Con la colaboración de:

Nutrición

Leche ecológica de las vacas con nombre, las que dan más leche

José Manuel Vázquez, el ganadero de la primera ganadería Ecológica en España responde a un estudio de la Universidad de Newcastle queha demostrado que las vacas que tienen nombre aumentan su producción en 235 litros al año.

Una publicación realizada por investigadores de la Facultad de Agricultura, Alimentación y Desarrollo Rural de la Universidad de Newcastle afirma que las vacas que tienen un nombre dan más leche. Consiste en tratar al animal de manera personalizada y no ahorrar en cuidados, ya que esto mejora la percepción que tienen los animales de los humanos. Como consecuencia de este tipo de trato pueden aumentar su producción en 235 litros anualesJosé Manuel Vázquez, ganadero en O Burgo de Negral, en Lugo, la primera ganadería ECO en España responde: “Tomo nota y voy a pensar en nombres para mis 117 vacas, aunque para mí lo importante no es solo producir más leche, sino hacerlo de manera más sostenible“.

La ganadería ecológica: calidad de vida de las vacas como prioridad

El objetivo de José Manuel no es tanto producir mayor cantidad de leche como ocuparse de la alimentación y bienestar de las vacas. Para que una ganadería reciba la certificación de ecológica debe cumplir una serie de características muy estrictas, empezando por su reconversión de ganadería tradicional a ECO, proceso que puede durar hasta dos años. En este periodo se adaptan los establos, que deben contar con un alojamiento mínimo de 6m2 y una zona de ejercicio de 4,5m2 por cabeza. Para conseguir un cuidado integral de las vacas se evita que el animal sufra estrés y para ello se procura que el animal pueda pastar al aire libre los 365 días del año, siempre que las condiciones climatológicas lo permitan. Además se debe contar con un máximo de dos vacas por hectárea de terreno. La producción ecológica también regula los tratamientos alternativos a los animales (el uso de antibióticos es el último recurso) y las que hayan sido tratadas deben permanecer hasta el doble de tiempo descartadas para ordeñarse que en la ganadería tradicional.

Sin embargo una de las características más importantes a la hora de certificar una ganadería como ECO es el tipo de alimentación, que también debe ser ECO. Los pastos, forrajes y piensos deben estar libres de organismos genéticamente modificados (OGM). El tratamiento del suelo donde pastan debe respetar la vida y la fertilidad natural y el número de productos fitofarmacéuticos que se pueden usar está muy limitado. No se usan tampoco plaguicidas, herbicidas e insecticidas.

Leche ECO: nuevas oportunidades para el sector agroganadero en el ámbito rural

Las producciones de leche ecológica apuestan por la sostenibilidad del sector mediante fórmulas que permitan ofrecer un valor añadido al ganadero y que resulten tanto respetuosas con la salud y el medio ambiente, como la rentabilidad de las explotaciones. En este tipo de producciones por ejemplo se fortalece el uso de razas autóctonas.

Las explotaciones ecológicas tienen una regulación mucho más estricta que las explotaciones de ‘pastoreo’ o de ‘bienestar animal’ y es la única regulada a nivel europeo a través del Reglamento sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos. 

Logo certificación eco.

Logo certificación eco.

Leche ECO

La leche ecológica es la opción más completa y sostenible en cuanto a cuidado integral del animal, sostenibilidad ambiental, sostenibilidad socieconómica para el ganadero y, sin duda, la alternativa más saludable.

La leche ecológica está identificada con el sello de agricultura ecológica de la UE, que ofrece a los consumidores plenas garantías de que el origen y la calidad cumplen los requisitos establecidos en el reglamento de agricultura ecológica de la UE, comprobado gracias a una trazabilidad exhaustiva tanto en la recogida y transporte como en fábrica.

Los beneficios de la leche ecológica son reales. Las vacas con nombre son una parte esencial del cambio que se está dando en la industria lechera y por el que el grupo Lactalis ya apostó hace veinte años con la ganadería de José Manuel.