Tecnología VIDEOJUEGOS

Animal Hero, un videojuego para niños con síndrome de Down creado por universitarios

El videojuego Animal Hero fue uno de los proyectos seleccionados para participar en el programa Explorer de Banco Santander, que apoya las ideas de jóvenes emprendedores. 

En un futuro lejano la mayoría de la población de la Tierra ha emigrado a otro planeta a causa de un virus mortal que solo afecta a los humanos. Nuestro protagonista es Hero, un niño de 11 años que se dirige a toda velocidad hacia la Tierra con su nave espacial para recuperar a su mascota Axel. 

Así comienza la historia de Animal Hero, un videojuego para niños con síndrome de Down que busca estimular el aprendizaje y la memoria. El proyecto nace en la Escuela Universitaria ERAM de Girona, donde a cuatro jóvenes se les propuso “ayudar a una investigación científica que había descubierto que un extracto del té verde, junto a la estimulación cognitiva, ayudaba a mejorar ciertas capacidades en los niños con síndrome de Down”, cuenta Silvia Quera, project manager de Animal Hero. 

El principal problema al que se enfrentaba esta investigación era que sus ejercicios eran demasiado aburridos para los niños: “No querían participar porque era como si estuvieran haciendo deberes”. Así que “nos propusieron hacer algo interactivo para que fuera más fácil ayudar a esos niños. Pensamos en hacer un videojuego que fuera más allá de tan solo divertir y ahí surgió el primer prototipo de Animal Hero”, recuerda Quera. 

El objetivo del juego es mejorar algunas capacidades cognitivas de los niños con síndrome de Down como la atención, la memoria o la planificación. “A ellos les cuesta más retener ese tipo de información y lo que hace el juego es trabajar estos aspectos de una forma divertida”. Los ejercicios se camuflan en una historia en la que los niños “se sienten los héroes”. 

En su primera versión, en 2014, Animal Hero se desarrolló para Kinect (un controlador de juego que utiliza el movimiento). “Lo probamos con los niños y niñas de la investigación, vimos que les gustaba y que se divertían”, así que, tras una buena primera acogida “decidimos tirar para adelante con el proyecto”. 

Después de un par de años de trabajo en los que “rehicimos todo el arte y la historia”, para adaptar el videojuego a tablet y, en definitiva, “hacerlo más nuestro, ya fuera de la universidad”, era hora de buscar financiación. Para Animal Hero, como para muchos otros proyectos de emprendimiento, este es uno de los grandes obstáculos. 

Explorer Jóvenes con Ideas, la iniciativa que apoya el emprendimiento

En su caso, explica Quera, buscaron ayuda a través de crowdfunding, pero la campaña no funcionó como se esperaba. De manera que buscaron financiación mediante becas, premios o ayudas para emprendedores. Recurrieron a Santander X, una plataforma global de emprendimiento universitario de Banco Santander que busca impulsar y dar visibilidad al talento emprendedor joven.

El equipo de Animal Hero (Silvia Quera, Yolanda Peregrín, Alba Bosacoma y Aniol Barallé) participó en una de las iniciativas que forman parte de Santander X: el programa Explorer, Jóvenes con Ideas. Tras resultar seleccionadas, participaron durante cinco meses en un programa de formación especializada y mentoring para mejorar sus capacidades emprendedoras, su estrategia de negocio y darle impulso a su startup. 

La formación empresarial, las herramientas para conseguir financiación o aprender a hacer planes de negocio son algunos de los conocimientos que el equipo de Animal Hero destaca tras su experiencia con el programa Explorer. “Todo esto nos sirvió mucho porque pudimos presentarnos a la beca Bifrutas (dotada con 20.000€). De 800 personas, ganamos nosotros y fue gracias al plan de empresa que hicimos en el Explorer”, asegura Quera, quien, además, pudo viajar a Silicon Valley, un premio reservado por el programa para las mejores ideas emprendedoras de cada Explorer Space, 53 en toda España: “Allí vimos las grandes empresas como Google o Facebook, también pequeñas incubadoras y cómo ellos plantean el hecho de emprender”. 

Aparte del periodo de formación y mentoring y el viaje a Silicon Valley -el programa culmina con la celebración de los Explorer Awards, dotados con 30.000€, 20.000€ y 10.000€ para los tres mejores proyectos. Y aunque Animal Hero quedara como finalista, “los premios del Santander nos han dado mucha visibilidad, porque mucha prensa nos ha contactado e incluso inversores nos han visto”, relata Quera. 

También es un empujón para seguir adelante, “porque tú vas trabajando en un proyecto que ya no sabes si funcionará y estos premios te motivan a ti y al equipo”. Por ahora, Quera continúa trabajando en el desarrollo de Animal Hero “cuando tengo tiempo libre, después del trabajo o los fines de semana”, pero, a largo plazo, lo ideal sería dedicarse a ello por completo. 

“Ahora lo que haremos es ir a inversores privados a buscar financiación porque ya tuvimos alguna oferta y, si no, tenemos asociaciones de personas con discapacidad interesadas en la historia de Animal Hero”, relata. En este nuevo plan quizá no se trate de hacer el videojuego tal como se concibió “pero sí adaptarlo a las necesidades de cada asociación, es decir, a otro tipo de discapacidades”, explica Quera. 

“Nosotros tenemos planteado un futuro en el que Animal Hero, en vez de ser un videojuego, sería como un Netflix para la gente con discapacidad donde haya videojuegos, actividades o canciones”, cuenta Quera. “Realmente nuestro sueño es este, conseguir que los niños puedan divertirse con todo el universo Animal Hero”. 

La de Animal Hero es una de las más de 1.500 historias que cada año forman parte del programa Explorer: una comunidad de jóvenes emprendedores cada vez más amplia que cuenta con el apoyo del Santander a través de Santander Universidades y también del Centro Internacional Santander Emprendimiento, CISE, para dar impulso a sus ideas. 

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro.