Los Reyes de España junto a sus hijas en Mallorca.

Los Reyes de España junto a sus hijas en Mallorca. Gtres

Casas Reales SUS QUINCE DÍAS LIBRES

Las vacaciones 'secretas' de Felipe y Letizia, al descubierto: relax en Mykonos

Todos los años los monarcas suscitan intriga con sus días de asueto privado y, después del habitual juego al despiste, se ha desvelado su estancia en Grecia. 

Noticias relacionadas

Los reyes de España, Felipe VI (50 años) Letizia (45), han dado señales de vida después de que iniciaran sus días de asueto privado tras su agitada agenda real en el que, a todas luces, ha sido su año más revuelto. Solo detuvieron sus vacaciones para asistir al homenaje a las víctimas de Barcelona y volvieron a perderse.

En concreto, han sido quince días de descanso y, como cada año, el despiste sobre el paradero de los monarcas en el ecuador de su recreo ha estado a la orden del día. ¿Dónde se habían desplazado para desconectar? Poco o nada se sabía a ciencia cierta más allá de especulaciones. Hasta ahora. Sus Majestades han dejado de estar 'ilocalizables'. 

Los Reyes de España en imagen de archivo.

Los Reyes de España en imagen de archivo. Gtres

Según ha desvelado LOOK, los reyes han pasado unos días de descanso en la isla de Mykonos, en Grecia. Como prueba de esta escapada familiar, el citado digital aporta el testimonio de un turista que vio a los reyes paseando, distendidamente, por las calles cercanas al Puerto Viejo, siempre acompañados por sus hijas, Leonor (12) y Sofía (11). En un afán por intentar pasar lo más inadvertido posible, Felipe se caló una gorra blanca, atuendo del que no se despega últimamente en sus vacaciones y jornadas de regata. Justo ha salido a la luz su paradero vacacional cuando el nuevo curso está a punto de comenzar y el rey tiene cita este próximo fin de semana en las regatas de Menorca. Acto que, por otro lado, constituye el broche de oro a las vacaciones más complicadas para Casa Real y al que podría asistir la reina Letizia. 

Su verano más convulso

Esta escapada privada a Grecia de la Familia Real ha hecho las veces de colofón a uno de sus veranos más difíciles tanto a nivel íntimo en Zarzuela como a actualidad política se refiere. Cuando todavía continuaba dando coletazos el rifirrafe de Letizia con la emérita Sofía (79) -y su particular lavado de imagen posterior-, los cimientos de Casa Real se vieron amenazados cuando el Supremo ratificaba la sentencia condenatoria de la Audiencia de Palma y enviaba a prisión a Iñaki Urdangarin (50). Por si esto fuera poco, el verano daba su pistoletazo de salida de la peor de las formas para la monarquía, cuando EL ESPAÑOL destapó las polémicas cintas de Corinna zu Sayn-Wittgenstein (53) que mancillaron la Corona, así como la honorabilidad de Juan Carlos I (80). Detonante que ha provocado la ausencia forzosa del emérito en las regatas de Mallorca y su silencioso arrinconamiento de los actos oficiales. 

La operación 'secreta' de Felipe VI

Fue a principios de agosto cuando una revista anunció la intervención quirúrgica a la que se había sometido el monarca el sábado 14 de julio en la más estricta intimidad. El Jefe de Estado ingresaba en la clínica Ruber Internacional y lo hacía protegido por la escolta real y de incógnito, tratando de no levantar demasiada expectación y correspondientes especulaciones sobre su operación. Tanto es así que hubo incluso médicos que desconocían que a quien intervendrían aquel día era al rey de España. En concreto, se trataba de una intervención de radiofrecuencia por aguja que requiere de una sedación o anestesia local. El hijo de Juan Carlos levaba algunos meses padeciendo dolores de espalda que con esta intervención, rizolisis, lo habrían paliado. 

[Más información: Letizia y las irrefutables pruebas que demuestran su radical cambio de actitud]