Las migas del pastor o a la aragonesa fueron ideadas por pastores españoles, de ahí su nombre. Solían elaborar esta receta para aprovechar el pan duro de la semana, ya que es un plato que aporta mucha energía, está delicioso y su elaboración es muy sencilla.

A continuación, te mostramos la receta de migas de pan tradicional a la aragonesa y la diferencia entre estas y las migas manchegas. Aunque te adelantamos que ambas cuentan con ingredientes comunes como el ajo, el pan duro o la uva. ¡Toma nota y ponte manos a la masa!

Receta de migas a la aragonesa

Este plato tan popular no solo en Aragón, sino en muchas otras zonas de España, no es muy saludable, pero de vez en cuando te sabrán a gloria. Por ejemplo, es un plato perfecto para los días fríos de invierno. Esto es lo que necesitas para elaborar migas del pastor:

  • 1/2 bolsa de pan duro
  • Agua
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce
  • 1 longaniza de Aragón
  • 1 chorizo de Aragón o chistorra
  • Una pizca de sal
  • 1 o 2 tomates naturales
  • Granos de uva
  • Huevos fritos
  • Aceite de oliva

Pasos para elaborar esta receta de migas de pan:

  1. En primer lugar, tienes que acumular pan duro y guardarlo en una bolsa de tela hasta que vayas a elaborar las migas del pastor. Necesitarás media bolsa por lo menos, pero no utilices pan blando.

  2. Después, corta el pan duro con un cuchillo a trocitos pequeños y deposítalos en un cuenco. Salpica el pan con un poco de agua con los dedos para humedecerlo, pero no te excedas o tardarás mucho en cocinarlas.

  3. Sazona las migas, agrega el pimentón y remueve hasta que se distribuya de manera uniforme por todo el pan. Tapa el recipiente y deja que reposen unas horas hasta que el pan se haya reblandecido ligeramente.

  4. A continuación, prepara una sartén grande y honda, vierte un chorrito de aceite de oliva virgen extra y, mientras se calienta, corta la cebolla fina, pica los ajo y fríelos. Cuando estén dorados, sácalos y reserva.

  5. Corta la longaniza y el chorizo de Aragón a trozos pequeños. En caso de no encontrar estos embutidos para tus migas del pastor, puedes conseguir resultados similares con chorizo o chistorra. Fríelos tapados durante un rato en el mismo aceite que la cebolla y los ajos para que suelten todo su jugo.

  6. Una vez hayan desprendido ese color naranja tan característico, añade el tomate natural rallado y un poco de sal. Fríe esta mezcla durante un rato más removiendo de vez en cuando.

  7. Es el momento de añadir las migas de pan y remover sin parar durante 5 o 10 minutos hasta que se frían y adquieran un color tostado. Pero cuidado, tienen que quedar crujientes, no secas.

  8. Cuando estén en su punto, podrás retirar la sartén del fuego. Para conseguir un plato más completo y delicioso, puedes acompañar esta receta de migas de pan con granos de uva o huevos fritos, o ambas cosas, pues al mezclarse con el pan el resultado será un plato todavía más jugoso.

Y así obtendrás unas auténticas migas del pastor aragonesas. Solo tienes que variar las cantidades que te proponemos en función de los comensales que seáis.

El último consejo que te mostramos para elaborar esta receta de migas de pan es que cortes los trozos de pan pequeños, más o menos del tamaño de una canica. El pan perfecto para hacer unas buenas migas del pastor es uno campesino, pues tiene la miga muy densa.

Sin embargo, la miga abierta de otros tipos de pan no es buena para elaborar esta receta, aunque puedes utilizar un pan normal si lo dejas unos días para que esté más duro.

Cómo elaborar migas manchegas

Las migas manchegas también son denominadas migas del pastor por el mismo motivo que las anteriores. Además, el método de elaboración y los ingredientes son básicamente los mismos. En este caso, como su propio nombre indica, las migas manchegas es un plato tradicional de Castilla-La Mancha y entre sus ingredientes destacan: el pan, ajo, chorizo, panceta y pimiento choricero.

Ingredientes para 4 personas:

  • 500 g de pan casero
  • 250 ml de agua
  • 8 dientes de ajo
  • 200 g de chorizos frescos
  • 4 lonchas de panceta fresca
  • 1 pimiento choricero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Uva

Elaboración de las migas manchegas:

  1. Corta el pan en dados como en la receta anterior y colócalo en un bol. Moja el pan ligeramente con tus manos como te hemos explicado antes y añade un poco de sal. Envuelve el pan en un trapo blanco, voltéalo de vez en cuando para repartir mejor la humedad y deja que repose en el frigorífico, al menos, durante dos horas.

  2. Después, corta la panceta en trozos pequeños y fríelos en una sartén amplia con un poco de aceite. Cuando se dore, añade el chorizo cortado en rodajas. Mientras tanto, retira el tallo y las semillas al pimiento choricero o ‘ñora’ antes de trocearlo y añádelo a la sartén hasta que se tueste.

  3. Saca todos los ingredientes de la sartén escurriendo muy bien el aceite y vuelve a poner la sartén al fuego con ese aceite. Si lo consideras necesario, añade un poco más de aceite limpio para que no se pegue el pan a la sartén.

  4. Agrega los dientes de ajo enteros sin piel y dóralos. Incorpora las migas húmedas todavía y remueve de forma constante con una cuchara de madera hasta que queden sueltas y con un ligero color dorado.

  5. Por último, añade los ingredientes cocinados con anterioridad y mezcla todo bien. Ya puedes servir tus migas manchegas con granos de uva. ¡Están deliciosas!

También te puede interesar...