Cada día más y más empresas nuevas entran al mercado para hacerse un hueco. Una de las cosas a las que dedicamos mucho tiempo a la hora de desarrollar las marcas es el naming o elección de nombre. Que, si tiene que ser corto, que debe reflejar en la medida de lo posible la actividad, debe ser legible, fácil de pronunciar y recordar… Y para colmo si vamos a hacernos una web, el dominio no puede estar ya registrado.

Comenzarás a poner en marcha tu plan de marketing, primero la web, después buscamos local o empresas para distribuir nuestros productos, invertimos en publicidad, las redes sociales y un montón de cosas más. Pero hay algo en lo que seguramente no has caído y que quizás es importante recordarte y es el registro del nombre en la base de datos de marcas y patentes. 

Motivos por los que hay que registrar un nombre comercial

No hace falta que te diga que, si tu marca tiene éxito, aparecerán posiblemente un centenar de actividades similares que querrán llamarse de manera muy similar a la tuya para conseguir entrar en ese segmento del mercado de manera rápida, te voy a dar los motivos para registrar tu marca:

  • Para conseguir la propiedad exclusiva: como te iba diciendo solo van a reconocer legalmente que eres el titular de dicha marca si llevas a cabo el registro.
  • Protección en el uso de terceros: con algo tan sencillo como el registro puede evitar que marcas externas se adueñen de tus productos y los vendan bajo tu nombre (el temido top manta).
  • Conceder licencias o transferir la marca: podrás transferir libremente la marca de forma legal o crear licencias que utilicen otras empresas para vender tus productos, por supuesto estas licenciaturas te otorgarán beneficios económicos. Protección de 10 años: inicialmente, nuestro sistema permite hasta 10 años de protección pudiendo ser renovados otros 10 o de forma permanente. 

Como ves, la ley de marcas regula bastantes aspectos que nunca tendrías bajo tus hilos sin este registro de propiedad.

Qué se debe hacer antes de registrar tu marca

El registro de una marca en nuestro País es bastante sencillo, de hecho, se permite el trámite de manera telemática u online desde nuestra casa o negocio o de forma presencial donde nos informarán de forma más detallada de todos los beneficios.
Lo primero que debes tener en cuenta es que no debe existir nada similar registrado previamente. Esto quiere decir que incluso antes de ponerle nombre a tu proyecto, deberías echar un vistazo a las siguientes bases de datos:

  • Marcas registradas en España (OEPM).
  • Marcas de la Unión Europea o comunitarias (EUIPO).Marcas internacionales con denominación española.

Si existe una sola marca igual o muy similar podrían anular inmediatamente nuestra solicitud. Por lo que hay que cerciorarse de que no estén vigentes y que nuestro nombre no contenga ninguna limitación incluida en la ley de marcas españolas.

Cómo registrar una marca en España

El registro, como ya he comentado se realiza de forma presencial en la oficina de la OEPM o por internet. Para comenzar necesitamos rellenar un formulario que nos facilitan allí mismo o podemos descargar en la web y llevarlo ya cumplimentado. Debemos tener claro en qué grupo se encuentra nuestra actividad por lo que previamente echaremos un vistazo a las 45 clases de la clasificación internacional.

Una vez rellenados todos los datos del formulario de solicitud, lo entregaremos junto con el justificante de haber pagado las tasas que pueden ser abonadas de forma automática en Internet. Podemos también incluir en el registro nuestro logotipo con las pruebas de color para que quede constancia de ello oficialmente. Nos proporcionarán un resguardo de haber presentado la propuesta de registro con un número de expediente que nos servirá par hacer cualquier consulta sobre el estado de la tramitación.

Aproximadamente un mes después, si no existe ninguna marca exactamente igual vigente actualmente, incluirán su nombre en el boletín oficial de la propiedad intelectual o BOPI y permanecerá allí durante 2 meses. En ese periodo de tiempo si existiese algún tercero que quiera oponerse a su registro por disponer este de una marca similar, podrá hacerlo y tendrás que alegar motivos para defender tu solicitud. Por lo que el proceso se alargará un poco más. 

Si no hubiese ninguna oposición, normalmente en el quinto mes después de haber entregado la solicitud, tu marca quedará totalmente registrada y se te otorgará el título de propiedad que tendrá validez por 10 años.

Nueva ley de marcas

Recientemente en España se ha llevado a cabo una reforma de la convencional ley de marcas que teníamos anclada en el país, para favorecer la convivencia de marcas nacionales y de la Unión Europea. Esta modificación entró en vigor en enero de 2019, por lo tanto, está aún muy reciente y voy a contaros algunos de los aspectos más significativos del cambio:

  • Eliminación de uno de los requisitos que obligaba a representar gráficamente el concepto de marca.
  • Se ha aclarado la definición de marca y nombre comercial, eliminando la inseguridad jurídica que causaba el concepto "notorio" del artículo 8.
  • Cuando se produce una oposición a la solicitud por parte de un tercero, el solicitante podrá exigir una prueba de uso efectivo a su oponente además esta marca deberá llevar registrada al menos 5 años.
  • El titular de la marca tendrá ahora derecho para cesar el tránsito de mercancías procedente de otros países y que se introduzcan en España.
  • Se incorporan los "derechos de intervención" como mecanismo de defensa ante una violación de la marca.