La miel escurriéndose a través de una cuchara.

La miel escurriéndose a través de una cuchara. Pixabay

Nutrición Medicina

El efecto más desconocido de la miel tiene que ver con tus labios

Este alimento se usaba como tratamiento antiinfeccioso antes de la llegada de los antibióticos hace 100 años.

Se sabe que uno de cada tres individuos suele ser propenso al desarrollo repetitivo de herpes labial, habitualmente en las mismas zonas una y otra vez. Por lo tanto, no es raro tener en el botiquín una crema basada en el aciclovir, el componente antiviral capaz de reducir los síntomas asociados al herpes. En otras ocasiones, cuando la infección es más virulenta y sintomática, es posible tener la necesidad de tomar este fármaco en forma de comprimidos, pero cuando se trata de infecciones leves, los tratamientos tópicos o cremas son suficientes.

El virus del herpes tipo 1 y tipo 2, labial y genital respectivamente, son microorganismos que tienden a repetir sintomatología de forma continuada cada cierto tiempo. No se curan nunca, pero dependiendo del individuo pueden producir una reinfección en más o menos tiempo. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista British Medical Journal sugiere que existiría un tipo especial de miel, Kanuka (Kunzea ericoides), que podría ser igual de efectiva que el componente aciclovir en forma de crema.

Así lo afirman los investigadores del Instituto de Investigación Médica de Nueva Zelanda (MRINZ en sus siglas inglesas), los cuales buscaban probar una alternativa más natural a las típicas cremas antivirales.

Actualmente se sabe que la mayoría de la población posee el virus del herpes simple en el organismo, pero no todos experimentan síntomas, siendo solo la mitad de los infectados los que sufren sus síntomas. A pesar de que existen hasta 8 tipos de virus herpes, los más habituales o "herpes simple" son los tipo 1 y tipo 2, siendo el tipo 1 el que provoca síntomas a nivel labial y en la cavidad oral o boca en general. Comúnmente sus síntomas generales son úlceras o ampollas, tanto en la boca como en la nariz o los labios, pudiendo asociar picor, escozor o dolor.

Cuando se usa la crema de aciclovir es posible acelerar su "curación", reduciendo los síntomas a tan solo un par de días. La curación como tal del virus herpes no es posible, y la reinfección es muy común, pero sí es posible reducir las molestias asociadas. Aún así, el aciclovir no carece de efectos secundarios, igual que cualquier otro fármaco.

Por su parte, la miel en general se ha usado desde hace siglos para el tratamiento de algunas infecciones, cayendo en desuso tras el descubrimiento de los antibióticos hace apenas cien años. 

En esta ocasión no se usó miel cruda como tal, sino un extracto de la miel Kanuka, con una mayor densidad de componentes antimicrobiano. Se trata de un tipo de miel que se encuentra en las montañas y bosques de Nueva Zelanda, y cuya combinación con glicerol podría ser una potencial alternativa a las cremas de aciclovir.

Ambos tipos de tratamiento se asignaron, al azar, a 952 voluntarios. Se aplicaron durante las primeras 72 horas del brote de herpes simple, periodo durante el cual el tratamiento puede lograr mejoras y reducción de síntomas, repitiendo dicho tratamiento hasta cinco veces al día.

Según sus resultados, aquellos que usaron aciclovir en crema sufrieron síntomas durante una media de 8 a 9 días, con ampollas abiertas durante al menos 2 días. Por su parte, aquellos que usaron miel, obtuvieron resultados muy similares, lo cual implicaría que la miel Kanuka sería al menos igual de efectiva que la crema de aciclovir (aunque no mejor).

Si bien es cierto que usar miel es más natural que usar aciclovir, el estudio no carece de limitaciones: no se realizó un doble ciego durante el estudio, algo que reduce su potencial, pero sí comprometer los resultados, dado que los pacientes sabían qué estaban usando, y los resultados podrían verse afectados. Por otro lado, la compañía que financió el estudio se llama HoneyLab y su negocio se basa en la venta de miel, algo que implica un conflicto de intereses significativo.

Aún así, este no es el primer estudio que sugiere que la miel contiene una cantidad significativa de compuestos antimicrobioanos, por lo que su valor medicinal no es una novedad. Aún así, sería conveniente realizar investigaciones adicionales respecto al tratamiento del herpes labial, evitando las mencionadas limitaciones en el futuro.