Una copa que mezcla alcohol con un refresco

Una copa que mezcla alcohol con un refresco Pixabay

Nutrición Alcohol

Dieta: ¿tiene sentido tomarse una copa con refresco 'light' si no quieres engordar?

Aunque se debe evitar el consumo de alcohol, es cierto que mezclarlo con un refresco con menos contenido de azúcar supone una ingesta menor de hidratos.

Miguel Ángel es un chico de 25 años que hace un par de años comenzó a hacer dieta para perder peso. Dentro de su periplo para adelgazar, empezó a mezclar las copas que consumía con refresco light. Cuando la gente de su alrededor observó este comportamiento, le plantearon -en tono jocoso- que no tenía sentido. "Si el alcohol de por sí engorda, qué más dará tomarlo con un refresco con más o menos contenido de azúcar", le espetaron sus amigos.

Cada vez más personas recurren a este tipo de refrescos con los combinados para reducir el consumo calórico, pero ¿realmente tiene sentido mezclar el alcohol con bebidas light para engordar menos? Natalia Moragues, dietista-nutricionista y farmacéutica, confirma que sí a EL ESPAÑOL. "Partiendo de la base de que el consumo de alcohol no es recomendable", matiza la especialista, "en el caso de que se vaya a tomar un cubata mejor que sea con refresco light".

Los refrescos tradicionales están cargados de azúcar. En concreto, rondan los ocho azucarillos por cada lata. SinAzúcar.org ilustra en las fotografías que ofrece en su web la cantidad aproximada de estas sustancia que incluye cada uno. Por ello, al recurrir a bebidas con menos azúcar podemos eliminar esta cantidad de calorías en nuestro cuerpo

Aproximación de la cantidad de azúcar que tienen varios refrescos

Aproximación de la cantidad de azúcar que tienen varios refrescos SinAzúcar.org

La especialista, que también es la presidenta de la asociación Dietética sin Patrocinadores, insiste en que hay que evitar a toda costa consumir alcohol y que la mejor forma de no engordar por beber copas es no tomarlas o reducir al máximo su consumo. "Hay que tener en cuenta que si te tomas tres cubatas, hay una cantidad grande de azúcar que te estás metiendo en el cuerpo sólo por el alcohol y, además, añades el azúcar que tenga el refresco", relata Moragues.

Respecto a los alcoholes fermentados como el vino, sobre el que se ha hablado maravillas, la experta señala que "hay mucho debate". La nutricionista explica que, aunque pueda haber algunas propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular, "está el hándicap del alcohol", por lo que tampoco recomendaría esta bebida.

Mezclar destilados con refrescos 'light' emborracha más

Mezclar las copas con refrescos con menor contenido en azúcar no solo evita el consumo de estos hidratos de carbono, también tiene el efecto de que emborracha más, según un estudio publicado en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research.   

Los investigadores de la Northern Kentucky University descubrieron que el efecto del alcohol mezclado con bebidas edulcoradas (como una cola light), frente a la mezcla habitual de alcohol con bebidas azucaradas, produce una mayor concentración de alcohol en nuestro cuerpo.

El estudio fue realizado en una muestra relativamente pequeña de 16 participantes (ocho mujeres y ocho hombres). En tres sesiones distintas los participantes recibieron de forma aleatoria tres combinaciones distintas: vodka mezclado con refresco azucarado, vodka mezclado con refresco light y una bebida placebo.

Después de consumir estas bebidas, los investigadores midieron en los participantes los niveles de alcohol en aire espirado y les hicieron rellenar un documento en el que ellos mismos evaluaron su estado subjetivo de intoxicación, fatiga, deterioro y de voluntad para conducir. Asimismo, los científicos midieron el rendimiento objetivo mediante un test de tiempo de reacción y de reflejos.

La nutricionista española explica que esto "puede tener lógica". "El azúcar ayuda a metabolizar el alcohol, por lo que puede ser que uno note que se emborracha más. Sobretodo si no ha tomado hidratos de carbono en la comida", explica. "Pasa lo mismo cuando estás con una dieta baja en hidratos, el alcohol sube mucho más", ejemplifica.

[Más información: El peligro de las bebidas energéticas con alcohol: "Tiene un efecto parecido a mezclar con cocaína"]