Un cóctel es un evento social que exige un protocolo específico, pero hay tantos tipos de reuniones sociales como formas de vestir para un cóctel, aunque todas ellas tienen una regla en común: aunque haya que ir menos arreglada que si se tratara de un evento de etiqueta, sí que hay que arreglarse más que para una reunión o un compromiso de carácter más informal.

Ya hablamos de cómo vestir para una boda, ahora hablaremos de cómo hacerlo para un cóctel. 

Qué es un vestido de cóctel

El vestido de cócteles, en líneas generales, unos vestidos elegantes, cortos, que admiten muchas propuestas, pero siempre cortos hasta la rodilla, para ir más arreglada de lo habitual. Sí que hay una serie de cuestiones de las que debemos huir si queremos llevar un vestido de cóctel para mujer que sea elegante, serían, por ejemplo, los brillos, las transparencias excesivas, los escotes pronunciados, un vestido demasiado corto, o las lentejuelas.

Un vestido de cóctel puede ser liso, pero también admite estampados, y en cuanto a las formas y colores, hay que elegir la que más nos favorezca, siempre teniendo en cuenta que no debe ser ni un vestido largo de gala, ni uno demasiado informal.

Cómo vestir para un cóctel

No necesariamente tenemos que lucir un vestido de cóctel, sino que podemos escoger, para nuestro atuendo, trajes cortos de dos piezas, blusas y pantalones o blusas y faldas que sean elegantes y huyan de las estridencias.

Si el cóctel es de mañana, lo más adecuado es llevar un vestido vaporoso, con estampados suaves y colores pastel, nudes, colores en definitiva claros, que admitirían cualquier tonalidad de la paleta de colores. Si el cóctel se celebra por la tarde, lo más apropiado será lucir un vestido en un único tono, en contraste con las opciones de cóctel de mañana.

Dependiendo de la hora del cóctel o de la época del año, se puede combinar el vestido con una prenda de abrigo tipo echarpe, torera o chaqueta elegante, que sea del mismo tono o de uno a juego con los complementos. Si la celebración del cóctel tiene lugar por la noche, nos podemos permitir más licencias, como llevar vestidos más atrevidos en su corte, teniendo en cuenta que el negro es siempre una apuesta segura. Un vestido negro, sea del corte que sea, quedará estupendo con complementos más llamativos que lo hagan único, aunque el vestido sea sencillo.

Lo que no debe faltar: complementos para el vestido de cóctel

Un vestido que sea elegante y bonito de por sí, lo será mucho más con los complementos adecuados: zapatos, bolsos, tocados (si se requieren) y prendas de abrigo.

Los zapatos más adecuados para complementar un vestido de cóctel serán los zapatos de media altura, ya sean cerrados, destalonados o abiertos. Un calzado que nunca falla es el de los clásicos salones de medio tacón, puesto que este tipo de zapatos resultan muy cómodos, teniendo en cuenta que en este tipo de eventos se está mucho tiempo de pie. También pueden resultar muy adecuadas las sandalias de tacón alto o incluso los zapatos planos, siempre y cuando el calzado resulte elegante, combine bien con el vestido de cóctel y sea algo más cuidado que el calzado que lucimos de forma cotidiana.

Los bolsos grandes y colgados al hombro quedan descartados para llevarlos en este tipo de eventos. Los bolsos más adecuados serán siempre los bolsos de mano, los bolsos tipo clutch, los sobre, los bolsos tipo joya, con adornos o lisos. Los materiales de los bolsos pueden ser muy variados, desde ante y piel hasta raso, telas estampadas, carey, bolsos metalizados, con incrustaciones de pedrería, etc., lo que importa es que combine bien con los zapatos o sandalias que vamos a lucir.

La elección de las joyas dependerá siempre de nuestro estilo, aunque deberían ser discretas y elegantes, de piedras preciosas o semipreciosas, y que complementen bien con bolso y zapatos elegidos. A veces, con unos simples pendientes, o con un broche grande, pueden hacer que luzcamos un gran outfit si el vestido es más sobrio y de un solo color. Lo mismo ocurre con los bolsos, zapatos y otros complementos.

Cómo vestirse para un cóctel: el peinado y el maquillaje

Tanto el peinado como el maquillaje deberán ir acorde con el vestido y los complementos seleccionados. Los recogidos elegantes, que sobre todo serán muy adecuados por la noche o si lucimos algún tocado, los semi recogidos, y las melenas pueden ser todas buenas opciones, tanto si el cóctel se celebra por la mañana, por la tarde o por la noche. Un peinado corto con efecto mojado puede sentar muy bien para un evento de noche. Pero si tienes el cabello corto y necesitas aún más inspiración, te compartimos el artículo que hicimos sobre cómo hacer peinados de pelo corto para mujer

Respecto al maquillaje, éste puede ser más llamativo y más oscuro en eventos de tarde y de noche, mientras que, si se trata de un cóctel que se celebre por la mañana, los tonos más adecuados serán los pastel, nude, rosas, o marrones claros. Debemos huir de los colores metalizados y las estridencias en el maquillaje. Aunque nos podamos permitir la licencia de llevar sombras con tonos metalizados por la noche, o labios rojo carmesí, el maquillaje no dejará de ser un complemento al vestido, por lo que, si lucimos un vestido de cóctel más sobrio, un maquillaje algo más llamativo será elegante y no desentonará con el atuendo.