a la familia Holch Povlsen: "Una terrible pérdida de unos niños jóvenes, brillantes, que estaban llenos de vida, por un asesinato brutal y sin sentido. Mis pensamientos están contigo y tu familia. Descansa en paz", "Descanse en paz, estáis en nuestros pensamientos y en nuestras oraciones", o "Siento mucho que esto ocurriera en mi país. Estamos todos en shock de que acabe de pasar", son algunos delos mensajes que se pueden leer. 

La noticia ha conmocionado especialmente a Reino Unido, ya que la familia estaba muy unida a Escocia (a pesar de se originaria de Dinamarca). Povlsen y su esposa Anne desarrollaban su vida en las tierras altas e incluso habían anunciado que tenían pensado traspasar sus propiedades y los planes que tenían para sus tierras escocesas a sus hijos, cuando ellos muriesen.

"Es un proyecto que sabemos que no se puede realizar en nuestra vida, que dará frutos no solo para nuestros propios hijos, sino también para las generaciones de visitantes que, como nosotros, sienten un profundo afecto por las Tierras Altas de Escocia", dijeron en una carta publicada en su página web .

Anders Holch Povlsen es un empresario danés, propietario y CEO de la compañía de ropa Bestseller, accionista mayoritario de la tienda de ropa ASOS y segundo accionista de la plataforma Zalando. La empresa familiar, Bestseller, posee marcas como Only, Vero Moda y Jack&Jones; y cuenta con una red de 2.700 tiendas y presencia en más de 15.000 establecimientos multimarca en Europa, América, Oriente Medio, Australia e India.

Además, en su fortuna valorada en más de 7.000 millones de euros, según la revista Forbes, se incluyen el gran número de propiedades que posee en todo el mundo y en especial en Reino Unio, convirtiéndolo en el segundo terrateniente privado más grande del país. 

Este fin de semana, Sri Lanka se vio azotada por una serie de explosiones en iglesias y hoteles de lujo en los que han muerto unas 290 personas y más de 500 han resultado heridas. Por el momento, la policía ha arrestado a 24 personas, pero nadie se ha responsabilizado de los ataques.

La mayor parte de los fallecidos son ciudadanos de Sri Lanka, muchos de ellos cristianos que fueron atacados mientras celebraban los servicios de Pascua. 

[Más información: Suben a 290 los muertos en Sri Lanka: el Gobierno reconoce que recibió "avisos" de ataques]