Hasta hace relativamente poco tiempo, hacerse las uñas de gel solo era posible en centros de estética, salones de belleza y centros especializados. Sin embargo, actualmente existen marcas que ofrecen todo lo necesario para poder hacerlas en casa.

Ya vimos en cómo pintarse las uñas con esmalte normal, los distintos trucos para llevar unas uñas bonitas. Ahora veremos los trucos para hacer las uñas con esmalte en gel. Para ello, debes disponer de un kit de uñas de gel que suelen estar compuestos por:

  • Removedor de cutículas. Pincha aquí para ver varios productos de este tipo. 
  • Desinfectante para los utensilios de manicura. 
  • Lima de uñas con una parte suave y otra dura. Puedes conseguir un kit de 15 limas pinchando aquí. 
  • Pinceles específicos para decorar y pintar las uñas de gel. 
  • Gel UV constructor transparente.
  • Limpiador para uñas o cleaner.
  • Esmalte de colores para uñas de gel.
  • Gel de acabado UV.
  • Lámpara UV de secado.

Si ya lo tienes todo, comenzamos con las indicaciones para hacer unas uñas de gel paso a paso. ¿Estás preparada? ¡Allá vamos!

Cómo hacer uñas de gel paso a paso

Si además de hacerte las uñas de gel quieres alargarlas de manera considerable, deberás utilizar postizos o un molde sobre el que construirlas. Una vez que consigas las uñas del largo y grosor deseados, podrás proceder a pintarlas y decorarlas.

Si ya tienes tu kit de uñas de gel con todo lo necesario, solo tienes que seguir las instrucciones para aplicar el relleno de uñas de gel.

Preparación de las uñas naturales

En primer lugar, para que el gel quede bien pegado y no se levante, hay que preparar las uñas adecuadamente. Desinfecta tus manos con un producto antiséptico, corta las uñas y púlelas con una lima para uñas de gel, primero con la parte gruesa y después con la suave.

No hagas mucha presión, solo queremos desengrasarla, a continuación, retira el polvillo con un cepillo de uñas y limpialas con una toallita humedecida con el limpiador o con alcohol isopropílico o de 95º.

Cuidado de las cutículas

Si tus cutículas son demasiado gruesas deberás cortarlas con el clíper de cutículas para evitar que el gel se quede adherido a ellas, pues en ese caso se despegaría.

Por el contrario, si son finas y pequeñas, bastará con que las lleves hacia atrás con un removedor de cutículas y utilices un líquido especial para estas. A continuación, aplica el primer por toda la uña evitando la zona de la cutícula para una adherencia perfecta del gel a la uña. Es importante que lo dejes secar al aire.

Ideas para alargar tus uñas

Si deseas alargar tus uñas este es el momento ideal, para lo que necesitarás unas uñas postizas o unos moldes. Para ello, debes cortar los tips o uñas postizas a la medida deseada y limarlos para darles forma, teniendo en cuenta también que deben encajar perfectamente con el borde libre de la uña.

Aplica un poco de pegamento tanto en el borde de la uña natural como en la postiza y, una vez la hayas colocado, solo tendrás que esperar un minuto antes de limarla dándole la forma y tamaño deseados. Si utilizas moldes debe quedar bien encajado y sin espacios y, al colocarlo, debes respetar la dirección natural de la uña y no inclinarlo hacia abajo.

Aplica el gel constructor

Con ayuda del pincel específico del kit de uñas de gel, aplica una fina capa de gel constructor en todas las uñas asegurándote de no manchar ninguna cutícula. Deja caer una bolita de gel en el centro de la uña y ve esparciéndolo hasta el borde y añadiendo gel hasta que el grueso quede homogéneo.

A continuación, hay que colocar las uñas debajo de la lámpara UV durante dos minutos. Al sacar las uñas de la lámpara las notarás pegajosas, así que puedes usar una toallita o un papel impregnado con cleaner o alcohol de 95º para dejar las uñas suaves y lisas. Seguidamente, aplica una segunda capa fina de gel en tus uñas y vuelve a ponerlas dos minutos debajo de la lámpara UV. Repite este procedimiento las veces que consideres necesarias hasta alcanzar el grosor deseado y, para finalizar, alisa la superficie de las uñas de gel utilizando el regulador de uñas para que la superficie quede uniforme.

Limado de las uñas

Cuando ya tengas creadas tus uñas de gel, tendrás que limar los laterales, el borde y la superficie para darle forma y conseguir unas uñas lisas y suaves. Para esta tarea utilizaremos la lima por la parte más fina y, para la superficie, podemos darle también con el taco pulidor. Retira el polvo del lijado con el cepillo como al principio y una toallita humedecida con el limpiador.

Decoración y acabado

El último producto que necesitarás de tu kit de uñas de gel será el esmalte, que podrás utilizarlo específico para uñas de gel o permanente para que luzcas una manicura perfecta durante semanas.

Si utilizas esmalte de gel, será necesario que seques tus uñas dos minutos en la lámpara UV, después quita la textura pegajosa con cleaner, aplica el gel de sellado y repite el proceso de la lámpara y limpiado. En cambio, si usas esmalte permanente, solo tendrás que aplicar dos capas, limpiar la textura pegajosa de las uñas y aplicar el brillo de acabado.

Puedes dibujar el diseño que más te guste, pues la creatividad no tiene límites. Y no te preocupes si la primera vez no acabas muy contenta con el resultado, la práctica es importante para hacer unas uñas de gel. 

Para terminar, aplica aceite en las cutículas para que queden bien hidratadas. ¡Y a presumir de una manicura artesana y formidable!