En España, los pimientos del piquillo rellenos de carne o pescado son muy populares pero en esta ocasión los vamos a preparar rellenos de gambas. Solo las personas más cocinillas se atreven a colgarse el delantal para cocinar esta exquisitez. ¿Por qué? ¿Acaso los demás no saben que el más fácil y rápido de lo que se piensan?

Sí, así es. Cocinar pimientos del piquillo rellenos de gambas es pan comido y es un entrante que va estupendamente en cualquier celebración. Puedes hacerlos con salsa o sin salsa. Nosotros vamos a desvelarte una receta con salsa, porque nos parece que tiene así mucho más encanto, pero tú puedes hacerla como quieras.

¿Qué te parece? ¿Comenzamos con la receta de pimientos del piquillo rellenos de gambas? ¡Toma nota!

Esto es lo que necesitas tener en tu nevera

Cocinar este manjar no es nada complicado, ni tampoco excesivamente caro. Hombre… hay que tener en cuenta el precio de las gambas, pero los demás ingredientes son muy fáciles de conseguir y muy económicos.

  • Pimientos del piquillo (9). Dependiendo de los comensales, deberás comprar más o menos. Eso sí, nosotros vamos a contarte una receta para 3 o 4 personas, y para eso usaremos 6 pimientos (para rellenar) y 3 para la salsa.

  • Gambas (200 g). Hay quién las compra congeladas para esta receta por aquello de ser más económicas. Nosotros te recomendamos que sean frescas, porque potencian mucho más el sabor del mar.

  • Cebolla (1/2). Esto también podría ser a gusto, pero lo normal es echar una media cebolla. Calcula si haces más pimientos que corresponda la cantidad de cebolla también.

  • Nata líquida para cocinar (50 ml). La nata es la mejor aliada de la salsa para pimientos rellenos por su consistencia. No obstante, si te parece muy grasa puedes sustituirla por leche ideal, crema de soja, o alguna alternativa más light.

  • Harina de trigo (10 g). Volvemos a lo mismo de antes. Podrías usar otra variedad de harina más sana, pero cambiaría ligeramente la consistencia.

  • Mantequilla (15 g). La mantequilla es inamovible. Eso sí, puedes comprarla sin sal y eso que te ahorras.

Cómo cocinar pimientos del piquillo rellenos de gambas paso a paso

Reserva unos 40 minutos del día para dedicarle a esta receta de pimientos del piquillo rellenos de gambas. Más o menos serían unos 20 minutos por elaboración y unos 20 de cocción. ¡Arremángate y vamos!

Prepara las gambas

Nosotros hemos usado gambas arroceras, pero tú puedes usar las que más te gusten. Para prepararlas pélalas y reserva las cabezas para preparar el caldo o fumet que vamos a usar a continuación. Aunque si lo prefieres puedes comprarlo ya hecho.

Pica las cebollas

Pica la cebolla en brunoise. Es decir, en dados pequeños de 2 a 3 mm de lado. Póchala con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y espera hasta que se haya dorado para incorporar las gambas picadas. Añade también la mantequilla y remueve para que se mezclen bien todos los ingredientes

Incorpora los demás ingredientes

Ahora toca añadir la harina poco a poco y mezclando a la vez para que no aparezcan tropezones. Nosotros te recomendamos que te ayudes con un colador y vayas tamizando. Incorporada la harina incorporamos el fumet casero o en su defecto el de supermercado. Mueve tal y como lo harías si fuese una bechamel. Debe quedar cremoso, ni muy líquido ni muy sólido.

Rellena los pimientos

Antes de mancharte las manos, deberás esperar a que la mezcla que acabamos de hacer se enfríe. Puedes meterla en la nevera media hora para ayudarte. Rellenar es sencillo, puedes hacerlo con ayuda de una cuchara pequeña, pero si lo ves complicado, prueba con una manga pastelera.

Prepara la salsa

La salsa es facilísima. Tan solo debes mezclar 2 o 3 pimientos (podemos aprovechar si se nos ha roto alguno en el paso anterior), con la nata en un vaso de batidora y, por supuesto, pasar la batidora hasta que se integren ambos elementos.

Reboza los pimientos

Este paso es extra. Hay quién reboza los pimientos cuando están rellenos con harina y huevo, pero es cuestión de gustos. Para que sea una receta más ligera, te recomendamos que los sirvas sin el rebozado. Además, combina mejor la textura del pimiento tal cual con la salsa, que rebozado.

Hornea los pimientos del piquillo rellenos

Escoge una fuente más bien honda y pon un poco de salsa en el fondo. Coloca los pimientos encima con cuidado de no romper ninguno y vuelve a incorporar salsa por encima. Ahora puedes agregar hierbas aromáticas. Prueba con eneldo seco que le va muy bien a esta combinación de sabores. Calienta tu horno a unos 180º y cocina de 15 a 20 minutos.

Otra alternativa al horno

Si no quieres usar el horno, puedes agregar la salsa a una cazuela convencional y poner los pimientos dentro a fuego lento por unos minutos. El resultado también es espectacular. Eso sí, no remuevas mucho para intentar no destrozar los pimientos del piquillo rellenos de gambas.

Esperamos que te haya gustado esta receta de pimientos del piquillo rellenos de gambas. Habrás notado que no es tan complicado como pensabas ¿verdad? Además, si quieres puedes innovar con las salsas, incluso servirlos sin salsa si los quieres aún más ligeros.

Si quieres más ideas de salsas, podrías probar con una salsa ligera de almendras, con una salsa española… También podrías olvidarte de la salsa y gratinar en el horno con un poco de queso rallado. Pruébalo, ¡irresistible!

También te puede interesar...