La solución para hacernos las mechas nosotras mismas

La solución para hacernos las mechas nosotras mismas

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer mechas en casa: consejos y trucos

Si no tenemos tiempo para ir a la peluquería o la economía doméstica no nos lo permite, te damos una guía con pautas de cómo hacer mechas en casa.

Las mechas están de moda y como no todas tenemos la posibilidad de ir a la peluquería tanto como quisiéramos, los distintos fabricantes de productos de coloración, como Schwarzkopf o L’Óreal, han sacado a la venta tintes para mechas, que facilitan hacerse las mechas en casa, con el consiguiente ahorro para nuestra economía doméstica y sus consejos de belleza. 

Cómo hacer mechas y tintes en casa 

Solo hay que elegir bien el tono que vamos a aplicar y si preferimos una coloración permanente o temporal. Las segundas duran entre 6 y 10 semanas y tienen la ventaja de que para ellas se pueden usar tintes naturales, como la henna. Solo hay que tener un par de precauciones: 

  • Nunca hay que hacerse las mechas inmediatamente después de hacerse una coloración porque el cabello tiene que descansar entre los distintos teñidos, sean totales o parciales. De lo contrario, podríamos quemarlo. El tiempo mínimo que hay que esperar son dos semanas.
  • Hay que aplicarse los productos inmediatamente después de mezclarlos.
  • Si te cubres el pelo con algo mientras el tinte está actuando, que no sea un elemento plástico, como un gorro de ducha, que puede hacer aumentar la temperatura de tu cabeza, ya que eso variará los tiempos y puede hacer que el tinte no agarre bien. 

Existen distintas maneras de hacerse mechas en casa, pero a continuación os explicamos los dos métodos más habituales. 

Gorro de mechas

Una opción es usar un gorro de mechas, que básicamente es un gorro de material plástico que se pone en la cabeza como un gorro de ducha y que tiene un montón de pequeños agujeritos por los cuales sacar mechones de pelo de tal manera que los mechones reciban tinte y éste no llegue al pelo que hay debajo del gorro. Los pasos a seguir para usar este método son los siguientes:

  1. Peinar y desenredar debidamente el cabello. 
  2. Colocar el gorro encima de la melena. Si tenéis el pelo largo, lo que quede fuera del gorro, cubridlo con una toalla o una tela que no deje pasar el tinte y se pueda desechar después. 
  3. Sacar los mechones que se desee teñir por los agujeros del gorro. La cantidad de mechones es discrecional, y dependerá de lo marcadas que queráis las mechas. Si se trata de mechas californianas, empezad a sacar mechones desde la altura de las orejas o como mucho un par de centímetros más arriba. Existen utensilios específicos para sacar mechones del gorro, pero podéis usar cualquier objeto largo y estrecho, como por ejemplo la parte superior de los pinceles que vienen en las cajas de los tintes. 
  4. Peina los mechones extraídos para que el pelo esté suelto y desenredado.
  5. Prepara la mezcla según lo estipulado en el envase del producto y aplícala inmediatamente sobre todo el pelo que queda fuera del gorro.
  6. Deja reposar el tinte entre 20 y 45 minutos. Para ver cuantos minutos exactos requieres para lograr el efecto deseado, consulta las instrucciones del tinte que estés usando.
  7. Aclarar el pelo. 
  8. Retirar el gorro. Para que sea más sencillo quitarlo puedes aplicar un poco de champú en las mechas antes de sacártelo, así resbalará. 
  9. Lava el pelo con champú y aplica una mascarilla hidratante durante unos 3 minutos. 

Mechas hechas con pincel

Una segunda opción, utilizada por ejemplo en las mechas bayalage, es utilizar un pincel y aplicar el tinte a mano alzada. Esta opción da unos resultados muy naturales, ya que las mechas quedan distribuidas de manera más aleatoria, y permite centrarse en zonas concretas.

Os compartimos un vídeo para que observéis los pasos y los resultados tan espectaculares: 

Mechas en casa paso a paso

Es la técnica adecuada, por ejemplo, si queremos teñir solo el flequillo, o las puntas, o crear zonas de color distinto en un lateral, entre otras posibilidades. Además, es una técnica menos elaborada y trabajosa que la anterior, pero también es más fácil equivocarse con ella, así que no es recomendable si somos personas con poco pulso, porque es como dibujar. Los pasos a seguir en este caso son los siguientes: 

  • Desenredar y peinar el cabello con la raya dónde solemos llevarla. 
  • Prepara la mezcla del tinte y viértela en un bol de donde te sea fácil cogerla con el pincel.
  • Usa el pincel para aplicar la mezcla. Para que las mechas queden bien definidas, separa cada mechón de pelo del resto de la melena con una mano mientras aplicas el tinte con la otra.
  • Se recomienda no aplicar tinte en la raíz y aplicar en menor cantidad de mechones en la parte superior de la cabeza, para que así al crecer se vea más natural. 

En caso de mechas bayalage, ya hablamos en nuestro artículo de cómo elegir el color, ahora debemos empezar a aplicar por debajo de la coronilla y, en caso de usar varios tonos, dejar los más claros para las puntas y usar los más oscuros en la parte superior del pelo.

Con este tipo de mechas es muy importante calcular bien la cantidad de tinte que se usa en cada mechón, ya que si aplicamos de menos no lo cubriremos del todo, pero si aplicamos de más nos encontremos con auténticos manchurrones en ciertas partes de la cabeza. Una manera de evitar eso es escurrir los mechones después de aplicar el tinte. No obstante, esta operación puede manchar mucho, así que hay que hacerla cuidadosamente. 

  • Sigue los pasos 6, 7, 8 y 9 del apartado anterior.