Durante los últimos años, y muy especialmente en la última década, las alternativas vegetales a los productos cárnicos y sus derivados no han hecho más que multiplicarse. Ya sea por motivos medioambientales, éticos o por salud, la realidad es que las denominadas 'carnes vegetales' se han perfeccionado en general, tanto en apariencia como en textura y sabor.

Noticias relacionadas

Inicialmente destacaban productos como el seitán, basado en el gluten del trigo, o el tofu y la soja texturizada, estos dos últimos basados en la misma legumbre. Sin embargo, no son pocos los que echan en falta mejores texturas y sabores en productos de este tipo, por lo que existirían huecos que cubrir en el mercado de productos veganos.

Con ese objetivo nació la Heura o "carne vegetal", procedente de Barcelona, de la mano de Marc Coloma. Según el CEO de la compañía Foods For Tomorrow, su producto representaría la "tercera generación de proteínas vegetales", a pesar de basarse esencialmente en la soja como muchos otros productos similares.

Como ya afirmó Coloma a nuestros compañeros de Cocinillas, la gastronomía de EL ESPAÑOL, el objetivo de la empresa barcelonesa es llegar a un "cambio de paradigma" respecto a las proteínas vegetales. En este caso no solo a nivel medioambiental, sino centrándose en mejorar su sabor y su textura.

Coloma llama tercera generación de proteínas vegetales a la Heura porque la primera generación serían los ya mencionados tofu, seitán o tempeh, mientras que la segunda generación la representaría la soja texturizada. Por tanto, Heura sería el representante de la tercera generación, dado que mejora algunas características de sus antecesores. 

Esencialmente, la Heura busca imitar a la carne de pollo en textura, aspecto y sabor, pero basándose íntegramente en la soja. A diferencia de otros productos derivados como la soja texturizada, donde la elaboración del producto se basa en la técnica de extrusión en seco, la Heura se fabrica mediante una extrusión húmeda de la soja sin procesado previo. En otras palabras, se puede consumir sin cocinarla, tal cual se comercializa, ya sea en forma de tacos, bocados o tiras.

Sus ingredientes, además del mencionado concentrado de soja, son agua, aceite de oliva, sal, aromas y especias variadas como el pimentón, pimienta, jengibre, nuez moscada, macis y cardamomo. Con todo este conjunto se logra elaborar un alimento 100% vegano, pero con una textura y aspecto carnosos, con una gran similitud a la carne de pollo típica.

La cantante Rosa López es una de las personalidades que se han aficionado a su consumo: recientemente compartía con la sección JALEOS de este diario su receta de lentejas veganas con carne de Heura

Propiedades nutricionales

A nivel nutricional, la carne de Heura goza de una serie de propiedades nutricionales destacables. En conjunto representa una buena combinación de los tres macronutrientes (hidratos de carbono, grasas y proteínas). Además, posee una baja densidad calórica, con tan solo 126 kcal por cada 100 gramos de producto, pudiendo usarse en multitud de recetas como sustitución del pollo.

Por su parte, contiene apenas 3 g de grasa, 2 g de hidratos y casi 20 g de proteínas por cada 100 g, sin olvidar los 6.5 g de fibra y apenas 1 g de sal en la misma cantidad de producto.

Otra de sus propiedades, dado que se basa en la soja, es que posee una gran cantidad de proteínas de calidad, siendo la legumbre con mayor cantidad de lisina. Además, no contiene gluten (como sucede con el seitán), algo que hace de la Heura un producto adecuado para celíacos. Y, además, se le añade también vitamina B12 de forma suplementaria, evitando conservantes y colorantes en el plato final.

Según sus creadores, un solo plato de Heura es capaz de aportar "dos veces más proteína que el huevo, cuatro veces más hierro que las espinacas y seis veces más fibra que el tofu".

A nivel ecológico, los creadores de Heura afirman que su producto es mucho más respetuoso con el medioambiente que las carnes en general: para elaborar 1 kg de Heura necesitan 908 litros de agua, mientras que para obtener 1 kg de carne de vacuno se necesitarían más de 15.000 litros de agua, según datos de la propia empresa Foods for Tomorrow.

Además, afirman, para producir 1 kg de carne de vacuno se necesitaría una media de 20 kg de cereales, mientras que para producir 1 kg de Heura solo se necesita 0.5 kg de soja.

Por desgracia, no es demasiado fácil adquirir este tipo de carne, tanto a nivel económico como a nivel logístico: se suele encontrar en puntos específicos de venta dedicados a alimentación vegetariana y vegana, y un kilogramo de esta "carne vegana" puede rondar los 27 euros.