La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el ministro de Ciencia, Pedro Duque.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el ministro de Ciencia, Pedro Duque. EFE

Ciencia Nuevo plan contra las falsas terapias

Si dan reiki, no es un hospital: así luchará el Gobierno contra la pseudociencia

El Gobierno está decidido a acabar con las terapias sin evidencia científica. El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, y la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, han presentado este miércoles el primer Plan Para la Protección de la Salud Frente a las Pseudoterapias, una medida que había sido reclamada por diversos colectivos del ámbito científico y sanitario y que supone un primer paso para poner cerco al timo de la homeopatía y otro tipo de disciplinas pseudocientíficas.

Este nuevo plan incorpora distintas acciones con las que se pretende no sólo señalar y visibilizar a la ciudadanía los graves riesgos que conlleva abrazar este tipo de falsas terapias, ya sea de forma alternativa o complementaria a los tratamientos médicos, sino también perseguir a aquellas personas que en centros sanitarios o en universidades recomienden o divulguen estos métodos entre sus pacientes como métodos curativos. 

"Existe una gran confusión entre lo que son terapias o prácticas médicas basadas en el conocimiento y la evidencia y las que no tienen este aval. El uso de las pseudoterapias no es residual y, sobre todo, puede tener efectos muy negativos para la salud de forma directa o indirecta por el abandono de los tratamientos o a través de un uso contra las indicaciones prescritas", ha dicho Carcedo durante la comparecencia en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

Tal y como ha explicado la ministra de Sanidad, el Gobierno tiene "la obligación de defender la salud como un derecho básico de la ciudadanía" frente a las sustancias, productos, actividades o servicios con pretendidas finalidades sanitarias que no tienen evidencia ni conocimiento científico suficiente que avale su eficacia y seguridad. Para ello han diseñado un plan que se asienta sobre cuatro pilares básicos

El primero de ellos es proporcionar información veraz sobre los engaños de las pseudoterapias a los ciudadanos. Para ello elaborarán un informe e incorporarán de forma sistemática todo el conocimiento y evidencia científica existente sobre el uso de pseudoterapias para trasladarlas a la ciudadanía. El Gobierno también pretende llevar a cabo modificaciones legislativas para combatir la publicidad engañosa que utilizan curanderos y charlatanes. "No se podrá indicar ni publicitar que un determinado remedio sin evidencia cura el cáncer", ha indicado Carcedo.

Así, el tercer gran objetivo del Gobierno es perseguir el intrusismo y eliminar pseudoterapias como el reiki, entre otras, de los centros sanitarios, garantizando que sólo aquellos profesionales que tengan titulación oficialmente reconocida puedan diagnosticar y tratar a pacientes con diversos tipos de dolencias y evitando que se autoricen pseudoterapias en el registro de centros sanitarios. 

Por último, el Gobierno también pretende poner cerco a algunas enseñanzas sin evidencia científica que aún hoy se imparten en distintos grados y másteres de las universidades españolas. Para ello desarrollarán alianzas con la Conferencia de Decanos, de Rectores, las comunidades autónomas, la comunidad universitaria y los colegios profesionales para no promover títulos propios u oficiales sobre pseudoterapias. "No podemos permitir que nuestras universidades estén impartiendo docencia que no esté basada en el conocimiento real", ha dicho el ministro de Ciencia Pedro Duque.

"Nosotros no decimos pseudociencias porque no nos guste, sino porque estas expresiones definen a algo que está fuera de la verdad. Utilizan palabras que confunden pero que no provienen de ese método [científico] que hemos desarrollado durante los últimos 300 o 400 años y que evita que nos creamos las cosas que dice nuestro cuñado", ha bromeado Duque.

Según el ministro, la intención del Gobierno no es eliminar las creencias personales de la población. "No queremos una sociedad de pensamiento único, queremos una sociedad diversa, pero que las personas tengan la información para tomar sus decisiones de forma adecuada y de tal manera que se acerquen a la verdad que obtenemos de la ciencia", ha dicho Duque. El plan, que se pondrá en marcha en las próximas fechas, traerá consigo la modificación de varios reales decretos, entre ellos el de Protección de la Salud Frente a las Pseudoterapias y el de Autorización de Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios. 

[Más información: La farmacéutica que no vende homeopatía en el paraíso de la homeopatía]