Comprimidos naturales que no son lo que parecen.

Comprimidos "naturales" que no son lo que parecen. Gtres

Nutrición Seguridad farmacológica

Sanidad alerta de un "complemento alimentario natural" fraudulento y ordena retirarlo

El producto contiene en secreto fármacos contra la disfunción eréctil que ponen en peligro a personas con problemas cardíacos.

Noticias relacionadas

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, informa de una infracción fraudulenta de la comercialización del producto Volfort Cápsulas detectada por el Grupo de Consumo, Medio Ambiente y Dopaje del Cuerpo Nacional de Policía. En virtud de este hecho, la agencia ha dictado la prohibición de la comercialización y la retirada del mercado de todos los ejemplares del citado producto.

Este producto está comercializado como complemento alimenticio pero, según los análisis llevados a cabo por el Laboratorio Oficial de Control de esta Agencia, el mencionado producto contiene las sustancias activas sildenafilo y tadalafilo en cantidad suficiente para restaurar, corregir o modificar una función fisiológica ejerciendo una acción farmacológica.

Eso le confiere la condición legal de medicamento según lo establecido en el artículo 2 a) de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio. Sin embargo, estas sustancias no se declaran en su etiquetado, que indica engañosamente una serie de productos de origen vegetal. El producto ha sido distribuido por una empresa con sede en El Médano (Tenerife).

El sildenafilo y el tadalafilo están indicados para restaurar la función eréctil deteriorada mediante el aumento del flujo sanguíneo del pene por inhibición selectiva de la fosfodiesterasa 5 (PDE-5). Los inhibidores de la PDE-5 están contraindicados en pacientes con infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas, hipotensión (tensión arterial < 90/50 mmHg), hipertensión arterial no controlada o historia de accidente isquémico cerebral (ictus isquémico).

Estos principios activos, que se encuentran en fármacos como la Viagra, también está desaconsejados en pacientes con insuficiencia hepática grave, con antecedentes de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica o con trastornos hereditarios degenerativos de la retina tales como retinitis pigmentosa. En pacientes con insuficiencia renal grave también puede llegar a estar contraindicado en función de la dosis y del tipo de inhibidor de la PDE-5.

Los inhibidores selectivos de la PDE-5, prosigue la AEMPS en su comunicado, presentan numerosas interacciones con otros medicamentos que pueden dar lugar a reacciones adversas de diversa gravedad, como las cardiovasculares, ya que su consumo se ha asociado a infarto agudo de miocardio, angina inestable, arritmia ventricular, palpitaciones, taquicardias, accidente cerebro vascular e incluso muerte súbita cardiaca, que se han presentado en mayor medida en pacientes con antecedentes de factores de riesgo cardiovascular para los cuales estaría contraindicado.

Este producto se presenta como un producto natural, ocultando al consumidor su verdadera composición. En particular, la presencia de sildenafilo y tadalafilo supone un riesgo para aquellos individuos especialmente susceptibles de padecer reacciones adversas con el consumo de inhibidores de la PDE-5, denuncia la agencia. Precisamente, estos individuos podrían recurrir a productos de este tipo, pretendidamente naturales, a base de plantas, como alternativa teóricamente segura a los medicamentos de prescripción autorizados.

Una estafa frecuente

El caso del Volfort es el último dentro de una estafa relativamente común, el de las falsas "viagras de herbolario". Se trata de complementos nutricionales que se venden libremente y sin receta, a un elevado coste, y que prometen resolver la disfunción eréctil solo con productos naturales. La realidad es que introducen fraudulentamente el principio activo de la famosa pastilla azul, por los efectos que notan los consumidores son enteramente farmacológicos.

Este verano ya se ordenó la retirada de unas cápsulas de la empresa Marco Cordone Spain por este motivo, y en abril, era el propio Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, quien daba la voz de alarma sobre uno de estos productos intervenidos, VXCápsulas. "Uno de los mayores peligros de los 'productos naturales': a veces les añaden medicamentos reales para que de verdad tengan algún efecto. Y la gente podría estar tomando algo no adecuado o dosis excesivas", explicaba el ministro.

[Más información: El timo de la 'Viagra de herbolario': era una pastilla disfrazada]