España, el 31 de octubre de 2014 y el mismo día de 2017.

España, el 31 de octubre de 2014 y el mismo día de 2017. AEMET

Ecología Meteorología

El mapa del tiempo más terrible: así han secado España tres años de sequía

La Agencia Estatal de Meteorología contrapone las devastadoras imágenes de la desecación de la floresta en nuestro territorio.

Las previsiones se están cumpliendo: este otoño está siendo seco y cálido por encima de la media, agravando una situación de bajas precipitaciones y escasez hidrológica que ya dura tres años. Para ilustrar la magnitud de la catástrofe, lAgencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha compartido estas imágenes por satélite que contraponen el índice de vegetación de entonces con el actual.

El año hidrológico 2013 - 2014 fue un año pobre en lluvias pero se consideró sencillamente como "ligeramente seco", con una caída de un mero 4% en precipitaciones. A 31 de octubre de 2014 la vegetación abundaba en toda Extremadura y avanzaba desde la costa atlántica hacia el interior.

Tres años después, sin embargo, la sequía se ha extendido por todo el centro peninsular adentrándose incluso en Portugal y acabando con los parches de floresta en Andalucía, las dos Castillas, Madrid o Aragón, que ya solo se abren en alta montaña o a lo largo del curso de los principales ríos. 

Esta imagen se obtiene cada jueves mediante una combinación de los datos del canal visible y del infrarrojo cercano del satélite NOAA-19. La vegetación absorbe fuertemente la radiación del canal visible, pero refleja fuertemente la del infrarrojo cercano. Así se obtiene una instantánea que se va renovando con los datos acumulados a siete días.

La ausencia de respuesta en el espectro infrarrojo no indica ausencia de bosques, sino que no ha brotado la vegetación herbácea que daba señal de actividad fotosintética en 2014 debido a la falta de lluvias de otoño. Las previsiones para el resto de la estación no son halagüeñas en este sentido y acercan a España a la declaración de emergencia en 2018.

"Las zonas geográficas con vegetación dan altos valores debido a su relativamente alta reflectancia en el infrarrojo cercano y baja reflectancia en el visible. Por contra, las nubes, aguas, y nieve presentan mayor reflectancia en el visible que en el infrarrojo cercano. Por ello las zonas con estas características dan valores negativos de índice de vegetación. Las rocas y suelos desnudos presentan similares reflectancias en las dos bandas por lo que para ellas resulta un índice de vegetación próximo a cero".