Más que por cuestiones de estética, cortar las uñas a un perro es algo fundamental para su salud. Así evitarás que aparezcan heridas en su patas aparte de otros problemas. Puede que tu amigo se ponga nervioso ante la visita a un veterinario, por ello te mostramos la manera de poder hacerlo tranquilamente en casa con la ayuda de un cortauñas específico para perros.

Además de la comodidad, podrás ahorrarte los costes que supondría llevarle a un especialista para este fin. Sin embargo, no dejes de llevarlo a sus visitas rutinarias para mantener su salud en perfecto estado.

En otro artículo, ya hablamos de los pasos para cortar las uñas a un gato. Ahora nos centraremos en los perros.

Por qué debo cortarle las uñas a mi perro

Todos los perros tienen en la planta de sus patas como una especie de almohadillas sobre las que apoyan su peso al caminar. Pues bien, sus uñas no deben sobrepasar dichas almohadillas, de lo contrario le impedirán andar correctamente provocando que sus dedos se tuerzan intentando realizar un apoyo correcto. Además, puede adoptar posturas inadecuadas que acabarán ocasionándole problemas. Asimismo, otro inconveniente con el que podrías encontrarte es la aparición de heridas en el quinto dedo. Esto es porque la uña crece enroscada y podría llegar a penetrar en la piel. 

Sin embargo, si mantienes los cuidados básicos de las uñas de tu perro evitarás complicaciones. No existe una edad específica para empezar a cortar las uñas de tu perro. Lo recomendable es que lo hagas lo antes posible, es decir, cuando veas que sobrepasan el límite recomendado que hemos mencionado anteriormente. Una señal que te indica el momento oportuno es cuando las uñas comiencen a entorpecer sus movimientos

Si comienzas a cortar las uñas de tu perro cuando es un cachorro, lo único que debes tener en cuenta durante esa etapa es que el cortauñas esté adaptado al tamaño de sus uñas. Es recomendable también llevarle al veterinario y que sea él quien realice los primeros cortes de las uñas de tu cachorro.

Con respecto al tiempo que tiene que pasar entre un corte de uñas y el siguiente, dependerá de la raza del perro. Cada raza presenta un ritmo de crecimiento específico. También dependerá del ejercicio que realice y de lo que salga al exterior, ya que sus uñas se liman solas de forma natural. Las uñas de los perros no paran de crecer nunca y las razas pequeñas tienen un ritmo mucho mayor de crecimiento que las razas medianas o grandes. 

Es recomendable que no compres tijeras o cortauñas para perros de baja calidad y ten en cuenta el tamaño de tu perro para escogerlas.

Cómo cortar las uñas a un perro paso a paso

En el interior de las uñas de los perros hay tejido vivo que no debemos cortar para no lastimar a nuestra mascota. Por ello, lo primero que debes hacer es identificar este tejido. Podrás detectarlo porque es una línea rosada en el interior de la uña.

A continuación, te ofrecemos las pautas para cortar las uñas a tu amigo peludo de forma segura y eficaz.

  1. Prepara un ambiente relajado para que el animal esté calmado. Toca sus uñas y patitas a diario para que no se asuste cuando necesitemos arreglarlas.

  2. Tu perro debe estar de pie para observar el trozo de uña sobrante y saber por dónde exactamente debes cortar. Lo ideal es que la uña quede a ras del suelo pero sin llegar a tocarlo.

  3. A continuación, y si es la primera vez que le cortas las uñas, toma una de sus patas y pasa las tijeras o el cortauñas rozándolas. Ofrécele después un premio para que asocie la herramienta con un estímulo positivo. Debes repetir este paso hasta que consideres que tu perro está calmado por completo.

  4. Coloca las tijeras a la altura idónea y ejerce una ligera presión, justo lo necesario para que el corte sea limpio y rápido. La posición adecuada es la que muestra un corte recto o ligeramente descendente, evitando cortar las uñas de forma diagonal ascendente.

  5. Una vez hayas terminado con las uñas de la primera pata, felicítalo y vuelve a premiarlo con una golosina antes de pasar a la siguiente.

Puedes encontrarte con problemas si en lugar de tenerlas transparentes o semitransparentes las tiene completamente negras, pues no será visible el tejido vivo a simple vista y podrías ocasionarle daños.

Para evitarlo, puedes emplear alguna de estas opciones:

  • Corta poco a poco la uña empezando por la punta y ve observando su interior. Si es completamente blanco puedes cortar unos milímetros más, pero si observas un punto negro debes parar, ya que justo después se encuentra el tejido vivo.
  • Corta la uña a ras del suelo como hemos explicado, sin levantar la pata del perro, así observarás la parte que debes cortar.

Qué hago si las he cortado demasiado

Si tu perro se ha movido a última hora y has cortado mal la uña, esta empezará a sangrar. Mantén la calma, coge una gasa y humedécela con agua oxigenada, limpia la uña para desinfectar el corte y cortar la hemorragia. Si tienes en casa digluconato de clorhexidina es mejor, pues desinfecta sin irritar la piel de tu mascota. El nitrato de plata en polvo o un polvo estíptico para perros también te vendrá bien para detener las hemorragias.

Si quieres evitar cualquier problema al cortar las uñas de tu perro, visita a un veterinario o peluquero canino, son profesionales y lo harán a la perfección.