Vista de una tormenta eléctrica en la isla balear de Mallorca.

Vista de una tormenta eléctrica en la isla balear de Mallorca. Cati Cladera EFE

Ciencia

Tormentas e inestabilidad para la operación salida y la primera semana de julio

Una depresión aislada en niveles altos de la atmósfera (DANA) que está situada al oeste de la Península marcará la meteorología el último fin de semana de junio y el inicio de julio, ya que se prevén chubascos y tormentas en buena parte del tercio norte peninsular.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la inestabilidad afectará a distintas zonas del extremo norte, donde se esperan chubascos acompañados de tormentas, que podrán ser localmente fuertes y con granizo, tanto el viernes como el domingo, y que el sábado afectarán al entorno de Galicia y del Cantábrico.

También prevé que se podrán producir en otras zonas de la mitad norte y del extremo oeste de la Península. En el resto de la Península y en Baleares, por el contrario, predominará el tiempo estable sin precipitaciones, con nubes de evolución en el interior. Además, en el sureste peninsular y en Baleares se espera calima.

En Canarias, este viernes serán probables las lluvias ocasionales en el norte de las islas y el sábado serán probables en las islas más montañosas. En el archipiélago los vientos soplarán de componente norte y del oeste el viernes; de norte el sábado y alisios el domingo.

En cuanto a las temperaturas, la AEMET espera que subirán en el Cantábrico, mientras que el sábado descenderán en la mitad oeste y aumentarán en el nordeste. El viento, por su parte, soplará de poniente en el Estrecho y Alborán, con algún intervalo de fuerte el domingo, mientras que en el interior peninsular, predominarán los vientos del sur y rolarán al oeste el domingo.

De cara a la próxima semana, del 2 al 8 de julio, la AEMET considera que lo más probable es que se mantenga la inestabilidad en el extremo norte peninsular, donde se producirán precipitaciones, que serán débiles en general, aunque podrían alcanzar cierta intensidad o persistencia en algunos puntos del Cantábrico o Pirineo oriental.

Tampoco se descarta que afecten a zonas próximas de forma dispersa y ocasional, mientras que en el resto del país predominarán los cielos poco nubosos y las temperaturas aumentarán de forma gradual, pero seguirán en valores normales para la época del año. Durante todos estos días, predominarán los vientos flojos, con posibles intervalos de poniente fuerte en Alborán, y con alisios en Canarias.

Hacia el final del periodo, aumenta la incertidumbre considerablemente, aunque los escenarios más probables apuntan a un relativo aumento de la estabilidad en el extremo norte peninsular hacia el sábado 7 de julio.