Los picaportes de una puerta se gastan o se deterioran debido a su uso. Puede que haya que cambiarlo por uno nuevo, porque notaremos que el tirador está estropeado, ya que no gira bien, o cuesta mucho abrir o cerrar la puerta. Lo mejor, en estos casos, es cambiar el picaporte de la puerta. Esta tarea de bricolaje es muy sencilla, y está a la altura de cualquiera.

Cuando hablamos de cómo pintar puertas de madera, os dimos algunas pinceladas sobre cómo quitar los picaportes. Ahora veremos detenidamente y paso a paso cómo arreglar el picaporte de una puerta. 

Cómo arreglar el picaporte de una puerta: materiales

Lo que puede ocurrir es que la puerta no cierre bien. En este caso, engrasando la manilla con un aceite lubricante sería suficiente, antes de decidirnos a comprar un pomo nuevo o cambiarlo. Pero si esto no funciona, entonces tendremos que cambiar el picaporte de la puerta. Para ello, debemos mirar bien el modelo, o bien desmontarlo por completo y llevarlo a nuestra ferretería habitual para que nos vendan uno igual o al menos lo más parecido posible.

Y estos son los materiales que necesitaremos para cambiar la manilla de la puerta: un destornillador apto para los tornillos que debemos quitar en tamaño. Posiblemente será de estrella, para que encaje bien en los tornillos, el pomo nuevo que hemos comprado, y aceite lubricante.

Cómo arreglar el picaporte de una puerta interior

Lo primero que debemos hacer es buscar los tornillos que están aguantando el pomo de la puerta, que estarán a ambos lados de esta, y desatorníllalos para recuperar lo que se conoce como embellecedor, que es la chapa exterior del tirador, la parte que lo cubre y que protege de golpes. Si cambias éste por uno nuevo, es el que marca el estilo de la puerta.

Una buena opción es escoger tonos oro para puertas que sean de color marrón oscuros, o tonos metálicos para puertas más claras. Hay muchas variedades, y hay que mirar bien, en función de los picaportes de las puertas que tengamos. También debemos escoger en función de si es una manilla para puerta exterior o interior. Las posibilidades de elección son casi infinitas.

Si necesitamos un tirador con cerradura, debemos asegurarnos de que ésta sea segura, y que tenga un buen tope para que no se pueda desmontar fácilmente. Los tiradores tienen, en la barra que queda detrás de la bola que los hace girar, un pequeño tope que se llama tetón. Es una pieza que hay que apretar para desencajar el agarrador y extraer la bola.

Para quitar el pomo de la puerta, usa el destornillador y el tetón apretado. Este tetón, que tiene forma de botón, lo que hace es funcionar como tope para que la barra que aguanta la manilla no se caiga.

Para arreglar el pomo de la puerta mantenemos pulsado este tope a la vez que estiramos la bola o manilla hacia nosotros. Cuando consigamos que la barra del pomo sobresalga un poco más, giramos para desencajarlo y poder separar la bola del resto de las piezas. La dejamos aparte y repetimos la operación con el tirador que está al otro lado de la puerta.

Cómo arreglar el picaporte de una puerta: el pestillo

Si el problema es que el agarrador de la puerta no gira bien, puede que con cambiar los tiradores o bolas no sea suficiente. Es por esto que vamos a enseñarte cómo cambiar el pestillo de la puerta para que puedas desmontar el pomo pieza por pieza y sustituir la parte que no funciona, si sabes verla, o llevarlas todas a una ferretería para que un profesional te aconseje cuál deberías cambiar.

Para cambiar el pestillo de la puerta primero debemos quitar los dos tornillos que aguantan su chapa. El pestillo está en el lateral de la puerta y es la parte que encaja con la pared y mantiene la puerta cerrada. Una vez desatornillada la chapa, guardamos los tornillos, la quitamos y con el mismo destornillador hacemos palanca de la pieza que hay dentro. Así conseguiremos quitar el pestillero de la puerta.

Las piezas del pomo pueden cambiarse sin tener que cambiar el pestillo, pero si necesitamos cambiar el viejo, lo mejor es que antes de comprar uno nuevo, quitemos el viejo para comprobar que la apertura de la pestillera es la misma que la del tirador nuevo.

Cuando tengamos todos los materiales, ya podemos montar cada una de las piezas. Empezaremos con el pestillero, colocando la pieza en el interior de la puerta y atornillando la chapa que lo sujeta a ella.

Continuaremos con el pomo principal, que es el que tiene la barra. Colocamos primero el embellecedor, introduciendo la barra a través del embellecedor y la puerta, y encajamos el tirador apretando bien ele tetón. Atornillamos la manilla al embellecedor y nos aseguramos de que todo quede bien sujeto.

Continuamos con el pomo secundario, que es el que no lleva barra. Lo encajamos colocando primero el embellecedor, apretando el tope o tetón para que el agarrador quede bien sujeto. Atornillamos el embellecedor hasta que quede bien apretado y sujeto.

Es importante, para que los picaportes duren más tiempo y en perfectas condiciones, usar lubricante de vez en cuando.