El día de los enamorados está a la vuelta de la esquina y seguro que ya estás pensando cómo sorprender a tu pareja. Siempre puedes comprar cualquier regalo típico de estas fechas como bombones, flores, un perfume o una joya.

Sin embargo, para que tu regalo sea algo más personal, queremos ofrecerte varias ideas para elaborar tú mismo tarjetas originales para San Valentín. Son más personales y cuentan con el valor añadido de que lo has realizado con tus propias manos. ¿Comenzamos?

Cómo hacer tarjetas de San Valentín 2020

Existen muchas posibilidades a la hora de escoger el diseño de tu tarjeta, y todas ellas son muy fáciles de elaborar. En forma de zig-zag, una tarjeta deslizante, una shaker card o una tarjeta Pop Up, entre otras, son tarjetas originales y creativas para este día tan romántico. No te pierdas cómo elaborar estas manualidades de San Valentín para sorprender al amor de tu vida o a un ser querido.

Si lo tuyo no es el dibujo, elige alguna imagen ya prediseñada y juega con el collage o el Scrapbook para obtener unos bonitos diseños. Cuando tengas claro el motivo de la tarjeta, escoge colores y tonos acordes con el día de los enamorados: rosas, rojos, granates o fucsias son los más indicados. Por último, piensa y decide la técnica que vas a emplear para escoger unos materiales u otros. Es imprescindible que sean resistentes, como una cartulina. El tamaño lo decides tú según el efecto que quieras causar pero, si quieres obtener tarjetas originales y bonitas, ya te mostramos en otro artículo cómo elaborar corazones de origami.

En las fechas próximas al día de los enamorados también es muy común escribir cartas con palabras bonitas y, para entregarlas, nada mejor que un sobre decorado por nosotros mismos. En caso de que no tengas pareja, siempre puedes confeccionar tarjetas originales para tus amigos o familiares. Es un bonito detalle para demostrarles lo mucho que los quieres.

A continuación, te mostramos algunos de los diseños más fáciles y originales para tus manualidades San Valentín. Porque nadie dijo que tengas que gastarte grandes cantidades de dinero, sino llegar al corazón de la persona a quien van dirigidas.

Tarjetas originales para San Valentín

  • En forma de caja sorpresa: son tarjetas llenas de mensajes y sorpresas que se elaboran como una caja. Para abrirla, solo tendremos que levantar la tapa y, de manera automática, la cajita se convertirá en una tarjeta llena de mensajes bonitos, fotografías o dibujos. Están muy de moda y ofrecen un sinfín de posibilidades a la hora de personalizarlas por su gran espacio.

  • Tarjeta infinita: es una de las más originales porque puedes abrirlas una y otra vez. Esto te permite personalizar un montón de espacio con mensajes, fotos, dibujos o cualquier motivo decorativo que se te ocurra.

  • Tarjetas originales Pop-up: este tipo de tarjeta te encantará por lo fácil que es elaborarla. Con un sencillo mecanismo de pestañas, puedes colocar algún elemento que sobresalga al abrirla. Una buena idea es un corazón o un cupido, pero también puedes optar por cualquier otro elemento o incluso un mensaje.

  • Tarjetas de San Valentín con movimiento: aunque pueda parecer complicado, en verdad no lo es. Su estructura es muy fácil de hacer y nos permitirá deslizar la pestaña hacia atrás descubriendo los mensajes del interior. Sin duda, una de las tarjetas más originales y divertidas para regalar el día de los enamorados.

  • Tarjeta guirnalda: puedes hacerla con forma de corazón y, al tirar de los extremos, aparecerá un cordón con un bonito mensaje y un montón de corazones. El objetivo es sorprender, por lo que puedes incluir algún elemento sorpresa para hacerla más atractiva.

  • Shake Cards: lo más destacado de estas tarjetas originales es que puedes rellenarlas con lentejuelas y brillos de colores para conseguir un efecto más dinámico y auténtico. Puedes hacerla en forma de corazón e introducir en su interior motivos románticos como ositos enamorados y decorarla como más te guste.

Añadir sorpresas a tus manualidades de San Valentín también puede ser una buena propuesta: serpentinas, confeti, un vale regalo, un dulce… Puedes llegar hasta donde tu imaginación te lleve.

Materiales para elaborar las tarjetas

  1. Tarjetas de papel: es uno de los materiales más habituales, aunque no es demasiado resistente. Utilizando la combinación de papeles estampados o la utilización de técnicas como el troquel o los relieves conseguirás un efecto asombroso.

  2. De cartulina: este material es muy utilizado también, además es algo más resistente que el papel y podrás obtener resultados más llamativos. Otra opción es realizar un bonito marco de fotos que podría ser una bonita postal. O bien puedes utilizar cartones gruesos y pintarlos decorándolos con forma de corazones. La estructura es mejor crearla con estos materiales más resistentes, después solo te quedará personalizarla con otros tipos de papel como pinocho o celofán, entre otros.

  3. Tarjetas de washi tape: las cintas washi tape son ideales para hacer manualidades San Valentín. Puedes darle mayor protagonismo o utilizarlas solo para acabar de decorar tu tarjeta. Quedará fantástica con motivos de corazones elaborados con papel y utilizar los tonos rojos propios de la pasión.

  4. Con sellos: puedes decorar tu tarjeta para el día de los enamorados con sellos fabricados por ti mismo con un corcho, por ejemplo. El resultado será original a la par que elegante y si no, siempre puedes optar por comprar sellos de scrapbook con motivos de San Valentín para terminar de decorarla. Además, esta técnica se puede combinar con dibujos, fotografías, troqueles, pegatinas, cintas…

¿Cuál es el modelo que más te ha gustado? Pues ahora solo tienes que ponerte manos a la obra y sacar tu lado más creativo. ¡Y a sorprender a los amores de tu vida!