La reina Letizia con la tiara rusa.

La reina Letizia con la tiara rusa.

Casas Reales LA TIARA RUSA

Letizia estrena la tiara de reinas para agasajar al presidente de la República Popular China

Noche de vestidos largos y tiaras en el Palacio Real de Madrid. Este miércoles, los reyes Felipe VI (50 años) y Letizia (46) han ofrecido una cena de gala en honor al presidente de la República Popular China Xi Jinping (65) y su esposa, la primera dama Peng Liyuan (46). La sorpresa ha llegado, cómo no, en forma de histórica pieza de joyería. La reina Letizia ha estrenado una tiara propia de reinas, la única que no había lucido nunca en público de las que se conocen como del lote de joyas de pasar: la tiara rusa. 

Cena de gala en el Palacio Real en honor del presidente chino.

Realizada en platino, perlas y diamantes, la tiara rusa fue diseñada para Cristina de Austria, reina regente de España. Al morir, la joya pasó a manos de su hijo, el rey Alfonso XIII, quien la mantuvo guardada hasta que la cedió, como regalo de bodas, a su futura nuera, la princesa María de la Mercedes de Borbón. Tras el fallecimiento de la condesa de Barcelona, el rey Juan Carlos (80) llegaría a un acuerdo con sus hermanas, las infantas Pilar (82) y Margarita (79) para poder quedársela. En junio de 2006, la reina Sofía (80) la estrenaba en la visita de Estado que los entonces reyes de España hicieron a Noruega.

Peng Liyuan, Xi Jinping, el rey Felipe y la reina Letizia.

Peng Liyuan, Xi Jinping, el rey Felipe y la reina Letizia. Gtres

Para rematar el espectacular atuendo, Letizia ha optado por lucir las pulseras gemelas de Cartier, pertenecientes también al joyero de pasar, es decir, aquellas piezas que van de reina en reina, por expreso deseo de Victoria Eugenia. En esta ocasión, dando un paso atrás, Letizia ha decidido portarlas en la muñeca derecha. Algo inusual en ella pues, en general, por cuestión práctica y de cuidado suele llevarlas en la izquierda, la extremidad con la que no saluda.

La reina Letizia saludando a la primera dama Peng Liyuan.

La reina Letizia saludando a la primera dama Peng Liyuan. Gtres

Como pendientes, ha reutilizado sus ya clásicos chatones de brillantes también relativos al lote de pasar. Estos pendientes tienen un famoso collar a juego, aquel que Alfonso XIII regaló a su esposa, la reina Victoria Eugenia. Además, son los que la infanta Cristina (53) lució en su boda con Iñaki Urdangarin (50) en octubre de 1997 en Barcelona.

La reina Letizia en la cena de gala al presidente de China y su esposa.

La reina Letizia en la cena de gala al presidente de China y su esposa. EFE

Poniendo toda la atención en la alta joyería, Letizia ha recurrido a un vestido reciclado de Felipe Varela de terciopelo negro, manga larga y silueta lápiz con líneas sutiles que estrenó en febrero de 2017 con la visita del presidente Mauricio Macri (59) y su esposa Juliana Awada (41) a Madrid. No ha olvidado Su Majestad el complemento que 'corona' una gran cena de gala: la banda de la Orden de Carlos III, sujeta con el broche de la flor de lis, joya de su propiedad. Un obsequio que su marido le hizo cuando cumplieron cinco años de matrimonio.

Esta ceremonia de lujo ha sido el broche de oro de un viaje de Estado del mandatario chino y su esposa a España que ha durado dos días. Este periplo ha incluido una cena de bienvenida en el palacio de la Zarzuela, un recibimiento oficial con todos los honores en Patio de la Armería del Palacio Real, una visita al ayuntamiento de Madrid donde Pinjing ha recibido la llave de la ciudad de mano de la alcaldesa, Manuela Carmena (74), o a la reunión en Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (46). 

[Más información: El 'Black Friday' plebeyo de Letizia: con coleta y su amiga estilista en tiendas 'low cost']