La granada es una de esas frutas que tendríamos que tener siempre a mano para que nuestro organismo funcione como un reloj. Con un gran poder antioxidante gracias a su alto contenido en antocianinas, polifenoles y taninos, este superalimento tiene además un sabor delicioso y combina a la perfección con todo tipo de platos por su versatilidad sin tener que mirar la báscula de reojo. Los múltiples nutrientes de la fruta del Punica granatum ayudan a nuestras defensas, mejoran la circulación e incluso podrían esconder poderes afrodisíacos. Los antiguos egipcios ya preparaban un vino con su jugo e Hipócrates recomendaba su zumo contra la fiebre y para prevenir las enfermedades. 

Noticias relacionadas

El granado es un árbol originario de una región que va desde Irán al norte de los Himalayas, en India. Fue cultivado en la región mediterránea desde la antigüedad; de hecho, se calcula que existe desde hace al menos 5.000 años en Asia occidental y el norte de África, siendo cultivada en los míticos Jardines de Babilonia y esculpida en los bajorrelieves egipcios. Apreciada no solo por sus cualidades nutritivas, sino también por su crecimiento en las zonas desérticas porque su piel gruesa protege el fruto de la desecación y permitía que fuese transportada durante grandes distancias sin perder sus valores. Se cree que fueron los bereberes los que trajeron la fruta a Europa y se afirma que la ciudad de Granada debe su nombre a la fruta. Además, desde 1492 la granada forma parte del escudo de España.

Para hablar de los beneficios de la granada tenemos que empezar por sus antioxidantes, una fuente natural para combatir el envejecimiento celular y oxigenar los tejidos. Antocianinas, polifenoles y taninos reducen el llamado colesterol malo y protegen nuestro corazón favoreciendo la salud cardiovascular y mejorando la circulación sanguínea. También contribuyen a tener una piel saludable y oxigenada, además de proteger la epidermis contra los efectos dañinos de la luz ultravioleta, los rayos UVA y UVB. Su aporte de potasio ayuda a limpiar los riñones y su bajo índice glucémico la convierte en una fruta indicada para los diabéticos.

Un estudio de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza, afirma que un compuesto elaborado con granadas habría demostrado que ésta ayuda a alargar la vida al reducir el envejecimiento mitocondrial en individuos de edad avanzada. Unas biomoléculas presentes en la fruta y también en las frambuesas acaban descomponiéndose en el intestino y generando urolitina A, que disminuye la pérdida de masa muscular asociada al paso del tiempo y la debilidad que sufren los tejidos. Otro de sus beneficios tiene que ver con la pérdida de peso, a la que contribuye gracias a su contenido en magnesio, que forma parte de enzimas que intervienen en el metabolismo de grasas e hidratos de carbono, y también por su poder diurético que favorece la eliminación de líquidos.

Fueron muchos los pueblos que han visto en la granada un símbolo del amor y la fertilidad. Que sea una fruta sexual no es una idea descabellada. De hecho, un estudio de la Universidad Queen Margaret de Edimbrugo, en Escocia, afirma que tiene efectos similares a la viagra. Aseguran los investigadores que beberse un vaso de zumo todos los días aumenta el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres después de haber llevado a cabo un experimento con personas de 21 a 64 años. Registraron un aumento de los niveles de testosterona de hasta un 30%.

Valor nutricional de la granada

El valor nutricional por 100 gramos de granada es el siguiente:

Calorías: 83 kcal

Grasas totales: 1,17 g

Colesterol: 0 g

Hidratos de carbono: 18,7 g

Proteínas: 1,67 g

Vitamina C: 10,2 mg

Calcio: 10 mg

Magnesio: 12 mg

Fósforo: 36 mg

Potasio: 236 mg

Variedades de granada

Se cultivan decenas de variedades de granada en todo el mundo. En España, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se produce más de 75.000 toneladas anuales. Más de la mitad se cultivan en la Comunidad Valenciana, seguida de Murcia y Andalucía, pero también hay cifras notables en Extremadura y Cataluña. 

Principalmente se cultivan y se comercializan tres variedades en nuestro país:

-Mollar de Elche. Fruta de tamaño grande, con el grano grueso y de color muy oscuro. Semillas muy reducidas y blandas. Madura entre octubre y noviembre.

-Mollar valenciana. Fruto grande de forma redondeada y aplanada, con granado grueso y semilla reducida. Es de recolección temprana.

-Wonderfull. Es más grande de lo normal y con un sabor más agradable. Carne roja y sabor agudo.

Cómo tomar la granada

Aunque se come normalmente fresca, nos recuerdan desde la Fundación Española de Nutrición (FEN) que "también tiene una importante aplicación en la elaboración de granadina, bebidas fermentadas y jarabes". Pero antes de poder emplearla tendremos que solventar el engorroso escollo de pelarla que puede hacerse en un momento y sin esfuerzo si seguimos las indicaciones que nos dan los compañeros de Cocinillas.

Una vez desgranada podemos combinar con mango y frutos secos en esta fresquísima ensalada o preparar una salsa de granada para carnes en un periquete; pero también jugar con ella en otras elaboraciones con las que acertaremos por su gran versatilidad. También recordamos algunos truquitos para sorberle todo el jugo y preparar zumo fácilmente.

También te puede interesar

Granada, la fruta sexual

Cómo pelar una granada en un momento y sin esfuerzo

11 alimentos que mejoran la circulación sanguínea