El Museo de Historia Natural de Londres es uno de los más reputados en todo el mundo.

El Museo de Historia Natural de Londres es uno de los más reputados en todo el mundo. Wikipedia

Ciencia

El niño con Asperger que corrigió al Museo de Historia Natural de Londres

Charlie Edwards, de 10 años, se dio cuenta durante una visita con sus padres de que los paleontólogos de la galería habían cometido un grave error.

El Museo de Historia Natural de Londres es un centro de investigación de referencia a nivel mundial conocido por su gigantesca exposición de dinosaurios. Los miles de visitantes que cada semana acuden hasta él pueden disfrutar, a tamaño real, de los esqueletos de algunas especies míticas como el Diplodocus, el Tyrannosaurus rex o el Velociraptor. Sin embargo, en los últimos días, el museo ha saltado a los medios, no por uno de sus hallazgos, sino porque un niño de 10 años con síndrome de Asperger, el pequeño Charlie Edwards, ha conseguido sacarle los colores a los paleontólogos que en él trabajan. 

Charlie viajó con su familia el pasado 21 de julio desde Essex hasta Londres con el firme objetivo de sumergirse en un mundo que le apasiona. El pequeño -que además cumplía años- se encontraba disfrutando de la exposición cuando se percató de un grave error: uno de los dinosaurios estaba mal identificado. "Eso no es un oviraptor, eso un protoceratops", le dijo a su madre. 

En un principio, sus padres no le creyeron, pero el pequeño Charlie no cejó en su empeño e insistió en que los paleontólogos del museo se habían equivocado, que los oviraptores caminaban a dos patas y no a cuatro como ponía en el cartel. "A Charlie le encanta la paleontología desde pequeño y comenzó a leer enciclopedias cuando tenía sólo tres años", afirma su madre en declaraciones a la BBC.

Al regresar a casa buscaron las diferencias entre ambas especies en Google y decidieron escribir al museo para ver si Charlie tenía razón. La semana pasada, la galería envió una carta confirmando que, efectivamente, el pequeño tenía razón, que se habían equivocado y que cambiarían inmediatamente el letrero. "Esperamos que la pasión de Charlie por la paleontología continúe así de viva durante muchos años", afirman los responsables del museo en la misiva.

La carta que enviaron los responsables del museo a la familia de Charlie.

La carta que enviaron los responsables del museo a la familia de Charlie.

Jade, la madre de Charlie, ha asegurado en declaraciones al canal británico que se siente muy orgullosa de su hijo. "Tiende a encontrar un tema que le encanta e intenta aprender mucho sobre él, así que ha sido muy reconfortante ver que todo lo que ha aprendido tiene una buena base de conocimiento".