No todo el mundo reacciona igual después de un coito.

No todo el mundo reacciona igual después de un coito.

Salud Sexo

Hay personas que lloran después de un 'polvo'. Y no es porque no les haya gustado

La disforia postcoital es una reacción habitual de la que apenas se habla y un estudio en el que usted puede participar busca respuestas. 

Lo normal en una relación sexual puede tener innumerables matices, como muchos estudios han ido desentrañando durante las últimas décadas. De hecho, se suele asumir como normales determinadas situaciones que posiblemente no lo sean, pues el sexo ha sido un tema tabú en la ciencia durante mucho tiempo.

Ahora, un nuevo estudio pretende resolver las dudas sobre aquello que se considera normal en una de las etapas de las relaciones sexuales: el momento inmediatamente posterior a una relación sexual.

La normalidad tras el sexo

Se suele asumir que la mayoría de la gente se relaja, o bien se cansa, tras una relación sexual. Sin embargo, los investigadores no lo tienen tan claro, y sugieren que habría una amplia gama de respuestas para explorar. Entre dichas situaciones estarían los sentimientos de depresión o ataques repentinos de llanto tras el sexo.

Por ello, Robert Schweitzer, psicólogo de la Universidad de Tecnología de Queensland, Australia y sus colaboradores pretenden investigar más a fondo qué sucede exactamente en este período inmediatamente después de la actividad sexual consentida, un período más conocido como fase de resolución.

Como ejemplos, Schweitzer refiere que hay personas que prefieren permanecer abrazadas, otros buscan la soledad, e incluso algunas personas han experimentado el llamado blues [bajón, en inglés] post-sexo

Este blues post-sexo se explicaría como sentimientos de ansiedad, tristeza, irritabilidad y llanto tras el sexo. Es lo que técnicamente se llama disforia postcoital, una serie de sentimientos que pueden durar desde 5 minutos a 2 horas y que ocurren tras cualquier tipo de relación sexual, incluyendo las relaciones buenas y agradables. De hecho, según Schweitzer, la disforia postcoital es bastante frecuente y se produce incluso tras una relación sexual fisiológicamente normal.

Cómo colaborar en el estudio

Dado que fenómenos como la disforia postcoital parecen ser más comunes de lo que se pensaba, los investigadores han ideado este nuevo estudio para tratar de descubrir, mediante una encuesta, qué es lo que sucede tras el sexo a hombres y mujeres, heterosexuales y homosexuales, para poder así documentar la experiencia en esta fase de resolución teniendo en cuenta toda la gama de respuestas posibles.

De hecho, actualmente las investigaciones acerca de la causa y prevalencia sobre la disforia postcoital son escasas, por lo que este estudio podría servir, además, para documentar mejor esta situación. De hecho, es uno de los objetivos del estudio, junto a plan de desarrollar una escala que permita evaluar la fase de resolución dentro del ciclo sexual humano.
Por ello, los investigadores necesitan ayuda para investigar la frecuencia y causas de esta depresión post-coital, y buscan participantes a través de Internet. Si usted tiene 18 años y es sexualmente activo/a, puede participar en el estudio haciendo click aquí.