La infanta Elena y la infanta Cristina en Ginebra, en una foto de archivo.

La infanta Elena y la infanta Cristina en Ginebra, en una foto de archivo.

Casas Reales VIAJA PARA ESTAR A SU LADO

La infanta Elena ya está en Ginebra para arropar a su hermana Cristina

Las hijas de Juan Carlos I y la reina Sofía nunca han ocultado su estrecha unión y en un momento tan duro para la esposa de Urdangarin no le iba a faltar el apoyo incondicional de su hermana.

Noticias relacionadas

Las imágenes de la infanta Cristina (52 años) caminando cabizbaja y desolada por las calles de Ginebra salieron a la luz este viernes y conmovieron a su hermana Elena (54). Siempre han estado muy unidas y en los duros momentos nunca han dudado en estar la una al lado de la otra, y así lo ha hecho la hija mayor del rey emérito.

La infanta Elena ha volado a la capital suiza para mostrarle su apoyo a la esposa de Iñaki Urdangarin (50). El exduque de Palma ya hace sus días desde el pasado lunes 18 de junio en la cárcel de Brieva, Ávila, tal y como él mismo decidió tras conocerse su condena de 5 años y 10 meses de prisión por la resolución del Caso Nóos.

Desde que la familia Urdangarin Borbón se instalara en Ginebra nunca han faltado las visitas de los miembros de la Casa Real, a excepción de los reyes Felipe (50) y Letizia (45), para celebrar las fechas especiales con la infanta Cristina y sus cuatro hijos. El de esta ocasión no es un viaje por placer o con motivo de festejo, sino para arropar a una hermana que siente la soledad viendo a su esposo entre rejas.

Las infantas Elena y Cristina, muy unidas en la misa del 25 aniversario de la muerte de su abuelo.

Las infantas Elena y Cristina, muy unidas en la misa del 25 aniversario de la muerte de su abuelo. Gtres

La última vez que vimos juntas en público y en España a las infantas fue en el 25 aniversario del fallecimiento de Juan de Borbón, su abuelo. Ambas de negro riguroso para la misa de recuerdo y la una pegada a la otra, con miradas cómplices y hasta sonrisas. Nada que ver con la distancia que mantenía Cristina con los actuales monarcas, que quisieron alejarla de los actos en nombre de la Casa del Rey cuando Felipe tomó la Jefatura del Estado y decidió evitar que la mancha del Caso Nóos empañara la monarquía.

[Más información: La infanta Cristina, abatida: sus primeras imágenes tras la entrada en prisión de Urdangarin]