Formas de inducir el vómito en perros

Formas de inducir el vómito en perros

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer vomitar a un perro en casa paso a paso

Saber cómo hacer vomitar a un perro por una intoxicación es fundamental para salvar la vida a tu mascota. Damos una guía de primeros auxilios.

23 abril, 2020 10:08

Hay momentos y situaciones en las que nos vemos obligados a provocar el vómito de nuestros perros para salvarles la vida. Un veterinario especialista puede darnos algunas indicaciones y/o primeros auxilios para inducir al vómito a nuestro perro

Provocar el vómito a un perro es una de las formas más rápidas de eliminar una sustancia nociva que el animal acaba de tragarse. Sin embargo, es un procedimiento que debemos hacer de forma segura, ya que el acto de hacerle vomitar puede conllevar riesgos. En la mayoría de las ocasiones, no será necesario inducir el vómito, ya que el propio perro lo vomitará solo. Pero en los casos más extremos, no está de más saber cómo hacer vomitar a un perro. A continuación, te lo mostramos.

Cuándo se recomienda hacer vomitar a un perro

Si sospechamos que nuestro perro ha ingerido un producto dañino, antes de hacerle vomitar es importante eliminar los restos que aún no han sido absorbidos, limpiando la cavidad bucal con abudante agua. No es conveniente manipularle pero si se encuentra bajo el sol o cerca del producto que ha ingerido será mejor trasladarle a otro lugar.

También será fundamental resaltar que nunca debemos inducirle al vómito si desconocemos la sustancia que ha ingerido. Lo más recomendable es llamar al veterinario antes de provocarle el vómito para que nos pueda indicar si es correcto o no utilizar este mecanismo de primeros auxilios.

En los perros solo se recomienda inducir el vómito en estas situaciones:

  • Si ha ingerido antiinflamatorios no esteroideos como la aspirina, el paracetamol, el ibuprofeno o el ketoprofuneno.
  • Si sufre una intoxicación por plantas, incluyendo marihuana, o por metilxantinas.

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada, es un producto ideal para producir el vómito en el perro. Es más, según los veterinarios es el único producto seguro y recomendado en casa para ello. Pero siempre y cuando sea agua oxigenada al 3%.

Agua oxigenada 3%

Agua oxigenada 3%

Solo hay que darle una cucharada de agua oxigenada por cada 4,5 kilos de peso corporal. Si el perro pesa 20 kilos, se le puede suministrar de 25 a 50 mililitros de peróxido de hidrógeno por vía oral, lo que equivaldría a 2-3 cucharadas. Le podemos administrar también este elemento con una jeringuilla dirigida a la parte posterior de la garganta de estos animales. 

Este método tarda unos 15-20 minutos en surtir efecto. Si no funciona en un primer momento, podemos darle al perro agua oxigenada hasta tres veces seguidas. No obstante, hay que administrar una cantidad adecuada, siempre induciendo al vómito si el perro comió una sustancia peligrosa hace menos de dos horas.

No hay que dejar que el perro inhale el agua oxigenada. El agua oxigenada es un antiséptico tópico que se usa por vía oral. Un producto que actúa como irritante para el tracto intestinal del perro. El vómito con peróxido de hidrógeno puede durar hasta 45 minutos, por lo que hay que llevar al perro a un lugar en el que vomite con más tranquilidad.

Pasos a seguir para que el perro vomite

A ser posible, hay que llamar previamente al veterinario para que este nos ofrezca las indicaciones a seguir. Algunos métodos para inducir al vómito pueden ser muy peligrosos, ya que podemos causarle más lesiones o daños los perros. Si el perro no ha comido nada en las últimas dos horas, hay que darle un poco de comer para que sea más fácil que vomite. Dos horas después de la ingestión, la sustancia ya ha sido absorbida o ha salido del estómago camino del intestino delgado.

Mientras le administramos el agua oxigenada, debemos quedarnos con el perro mientras vomita. Es recomendable recoger el vómito para que el veterinario lo analice y no debemos permitir que el animal vuelva a ingerir el material. Además, tras el vómito debemos fijarnos de las reacciones del perro.

Cuidado al provocar el vómito del perro

Algunas sustancias como bacterias u otros productos afilados pueden causar daños al animal si se vomitan. El acto de inducir el vómito al animal puede conllevar riesgos, por lo que para ello debemos seguir las recomendaciones de un veterinario. 

Los objetos afilados como el vidrio o el plástico pueden causar daños en el esófago si se vomitan. Por ejemplo, no es recomendable provocar el vómito si el perro tiene convulsiones o una respiración dificultosa. A su vez, si el perro ingirió algo hace más de dos o seis horas quizás ya sea tarde para vomitarlo. Aunque todo dependerá de lo que haya ingerido. Lo más seguro en estos casos es llevar al perro a una clínica veterinaria. 

Tampoco se deben utilizar ciertos métodos para provocar el vómito en el perro: meter un dedo en su garganta, darle sal, mostaza o jarabe de ipecacuana, etc. Asimismo, no es recomendable el vómito si el perro tiene problemas respiratorios, ya que podría ahogarse con el vómito o pasar este a los pulmones. Un hecho que le podría provocar una neumonía que resultaría mortal.