Materiales y trucos para hacer un tocado personalizado

Materiales y trucos para hacer un tocado personalizado

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer tocados de boda originales

Mostramos la forma de hacer tocados de boda en la que eres la madrina, la novia o cualquier evento donde estés invitada y la etiqueta lo requiera.

Los tocados son quizás uno de los complementos más difíciles de comprar, de elegir y de combinar. Por otra parte, y al estar hechos siempre de materiales de primera, y de forma artesanal, nos pueden salir por un ojo de la cara. Si tienes que lucir tocados en bodas o necesitas un tocado de novia, te enseñamos cómo hacer tocados con unos trucos y remedios caseros.

Lo que debes saber sobre los tocados

Un tocado puede estar hecho de muchos materiales de decoración: flores naturales, rafia, seda, con redecilla, flores de tela, incluso joyas para un toque personal y distinto. En primer lugar, es importante saber qué papel quieres que juegue el tocado: contraste o complemento, según el color del cabello. Además, lleves el cabello suelto o recogido, los tocados cambiarán de tamaño.

En líneas generales, a las personas de pelo castaño o moreno, le sientan bien los tocados más claros, mientras que los más oscuros favorecen más a las mujeres de cabello rubio. El color de los complementos es importante, aunque sea el mismo, no es necesario que los tocados respeten el mismo tono, aunque sí que sean armónicos.

Para tocados de novias, es importante saber si queremos ir con un look monocromático, o darle algún detalle diferente y colorido al tocado que llevemos. Su tamaño, también dependerá mucho del recogido del cabello.

Tipos de tocados de boda que podemos lucir

Hay muchos tipos de tocados que podemos lucir, algunos más elegantes y otros más informales, y los materiales son también numerosos: desde rafia, a organza, seda, de encaje…hay muchas y buenas alternativas para hacer un tocado que quede elegante y natural.

Hay modelos sencillos a base de cintas de raso, diademas con florecillas discretas, y otros como las pamelas, que sólo se pueden utilizar durante el día, según las normas y etiqueta. Un tocado de rafia es fácil de hacer, Podemos comprar el material, y se hará superposiciones irregulares del tejido, de forma que se formen lazos, y fijarlos con silicona caliente. Después, podemos pegar una horquilla de pelo al tocado, por detrás, y ya tenemos un tocado perfecto hecho en casa.

Hay que tener en cuenta que los tocados o sombreros para ocasiones especiales, se van a usar en contadas ocasiones, por lo que también puede ser una buena opción comprar un buen tocado de redecilla, que nunca pasa de moda y que resulta mucho más complicado de hacer en casa. Los tocados a base de flores naturales son los más indicados para las novias, aunque las flores se marchitarán en el día, por lo que, si vas a lucir un tocado floral en más de una ocasión, la mejor idea es hacértelo tú misma con tejidos como la organza, que es dura, resistente, y se presta a la elaboración de adornos para el pelo a base de lazos discretos, o bien elaborando flores. Este tocado nos durará y podremos lucirlo sin problema en más ocasiones.

Materiales para tocados

Si no quieres invertir demasiado en presupuesto, no es difícil hacer un tocado de flores de forma casera, con los mejores materiales, de forma práctica y sencilla, y sin gastar demasiado presupuesto. Cualquier tipo de flor de las que compramos habitualmente en una floristería puede servir perfectamente para hacer un tocado elegante y fresco:  los claveles, las rosas, las orquídeas, flores de cera.

Se pueden combinar perfectamente, y pueden intercalarse ramas y hojas de plantas. Además, pueden elaborarse tocados para moños y recogidos bajos, diademas, broches o coronas, lo que más nos guste, o lo que más vaya a adaptarse a nuestro atuendo. Además, en los tocados de flores, pueden combinarse perfectamente las flores naturales con algunas artificiales de tela que combinen bien con las que originalmente habíamos elegido para nuestro tocado, y la mezcla puede quedar genial, elegante y original. 

Si el tocado finalmente lleva flores naturales, y para que aguante bien hasta el momento de lucirlo, una vez hecho debe mantenerse en un lugar fresco y seco para evitar que las flores se marchiten. Para elaborar el tocado floral que vamos a mostrar, necesitaremos materiales que se pueden comprar fácilmente en una mercería:

  • Alambre floral
  • Cortador de alambre
  • Tijeras para cortar flores
  • Cintas para el pelo de color verde (terciopelo, seda)
  • Flores naturales rosas, blancas y rojas
  • Unas hojas de planta (las de cineraria lucen maravillosamente)
  • Unas cuantas ramas de lavanda
  • Unas ramas de canela

Hacemos un círculo con el alambre floral, más o menos de un diámetro aproximado, para que encaje bien en nuestra cabeza o la de la persona que vaya a lucir el tocado (conviene probarlo antes de cortar).  Una vez cortado el alambre, enrollaremos la cinta alrededor en forma de espiral, y estirándola bien para que no queden pliegues, hasta cubrir toda la superficie del alambre cubriendo bien toda su superficie. El siguiente paso es cortar las ramas de las flores que queremos usar, y también cortaremos las ramas de lavanda y cineraria, dejando sin cortar las de canela.

Cuando lo tengamos todo listo seleccionamos, por ejemplo, una rosa roja y otra rosa, un poco de cineraria, una rama de lavanda y otra de canela, y las vamos uniendo con un poco de cinta. Repetiremos este paso hasta tener completados 4 ó 5 pequeños ramilletes, y cuando estén listos los iremos pegando con mucho cuidado, en la circunferencia del alambre, a la cinta que teníamos ya enrollada, procurando que ésta se vea lo menos posible.

Ya solo nos queda asegurar el tocado a nuestra cabeza con algunas horquillas y ¡listo! Tendremos un tocado original, personalizado y sobre todo asequible.