Peinados masculinos y a la moda

Peinados masculinos y a la moda

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer peinados para hombres de pelo corto

A continuación, presentamos una serie de peinados para hombres de pelo corto fáciles, que se pueden hacer en casa y que seguro os van a encantar.

El pelo corto en hombres es más manejable, requiere menos cuidados y es sencillo dejarlo presentable. No obstante, en esta época en la que la imagen es tan importante, no basta con tener un cabello sano y limpio, también hay que ir a la moda, y a veces es complicado mostrar un estilo personal con el pelo muy corto.

Peinados para hombres de pelo corto

El undercut está de moda y es uno de los peinados más fáciles para pelo corto que hay. Es tan simple como raparse los laterales al uno o al dos y dejarse más larga la parte de arriba de la melena.  Además, resulta muy versátil, ya que dependiendo del largo de la parte superior podrás peinarlo de distintas maneras. Si lo dejas bastante largo puedes peinarlo hacia uno de los lados o hacia atrás, y probar varios grados de despeinado con geles y espumas, mientras que si te lo dejas algo más corto puedes simplificar la operación usando un poco de gel para hacerte una pequeña cresta o simplemente poner los mechones de punta.

Así, un mismo corte de pelo te permite ir de lo más formal (con el pelo hacia atrás), darte un aire retro con un tupé o ir de punki por la vida con una cresta central. El rock’n’roll está de vuelta, y con él su look masculino por excelencia, el tupé a lo Grease, para el que, básicamente tendrás que dejarte crecer el pelo de la parte frontal de la cabeza, como para llevar flequillo, y luego peinarlo hacia atrás con ayuda de grandes cantidades de laca o gomina. Si quieres un tupé muy abultado, además, necesitarás darle forma utilizando algún tipo de molde (un rulo puede servir) o cardándolo un poco por la parte de atrás del mechón, de manera que coja volumen. 

La cresta fue el atributo por excelencia de la subcultura punk y parecía que se había ido para siempre, pero la recuperación de la estética de los ochenta en los últimos años la está haciendo volver. Aunque queda mejor con los laterales de la cabeza rapados, puede crearse en cualquier tipo de pelo, siempre que al menos la parte superior sea algo larga. Consiste, básicamente, en llevar todo el pelo hacia la parte superior de la cabeza y engominarlo lo suficiente como para poder moldearlo a vuestro gusto. Y, lo más importante, no existe un solo tipo de cresta. La manera en que la esculpáis depende exclusivamente de vuestros gustos personales.

Cuanto más corto es el pelo, más difícil se hace peinarlo, pero si te esfuerzas un poco puedes crear peinados muy versátiles y que te sienten como un guante. El secreto muchas veces está en elegir bien los productos con que nos peinamos. Así, por ejemplo, se puede lograr un estilo clásico humedeciendo el pelo con algo de gel y peinándolo con la raya al lado, de manera que el pelo quede pegado y brillante, o un estilo retro, a lo galán de cine clásico, aplicando espuma para el cabello y peinando hacia atrás y hacia arriba, de manera que el pelo parezca desafiar levemente la gravedad, pero sin levantarse. 

Trucos para un peinado perfecto

Escojáis el estilo que escojáis, lo que está claro es que una cosa es querer llevar determinado peinado y otra cosa muy distinta es poder mantener ese peinado una vez hecho. Hay muchos peinados maravillosos que se pueden pedir en una peluquería y que te hacen quedar maravilloso pero que al cabo de unas horas se desmontan y ya no hay quien los arregle.

Por tanto, si queréis estar perfectos, atended a los siguientes remedios caseros:

  1. Todo cuesta algo: llevar una cresta, o un tupé, o cualquier peinado que se aguante gracias a la laca u otros fijadores no es algo sencillo. Requiere de cuidados y precauciones, y hay que rehacerlo cada día. 
  2. Opta por un peinado que aguante todo el día: si te haces un peinado especial, debes fijarlo. Así evitarás que el pelo empiece a invadir tu frente y tener que estar apartándolo o recolocándolo.
  3. Usa el secador: El uso del secador ayuda a fijar el pelo, así que, si tienes uno, aprovéchalo. 
  4. Si no tienes tiempo, hazte la raya: una raya bien definida a un lado de la cabeza es uno de los peinados más atractivos que puede hacerse un hombre, y si lo llevas siempre peinado de esa manera al final la raya queda fijada de manera natural.
  5. Déjate aconsejar por un profesional: si no sabes qué producto usar para fijar, dar volumen a tu pelo o crear efectos de luz, consulta a tu peluquero, que para eso está. Nadie como un profesional para guiarte.
  6. Si tienes el pelo rizado, péinalo en mojado: Peinar en seco podría dañar tus rizos, y eso es algo que no queremos, porque un pelo rizado y definido puede ser espectacular. 
  7. No tengas miedo a los productos cosméticos para el pelo: Una manera de dar vida al pelo corto, y también de potenciar el volumen en algunos peinados, es crear reflejos. Pero para matizar el color y el brillo del pelo hay que perder el miedo a suavizantes, acondicionadores, ampollas flash, aceites, arcillas y demás cosmética para el cabello que muchas veces echan para atrás a los hombres.