En España no es muy habitual cocinar al vapor el pescado o las verduras, a pesar de ser la mejor opción para una dieta sana y baja en calorías, puesto que no lleva nada de grasa añadida. Además, la comida, ni se te quemará ni se te pegará, es una forma muy limpia de cocinar. Y si no dispones de vaporeras, puedes apañarte colocando sobre la olla con el agua en ebullición, un escurridor.

Algo a tener en cuenta es que una mala cocción, podría hacer que el pescado quedara seco y no resultará agradable comerlo. Sin embargo, depende mucho de la manera de cocinarlo, además es uno de los alimentos más saludables, deliciosos y versátiles. El pescado al vapor, por ejemplo, es una de las preparaciones más jugosas, además podrás adaptarla a todos los gustos.

Con las siguientes recetas al vapor, tendrás varias opciones muy sanas y perfectas para quienes siguen alguna dieta, ya que es un alimento nutritivo pero ligero. Presta atención, te mostramos distintas elaboraciones para hacer pescado al vapor. ¡Comenzamos!

Consejos para elaborar pescado al vapor

Para elaborar recetas al vapor tendrás diversas alternativas según el tipo de accesorio que utilices. Entre los más destacados, podemos optar por las ollas al vapor tradicionales o eléctricas, una olla normal con un colador metálico o una vaporera de bambú.

Antes de cocinar tu pescado al vapor, te sugerimos las siguientes recomendaciones:

  • Escoge un buen filete de pescado o incluso una porción entera, ya que si es muy delgado podría deshacerse con facilidad.

  • Condimenta el pescado antes de prepararlo con tus especias preferidas.

  • Otra buena forma de darle aún más sabor a tus recetas al vapor es añadir hierbas aromáticas al agua, o unas gotas de limón, sal… El resultado será delicioso.

  • Mejor no apiles el pescado en la vaporera, algunas partes pueden quedar mal cocinadas. Es fundamental que el pescado esté recto y sin ningún alimento encima.

  • El tiempo de cocción variará dependiendo del grosor del pescado, que puede rondar entre 5 y 15 minutos. Por esta razón, debes ir revisando el pescado al vapor hasta que esté blando, momento en que podrás retirarlo del fuego.

  • No es necesario tener una olla de vapor o una vaporera de bambú, puedes cocinar tus recetas al vapor con una olla alta. Llénala con dos o tres dedos de agua y coloca un colador metálico en su interior, que será donde colocarás la pieza de pescado.

  • Otra alternativa es utilizar una vaporera tradicional o eléctrica llenándola de agua, colocando la pieza de pescado y tapando para cocinar. En el manual de instrucciones encontrarás el tiempo de cocción para cada alimento.

  • Si optas por la vaporera de bambú, solo necesitas ese accesorio y una olla donde encajarla. Llénala con dos o tres dedos de agua, asegurándote de que el líquido no toque la vaporera, agrega el pescado, tapa y deja que se cocine. Solo tendrás que ajustar el tiempo de cocción según el tamaño del pescado.

Recetas al vapor con pescado

La merluza al vapor resulta muy saludable, así como otros pescados como el salmón o el bacalao, pues con esta forma de cocinar los alimentos conservan todas sus propiedades. Toma nota de estas recetas al vapor sanas y deliciosas.

1. Dorada al vapor

Ingredientes:

  • 1 dorada
  • Ajos tiernos
  • 1 cebolla
  • Nueces
  • 2 dientes de ajo
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Lo primero que debemos hacer es el sofrito, así que corta la cebolla, un par de ajos tiernos y pica los dos ajos y un puñado de nueces.

  2. Añade un poco de vino blanco y reserva.

  3. A continuación, cuece la dorada entre 5 y 10 minutos en una vaporera.

  4. Después, retira el pescado al vapor del fuego, acompaña con el sofrito y sirve.

2. Bacalao al vapor

Ingredientes:

  • 3 trozos de bacalao desalado
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Miel
  • Mostaza
  • Vinagre

Elaboración:

  1. Para esta receta de pescado al vapor vamos a necesitar una vinagreta de miel, así que comenzaremos por elaborarla. Pon un poco de miel en un bol o en una taza y caliéntala muy levemente hasta que adquiera una textura más líquida.

  2. Mezcla la miel tibia con dos cucharadas de vinagre y una de mostaza, añade un poquito de aceite y remueve bien. Cuando la mezcla esté homogénea, deja de remover y reserva.

  3. Condimenta el bacalao a tu gusto y cocínalo en una vaporera u otro sistema de vapor durante ocho minutos más o menos. Pasado este tiempo, retira el pescado y sírvelo con una cucharada de vinagreta por encima.

3. Lubina al vapor

Ingredientes:

  • 1 o 2 lubinas
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso de salsa de soja
  • 2 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 2 guindillas
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. Pon la lubina al vapor durante 10 minutos.

  2. Mientras tanto, en una sartén empieza a cocinar las cebolletas y las guindillas troceadas.

  3. Unos minutos después, añade la salsa de soja y el vino blanco y deja que hierva dos minutos para que se evapore el alcohol.

  4. Por último, pica las cebolletas y zanahorias en juliana y sirve la lubina acompañada de las verduras. Añade un chorrito de salsa de soja y listo.

4. Pescado al vapor: salmón

Ingredientes:

  • 2 filetes de salmón
  • 1 brócoli
  • 2 zanahorias
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pasos a seguir:

  1. Empieza cortando las zanahorias de tamaño mediano y ponlas a cocer al vapor.

  2. Unos minutos después, añade el salmón para que se cocine con la zanahoria.

  3. Pasados un par de minutos más, ya puedes añadir el brócoli, déjalo todo siete minutos más y ya puedes servir.

5. Merluza al vapor

Ingredientes:

  • 3 trozos de merluza
  • 1 paquete de mejillones cocidos
  • Rúcula
  • Tomates cherry
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Vinagre

Elaboración:

  1. Para preparar merluza al vapor comienza poniendo el pescado al vapor hasta que veas que está hecho.

  2. Después, coloca la merluza al vapor en el plato acompañada de unas hojas de rúcula, los tomates y los mejillones, y aliña a tu gusto. Estas recetas al vapor son saludables y rápidas, ¿cuál te apetece preparar?

Los beneficios de cocinar al vapor

  1. Es una de las técnicas más económicas. Solo necesitas agua y un recipiente cerrado.

  2. Con este método no sumas calorías al alimento, ya que no hace falta agregarle ni aceites, ni nada. Por ejemplo, un filete de bacalao de 100 g aporta 85 kcal, y la misma cantidad rebozada llega a las 200 kcal. Por eso, esta técnica es ideal.

  3. Cocinando al vapor minimizas la pérdida de nutrientes. Es la técnica menos destructiva ya que tiene un impacto mínimo en los nutrientes. Por ejemplo, al cocinar al vapor el brócoli no afecta en gran medida a la vitamina C, una de las más termosensibles, mientras que cocerlo en agua reduce significativamente su contenido.

  4. Es la técnica más digestiva. Si preparas un producto al vapor, se ablandan sus estructuras celulares y esto hace que se digiera mejor.Además, como los alimentos no están en contacto con un líquido, ni su sabor se diluye ni se transforma. 

  5. Sabor auténtico. Muy al contrario de la extendida creencia popular, la comida al vapor no es más sosa o insípida, queda muy sabrosa porque apenas se altera, con lo que disfrutas del sabor original de cada ingrediente. Así que, aprovecha esas verduras del huerto y ese pescado fresco que acabas de comprar para hacerlo al vapor.

  6. Los alimentos no se queman ni se pegan y, si se respetan los tiempos adecuados de cocción, quedan muy jugosos.

  7. Mejor apariencia. Los colores de las verduras conservan su color original ya que no se diluyen en el agua como al hervirlos.

También te puede interesar...