Este protozoo penetra por los orificios nasales hasta alcanzar nuestro cerebro

Este protozoo penetra por los orificios nasales hasta alcanzar nuestro cerebro Webconsultas

Salud Microorganismos

La ameba 'comecerebros' provoca un nuevo caso mortal en EEUU

Noticias relacionadas

Un hombre de 29 años falleció a finales del pasado verano tras ser infectado por la ameba Naegleria fowleri en un parque acuático de Waco, en el estado de Texas. Son las conclusiones de la investigación que el servicio de Salud Pública del condado ha extraído tras examinar las aguas del BSR Cable Park and Surf Resort.

De acuerdo con medios locales, Fabrizio Stabile visitó estas instalaciones el pasado mes de septiembre. Poco después empezó a desarrollar un dolor de cabeza ligero pero progresivo. Los síntomas empeoraron, con el paciente incapaz de moverse de la cama o articular palabras coherentes. Tras ser hospitalizado, los médicos encontraron muestras de N. fowleri en el líquido cefalorraquídeo de su médula espinal.

Stabile había desarrollado una infección poco común pero peligrosa: la Meningoencefalitis amebiana primaria (MAP) a través del contacto con el protozoo N. fowleri. Este artículo médico explica cómo la ameba penetra por los orificios nasales a través de su medio acuático natural. Tras adherirse a uno de los nervios craneales, migra hasta el bulbo olfatorio. Esta estructura se encarga de enviar al cerebro los olores que percibimos para codificarlos. Finalmente se multiplica y consigue llegar hasta el cerebro.

Su apodo no es casual: este organismo unicelular produce inflamaciones, muerte celular o necrosis y sangrados internos. Se trata de un proceso doloroso que se desarrolla con rapidez, y para el que no existe un tratamiento eficaz.

Una de las razones por las que las tasas de supervivencia son tan bajas son los síntomas leves de la primera etapa. Tal y como relatan amigos y familiares en esta página para recaudar fondos, los médicos de Fabrizio Stabile pensaban que sufría una meningitis bacteriana común. El hospital tardó tres días en averiguar el origen de sus dolencias. Fueron más rápidos que la media: tan solo el 27% de los casos son diagnosticados antes de que el paciente fallezca, según este estudio.

El equipo que examinó las instalaciones acuáticas de Waco concluyó que, pese a no encontrar muestras in situ de la ameba, las malas condiciones del agua "indican que la exposición ocurriese probablemente en este lugar". Los gerentes del parque han defendido en un comunicado que sus instalaciones cumplen todos los requisitos sanitarios. Éstas han sido cerradas hasta nuevo aviso.

Naegleria fowleri ha causado la muerte de 300 personas desde su descubrimiento en los años 60; prácticamente la mitad de casos registrados han sucedido en Estados Unidos.

[Más información: Una niña de 10 años sobrevive por primera vez en España a la ameba 'comecerebros']