El Mercedes Benz 450 SEL blindado que perteneció al rey Juan Carlos.

El Mercedes Benz 450 SEL blindado que perteneció al rey Juan Carlos.

Casas Reales UN MERCEDES BENZ 450 DE 1977

Sale a subasta el primer coche blindado del rey Juan Carlos

Uno de los primeros coches oficiales del emérito pasará a nuevas manos el próximo domingo, cuando se cierre la subasta 'online' en la que se puede pujar. Se estima que la puja ganadora supere los 39.000 euros.

Noticias relacionadas

Fue el primer coche blindado que utilizó el Juan Carlos I (79 años) cuando fue proclamado rey en 1975. Por aquel entonces, tanto él como la reina Sofía (78) solían dejarse ver por numerosas ciudades españolas a fin de ganarse el favor de la opinión pública, muy tocada tras la convulsión política del momento. Así, el matrimonio recorrió localidades de Castilla y León, Extremadura y Andalucía, entre otras, a bordo del Mercedes Benz 450 SEL azul que se subasta en uno de los mayores portales online de Europa, Catawiki

1977 Los Reyes de España visitan Cuenca - Catedral, Carretería, Plaza Mayor

El automóvil en cuestión no es un vehículo cualquiera. Cuenta con el motor más grande en un coche de producción no estadounidense tras la Segunda Guerra Mundial. Es de ocho cilindros, 6.900 centímetros cúbicos y tiene una potencia de 225 caballos. El Mercedes Benz puede alcanzar los 210 kilómetros por hora y puede ponerse de 0 a 100 kilómetros por hora en 9,3 segundos. 

Los cinco metros de largo del automóvil están equipados con suspensión hidráulica, techo corredero por el que asomaban los ahora reyes eméritos cuando saludaban al pueblo en su periplo por las distintas ciudades españolas. El vehículo, matriculado como histórico, tiene casi 40 años, aunque se mantiene en perfecto estado. Pesa 2.230 kilogramos y ha recorrido ya más de 160.000 kilómetros. 

Detalles del coche que ha salido a subasta

Detalles del coche que ha salido a subasta E. E.

La Casa Real española ha certificado la autenticidad del coche, que se encuentra en Barcelona a la espera de conocer a su nuevo dueño, así como el importe que se pagará por él, que se prevé que oscile entre los 39.000 y los 51.000 euros. La subasta finalizará el próximo domingo. Será entonces cuando el vehículo, que aún mantiene las banderas, portabanderas y sirena acústica originales, pase a nuevas manos, después de que en los años 80 un coleccionista particular lo comprara a la Casa Real y lo subastara en 2012 por 25.000 euros.