Crea el  videojuego al que te gustaría jugar en tu tiempo libre

Crea el videojuego al que te gustaría jugar en tu tiempo libre

¿Cómo hacer... ?

Cómo crear un videojuego desde cero y tener éxito

Crear un videojuego puede ser apasionante, y una vez que hagas el primero querrás hacer muchos más, a continuación todos los pasos necesarios.

El impacto que tiene la industria de los videojuegos en nuestro país es muy elevado. Las estadísticas dicen que los ciudadanos cada vez gastan más dinero en este tipo de ocio, así que puede interesarte ganar dinero en internet haciendo videojuegos.

Si quieres crear tu propio videojuego desde cero, debes saber que será un trabajo duro, especialmente si no cuentas con el apoyo de un equipo de personas que te ayude, pero será altamente gratificante

Quizá puedas llegar a hacer un videojuego de éxito y ganar mucho dinero con él, pero antes de que comiences a trabajar en tu sueño, te recomendamos que sigas las leyendo las líneas que te dejamos a continuación, donde te indicaremos los pasos básicos para hacer un videojuego desde cero.

La idea

El primer paso es que tengas una idea de qué tipo de videojuego quieres hacer y saber a rasgos generales qué quieres transmitir con él. No hace falta que pulas la idea en este primer paso, sería un error. Ya te centrarás en los detalles más adelante, lo que primero necesitas es tener una idea.

No debes sentarte y esperar a que la idea venga a ti, ésta puede surgir en cualquier momento, sólo estate atento a las circunstancias, cuando tengas la idea perfecta para un juego, lo sabrás. 

Si tras pasar un par de semanas no se te ocurre nada, puedes tratar de ver otros juegos que te gusten y en base a ellos pensar algo similar para tu juego. También puedes basarte en algún libro que hayas leído, en alguna serie de televisión… 

Piensa en tus limitaciones

Si quieres hacer un videojuego con alta calidad gráfica como por ejemplo el Resident Evil, vas a necesitar el apoyo de un equipo humano y también un apoyo económico importante. Si no cuentas con un estudio, ni con recursos, ni experiencia, hacer un juego de estas características puede ser demasiado ambicioso. 

Puedes empezar por crear un juego para móvil ya que suelen tener una complejidad menor que un videojuego para PC o videoconsola. Si lo haces bien, puedes crear un juego para móvil que ofrezca muchas horas de diversión, también puedes pensar en desarrollar una aventura gráfica o un juego en dos dimensiones, donde no requieres de un motor gráfico potente para generar escenas.

Debes pensar también en el tiempo que vas a emplear en el desarrollo, si apenas tienes un par de horas a la semana, no optes por hacer algo muy sofisticado. En caso de que te exijas demasiado lo más probable es que acabes abandonando la idea de crear un videojuego. Se realista.

Crea un guion

Ahora ya puedes ponerte a trabajar en un guion:

  • Define a los personajes y los escenarios: Crea fichas para cada personaje y para cada escenario, si se te da bien dibujar puedes acompañar cada ficha de un dibujo descriptivo. 
  • Define una introducción, un nudo y un desenlace a tu historia, tal como si fuera una novela.
  • Crea un listado de sucesos que puedan ocurrir en tu historia.
  • Crea misiones para tu juego y la manera de resolverlas.
  • Piensa en cómo premiar los logros del jugador.
  • Organiza las ideas con los diversos caminos que pueda seguir la historia.

Prepara tu ordenador de trabajo

Necesitas utilizar un PC actual para desarrollar ya que el software que te va a permitir crear el juego va a requerir tener un soporte hardware importante. Generalmente no hace falta que sea de última generación, pero no debe ser muy antiguo. Y tener una buena memoria RAM, es imprescindible.

Para que te hagas una idea, para desarrollar en uno de los motores gráficos más punteros del momento se requieren estas características:

  • Sistema Operativo: Windows 10.
  • Procesador: Quad-Core Intel o AMD a 2,5 GHJz o superior
  • 8 GB de memoria RAM
  • Compatibilidad con DirectX 11

Consigue 8 GB de memoria RAM un grupo de trabajo

Aunque vayas a crear un juego pequeño, puede ser interesante contar con un grupo de amigos que te ayude a desarrollarlo, cada uno centrado en una parte del juego concreto. Por ejemplo, un integrante del grupo puede dedicarse a los efectos de sonido, otro a la parte gráfica, otro a la de programación…

Si puedes contar con ayuda, mucho mejor, ya que es más probable obtener un juego más profesional y lo lograrás en menor tiempo.

Ojo con las actualizaciones automáticas de tu ordenador, tenlas controladas para no tener ningún problema.

Escoge el motor gráfico a emplear

Para crear videojuegos existen los motores gráficos, que son un montón de librerías que cuentan con todos (o casi todos) los elementos de programación para desarrollar la IA de tu videojuego, así como la física de este, por ejemplo, gracias a un motor gráfico podrás simular que una pelota rebota contra una pared.

Aunque hay motores gráficos que tienen un entorno de desarrollo gráfico que permite desarrollar ciertas acciones sin escribir ni una sola línea de código fuente, es recomendable tener conocimientos de programación pues tarde o temprano lo necesitarás. Suele ocurrir que el motor gráfico se queda corto en ciertos aspectos y podemos querer modificar o crear algo que el motor no nos facilita y sin saber programar no podremos hacerlo. 

Céntrate en la parte gráfica y sonora

Hay un montón de efectos de sonido y de elementos gráficos (sprites, entornos) que puedes descargarte de forma gratuita para añadir a tu juego, no obstante, estos recursos suelen ser empleados por muchos otros desarrolladores, especialmente por los más amateur. Si quieres hacer algo único y diferente deberás emplear esfuerzo en crear tus propios diseños audiovisuales.

Prueba tu juego

Piensa que tendrás que activar las cookies del navegador que utilices para todo el proceso. 

Antes de lanzar tu juego para que el mundo pueda disfrutarlo, debes probarlo muy bien para evitar que tenga errores, para ello debes pasarle el juego a varias personas que se encarguen de probarlo.

Si se trata de un juego online puedes abrir una versión beta de prueba para que los jugadores se registren, jueguen y reporten errores.

Cuando ya tengas el juego libre de errores (al menos de la mayoría de ellos) ya puedes lanzar una versión final de tu juego, permitiendo que la gente se lo pueda descargar y disfrutar.