Una suite en un Boeing 777 de Emirates equipada con ventanillas virtuales.

Una suite en un Boeing 777 de Emirates equipada con ventanillas virtuales.

Investigación Aerolíneas

Los nuevos vuelos 'low cost': aviones sin ventanillas para ahorrar combustible

Emirate Airlines prueba el sistema en sus lujosas suites de vuelo, dotadas con ventanillas virtuales que retransmiten el paisaje.

La idea de volar en un avión sin ventanas resulta poco apetecible. Pero si nos garantizan que podremos seguir disfrutando del paisaje que atravesamos, incluso desde asientos en los que no tendríamos visibilidad sobre una ventanilla tradicional, ya provoca menos rechazo. Y si a cambio se acorta el tiempo de vuelo, las sacudidas de la aeronave y el coste del billete, puede que hasta se vuelva preferible. 

Es la opción que ya está probando Emirate Airlines en las cabinas-suite de primera clase de sus Boeing 777-300ER. Al encontrarse en el interior del avión, no podrían tener vistas, por lo que las pantallas que imitan las ventanillas reales se colocan en la pared y reproducen las mismas vistas, retransmitidas mediante fibra óptica por cámaras de alta definición. La aerolínea con sede en Dubái ha anunciado que, si el experimento es exitoso, pronto podría aplicarse a la totalidad de los asientos.

¿Por qué eliminar las ventanillas? Para dotar al avión de una estructura más aerodinámica, que ofrezca menor resistencia y de este modo sea más sólido, veloz, y requiera un menor gasto de fuel, lo que abarataría los costes reduciendo al mismo tiempo la duración del trayecto. "La aeronave es más ligera, podría volar más rápido, más alto y quemando menos combustible" - explica Sir Tim Clark, CEO de Emirates, en The Times.

Despegue visto desde unas ventanillas virtuales.

La medida, sin embargo, todavía debe ser aprobada por los organismos reguladores de los estándares de vuelo. "La capacidad para ver qué hay fuera del avión es importante en caso de que se que se produzca una emergencia y haya que evacuar" - afirma el prof. Graham Braithwaite, director del departamento de Sistemas de Transportes en la Universidad de Cranfield.

Además, "un avión sin ventanas podría resultar claustrofóbico e inducir ansiedad en los pasajeros, cuando el vuelo ya es en sí un factor de ansiedad para muchos" - precisa. Existen otras maneras de reducir el peso y por tanto el consumo de la aeronave. Una tendencia es la de eliminar las pantallas y dispositivos de entretenimiento, y permitir que se usen los móviles y tabletas propios a bordo.