Turismo

Los destinos naturales imprescindibles que no te puedes perder si viajas a Castilla y León

La Comunidad cuenta con parques, reservas, paisajes y monumentos naturales que pueden visitarse, junto a Casas del Parque y Centros temáticos en los que conocer más la belleza de las tierras castellanas y leonesas

30 julio, 2022 09:00

Noticias relacionadas

Castilla y León es una región rica en paisajes naturales que son destinos turísticos perfectos para disfrutar de la naturaleza. Desde los elevados picos de Europa al profundo lago de Sanabria, pasando por los grandes bosques sorianos y la rica biodiversidad que puede encontrarse en estas tierras.

Ávila de las montañas

Mapa de los Parques Naturales de Ávila

Mapa de los Parques Naturales de Ávila Junta de Castilla y León

La primera de estas provincias cuenta con un Parque Regional y una Reserva Natural para los más montañeros. El primero de estos espacios es la Sierra de Gredos, una de las más importantes cadenas montañosas de la península, que separa el Tajo del Duero. Su pico más alto es Almanzor, con 2.592 metros de altura, aunque sus lagos glaciares no tienen desperdicio. La hermosa Laguna Grande de Gredos deja a la vista la magnitud de Almanzor y su flora y fauna endémicas están representadas por la cabra montés, la boca de dragón de Gredos y la salamandra del Almanzor.

El Parque cuenta con dos Casas, una de ellas al norte y otra al sur. En la zona destacan las rutas senderistas de alta montaña. Una de ellas, La Rubia, recorre el barranco de las Cinco Villas, el pico del Torozo y solo dura 7 km. La segunda, algo más corta con 6,4 km, lleva hasta el Circo de Gredos donde se puede contemplar Almanzor y avistar algunas cabras monteses propias de este paisaje. Para esta última, se estima una dificultad media-baja.

Al este de Gredos, en el límite de la cordillera está la Reserva Natural del Valle de Iruelas. En estas laderas se pueden contemplar pinos milenarios y toda una comunidad de aves rapaces como el buitre negro. Esta especie cuenta con la mayor colonia de Europa en esta reserva. También cuenta con su propia Casa del Parque, así como la ruta de El Castañar, que pueden hacer mayores y pequeños, y en la que se podrá observar el singular árbol centenario 'El abuelo'.

Burgos, cuna de los ríos más impresionantes

Mapa de los Parques Naturales de Burgos

Mapa de los Parques Naturales de Burgos Junta de Castilla y León

Esta es una de las provincias más ricas en cuanto a espacios naturales, cuenta con hasta 5 Casas del Parque y el centro temático Casa de la Madera. Además, posee 5 parques naturales, 2 monumentos naturales y un geoparque.

Entre los parques naturales más destacados se encuentran las Hoces del alto Ebro y Rudrón, con poco más de 46.000 hectáreas verdes por las que recorren los afluentes del Ebro y que cuenta con una magnífica flora y paisaje. En este parque se puede disfrutar de paradas por el impactante desfiladero de las Palancas, la cascada de Orbaneja del Castillo o la garganta de los Hocinos.

Nada tiene que envidiarle el parque natural de las Lagunas Glaciares de Neila, que reine una gran cantidad de superficies acústicas en las que crece hermosa vegetación protegida de la Comunidad y la fauna protagonista son los peces y anfibios de alta montaña, así como las pequeñas nutrias, los curiosos mirlos o el topillo nival.

Más allá, al filo de la cordillera Cantábrica se encuentra otro parque natural: los Montes Obarenes, un espacio que atesora no solo afilados picos y colonias de rapaces, sino también antiguos edificios medievales como el monasterio medieval de San Salvador, la ciudad de Frías y el puente fortificado sobre el Ebro. Existe una ruta de senderismo, Caminos de Oña con la que explorar a lo largo de sus 14,7 km la gran variedad paisajística de este lugar.

El parque natural Sabinares del Arlanza La-Yecla es uno de los más extensos y mejor conservados sabinares del planeta, alguno de sus ejemplares supera los dos mil años. Además, el paisaje es una profunda garganta por la que moran numerosas colonias de magníficas aves rapaces. También se encuentra en la provincia el Cañón del Río Lobo, una de las primeras zonas protegidas de la comunidad y que está compartido por Burgos y Soria.

Destaca asimismo el Geoparque de las Loras, declarado por la UNESCO, y que engloba las Hoces del alto Ebro y Rudrón, los espacios palentinos de Covalagua y las Tuerces, con un gran legado arqueológico y paleontológico.

No obstante, también Burgos cuenta con dos monumentos naturales. El primero de ellos es Ojo Guareña, el mayor conjunto de cuevas de la península y que se encuentra entre los 10 más extensos del mundo. Entre sus galerías se encuentran santuarios prehistóricos y especies cavernícolas en la que conviven una gran cantidad de invertebrados. Para los más experimentados, este lugar ofrece una ruta de gran dificultad en la que se cruzarán los valles y se podrán observar varias tumbas medievales.

Por otra parte, para los que quieran ver algo más espectacular, el monumento de Monte Santiago es ideal. Allí se encuentra el salto del Nervión una cascada con forma de cola de caballo que se encuentra entre las más hermosas de la Europa Occidental. Para llegar allí, existe una ruta de unos dos km a través del Mirador del Nervión donde se puede ver esta gran cascada.

León: la más rica de las provincias en espacios naturales

Mapa de los Parques Naturales de León

Mapa de los Parques Naturales de León Junta de Castilla y León

Con hasta siete reservas de la biosfera en su territorio, la provincia cuenta con la mayor concentración del mundo de este tipo de espacios protegidos. Dentro de esta zona pueden observarse un parque nacional, un parque regional, otro parque natural y hasta tres monumentos naturales. Además, cuenta con 4 Casas del Parque y 3 centros temáticos.

El más destacado de estos espacios es el Parque Nacional de los Picos de Europa, con buena parte de los macizos del Cornión y Urrieles en Castilla y León. Se trata de las mayores alturas en los límites leoneses, que coronan por encima de los 2.500 metros: Torre Cerredo, Llambrión, Torre Blanca y la Peña Santa de Castilla. Además, dentro de esta reserva de la biosfera se engloba el Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre. Este último es conocido por ser hábitat del oso y el urogallo, aunque también pueden avistarse búhos reales, águilas y lobos. En su paisaje destaca especialmente la garganta del Cares como uno de los lugares de mayor interés.

Para descubrir este paisaje montañoso hay hasta 3 rutas para senderistas de baja dificultad. El primero es el camino de La Cevantina con 13,1 km a través de las hayas; el segundo es Monte Ranedo con 6,4 km que transcurren por un robledal y, por último, Matapiojos que en sus 7,5 km permite avistar corzos y aves forestales como el poco mediano, eso sí, es importante mantener el silencio para no alertar a estos animales.

En esta última se encuentran los 12 km que conforman la ruta de senderismo del Cares, que comienza en la aldea de Caín y sigue el río a través de la arbolada en la que multitud de animales como águilas reales, corzos y jabalíes viven libremente.

Otro espacio natural en las alturas es el parque natural de los Valles de Babia y Luna, un lugar entre la región eurosiberiana y mediterránea, con paisajes de origen glaciar. Destaca por su parte la flora mixta atlántica-mediterránea en la que conviven los majestuosos robles y hayas con las hermosas sabinas.

Por último, en León se encuentran los monumentos naturales del Lago de la Baña, el Lago de Truchillas y las archiconocidas Médulas. Este primero se trata de un perfecto círculo glaciar rodeados de las altas cumbres de Peña Trevinca y Peña Surbia. Por su parte, las laderas que colindan con el Lago de Truchillas están pobladas por una gran diversidad de árboles como abedules, tejos o serbales; y dentro de estos bosques viven el lobo ibérico y el rarísimo desmán ibérico.

Las Médulas ya son todo un hito en León, en la zona del Bierzo se puede observar los restos de las minas romanas y que desde 1997 es Patrimonio de la Humanidad. Hoy en día cuenta con multitud de itinerarios y puntos de información en los que descubrir este conocido yacimiento.

Palencia, una belleza desconocida

Mapa de los Parques Naturales de Palencia

Mapa de los Parques Naturales de Palencia Junta de Castilla y León

Aunque la Montaña Palentina no es de las más conocidas de la península, no deja de ser una de las más singulares de la Comunidad. Además, esta provincia cuenta con espectaculares paisajes protegidos como el paisaje de Covalagua y Las Tuerces. Además, en este territorio pueden encontrarse dos Casas del Parque y el curioso Centro de Interpretación del Cangrejo de Río.

El parque natural del que forma parte la Montaña Palentina destaca por ser la fuente de dos famosos ríos, el Carrión y el Pisuerga desde el corazón de las montañas más septentrionales de la provincia. A través de este paraje se pueden hacer 2 sencillas rutas senderisticas. Una de ellas es la del Bosque Fósil, en que puede verse a lo largo de sus 3 km el legado de los bosques fosilizados hace ya 300 millones de años. La otra es la del Pinar de Velilla, algo más extensa con 3,5 km, a través de un centenario pinar desde el que se puede observar el embalse de Compuerto y algunos picos como Peña Lampa o Espigüete.

Para los más experimentados, la Montaña Palentina tiene reservada la ruta de la Laguna de las Lomas de 6 km de dificultad media-alta y que sigue el arroyo de las Lomas con espectaculares vistas de las agujas de Cardaño.

Destaca, asimismo, el Geoparque Mundial de Las Loras, compartido con la provincia burgalesa y que engloba los paisajes y monumentos protegidos de Covalagua y Las Tuerces. Las Loras son unos altos parajes rodeados de los profundos valles fluviales en los que se pueden observar aún restos arqueológicos.

Por su parte, Covalagua destaca por la aclamada cueva de los franceses, así como sus dolinas, simas y cuevas. En cambio, Las Tuerces componen un curioso laberinto de bloques que abarca 55 hectáreas de muros, puentes y covachuelas que dan forma a este magnífico paisaje protegido.

Arribes de Duero: el protagonista de Salamanca

Mapa de los Parques Naturales de Salamanca

Mapa de los Parques Naturales de Salamanca Junta de Castilla y León

La provincia salmantina no es una de la más destacada a la hora de buscar paisajes naturales, pero cuenta con 2 espacios con sus respectivas Casas del Parque que no tienen nada que envidiar a otros territorios.

El primero, y más conocido, es el Parque Natural de los Arribes del Duero, que cuenta con uno de los más profundos y extensos cañones de la península y toma su origen en el paleozoico. Además, cuenta con el imponente pozo de los Humos, con más de 40 metros desde los que cae el agua. En los límites de los Arribes con Zamora se encuentra la localidad de Fermoselle, también conocida como "el balcón del Duero" y desde se pueden tener grandes vistas de este cañón.

Para conocer los Arribes del Duero, se recomiendan dos rutas de senderismo, la romántica Ruta de los Contrabandistas y el GR 14 en la que se transita por las comarcas vinícolas salmantinas.

Por otra parte, están Las Baturcas – Sierra de Francia, un valle escondido entre las montañas donde se ubican pinturas rupestres del neolítico y un gran conjunto de leyendas sobre este paisaje. Para conocer este lugar, es ideal realizar la ruta de la Peña de Francia, aunque está dedicado a un público con cierta experiencia y no se recomienda ir si llueve. Por otra parte, está prohibido salirse del camino ya que es parte de una Reserva Regional de Caza. También recomiendan precaución por las víboras.

Segovia, hogar de los cañones

Mapa de los Parques Naturales de Segovia

Mapa de los Parques Naturales de Segovia Junta de Castilla y León

Respecto a la provincia segoviana, destaca por la riqueza que ofrecen sus ríos y la Sierra de Guadarrama en su límite oriental. Cuanta con dos parques naturales y uno nacional en su territorio, así como dos Casas del Parque dedicadas a las Hoces del Río Duratón y Riaza respectivamente. Además, hay dos centros temáticos con los que conocer tanto el águila imperial como el Valle de Valsaín Boca de Asno.

El más relevante de los espacios naturales es el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama en el que se engloba el parque natural de la Sierra Norte de Guadarrama. Se trata de una cadena montañosa de unos 80 km que tiene su pico más alto en Peñalara, con 2.428 metros. El parque nacional es compartido con la Comunidad de Madrid y destaca por la notable biodiversidad que habita en esta zona, así como su escarbado paisaje montañoso.

En cuanto a las hoces de estos destacados ríos, ambos son parques naturales. El primero de ellos, al norte de Segovia, es el del río Duratón que consta de una gran diversidad de vegetación y entre sus páramos se puede encontrar una escalera tallada en la roca que se cree que servía a los ermitaños para descender hasta el río. En este parque puede explorarse a través de dos pequeñas sendas. La primera, la de la Molina, permite observar el cañón y cuanta con 5 cuevas en su recorrido, por otro lado, el Camino de San Frutos ofrece unas mejores vistas de las hoces del Duratón.

Por otra parte, el río Riaza destaca por haber erosionado la dura piedra caliza hasta convertirlo en un paisaje repleto de cañones, desfiladeros y acantilados. Este es el hogar perfecto para los buitres leonados, y el bosque de sabina albar que estiman que data de la era Terciaria. Este rico paisaje puede observarse por medio de la Senda entre puentes en Peña Portillo, que si bien es un poco más extensa (7,3 km), permite observar a las parejas de buitres, así como la vega de Riaza.

Los fabulosos bosques de Soria

Mapa de los Parques Naturales de Soria

Mapa de los Parques Naturales de Soria Junta de Castilla y León

La olvidada provincia soriana destaca por sus hermosos bosques y, de hecho, tiene la 'mancha boscosa' más extensa de la península, protagonizada por el pino. Soria cuenta con varios parques naturales, algunas reservas y un monumento natural. También tiene diversas Casas del Parque dedicadas a estos espacios, entre las que destacan el Museo del Bosque Laguna Negra y el Aula del Bosque del Amogable.

Uno de los más emblemáticos paisajes sorianos es el Cañón del río Lobos, una de las primeras zonas protegidas de la Comunidad. Este escarpado paraje no solo es valioso por su flora, sino también por su fauna salvaje que habita en los grandes bosques de sabina y pino laricio. También tiene especial consideración los restos de pueblos y villas tradicionales como El Burgo de Osma o la ermita de San Bartolomé. Este paraje puede visitarse en su totalidad por la Senda de la Molinilla a través de sus 6,5 kilómetros.

Otro destacado lugar en el que disfrutar de la naturaleza es la Laguna Negra y los circos glaciares de Urbión. Este parque natural nació hace dos millones de años e incluye una hermosa cantidad lagunas escondidas entre los bosques de pino que cubren estas montañas. Además del museo dedicado a la Laguna Negra, también existe un sendero que asciende al pico Urbión por un camino de alta montaña perfecto para el verano.  

Otro cantar es la reserva natural de Acebal de Garagüeta, que cuenta con unas 406 hectáreas en la ladera de Montes Claros, donde el acebo es la indiscutible estrella, siendo la especie dominante, además del comedor fundamental de un inmenso número de aves en los meses invernales. Otra importante reserva es el sabinar de Calatañazor, uno de los sabinares mejor conservados del mundo. Además de por un cuidado paisaje, destaca el pueblo medieval que da nombre a su bosque con un imponente castillo rodeado por un laberinto empedrado de casas de adobes. El camino de Torrearévalo – Acebal de Garagüetes ideal para visitar el más grande de los bosques de acebo.

Por último, hay que destacar el monumento natural de La Fuentona de Muriel o también conocido el Ojo de Mar, un paisaje de sabina albar en la que nace el río Abión en el mismo corazón de Soria.

Valladolid, un pedazo encantador de la ribera del Duero

Mapa de los Parques Naturales de Valladolid

Mapa de los Parques Naturales de Valladolid Junta de Castilla y León

Siendo la provincia castellana y leonesa más pobre en lo referente a parques naturales, en Valladolid destaca especialmente las riberas de Castronuño – Vega de Duero, cuya relevancia por su diversidad de vegetación y las colonias de aves han hecho de ellas una reserva natural.

Entre los bosques de la ribera se pueden encontrar chopos negros, álamos blancos y sauces entre otros, además de garzas reales e imperiales, martinetes y aguiluchos laguneros. Cuenta con dos Casa del Parque y varias sendas interesantes.

La primera de ella es la de los Almendros, que también es la más ligera con 6,5 km; en la que se pueden observar las aves acuáticas con mayor facilidad. Destaca por otra parte la Ruta de la Cañada Real, que, con 33 km, es la más extensa y difícil de la provincia. Recorre las lindes del río y con prismáticos y algo de precaución en los descensos bajos permite ver muchas de las aves emblemáticas de la ribera de Castronuño. Por último, está la Senda del Duero entre Castronuño y Tordesillas, con unos 28 kilómetros.

 Zamora, cuna del mayor lago glaciar

Mapa de los Parques Naturales de Zamora

Mapa de los Parques Naturales de Zamora Junta de Castilla y León

La provincia es tierra de contrastes, desde los Arribes del Duero hasta el impresionante lago glaciar de Sanabria, referente en el patrimonio natural de Castilla y León. Además, cuenta con tres Casas del Parque, así como dos centros temáticos, el primero, en Arribes del Duero está dedicado al Convento de San Francisco y el segundo es el Centro del Lobo Ibérico 'Félix Rodríguez de la Fuente'.

El más emblemático de estos parques naturales es el Lago de Sanabria y las Sierras Segundera y de Porto. La historia de este lago se remonta al Pleistoceno, hace cerca de 100.00 años, con un impresionante glaciar de lenguas de hielo de unos 20 km que han sido el origen de uno de los mayores y más profundos lagos de la península, y dentro de los de origen glaciar, el más extenso de Europa.

A su alrededor se encuentran anchos valles una forma de 'U' y ha dado lugar a que este lago esté rodeado por vegetación de bosques de robledales, alisos, abedules, castaños y pastizales en las zonas más elevadas.

También comparte con la provincia zamorana el parque natural de los Arribes del Duero como uno de los cañones más profundos y extensos. Por último, destaca la reserva natural de las Lagunas de Villafáfila, al noreste de Zamora.

Esta reserva en Tierra de Campos es uno de los lugares más significativos para las aves acuáticas, esteparias y migratorias de la Comunidad, con una de las mayores poblaciones de avutarda del mundo, además de otras especies como el cernícalo primilla, la cigüeña o la grulla, entre otros. Este paisaje se compone de tres lagunas: Salina Grande, Barillos y Salina, además de otros humedales de menor tamaño.

Las cuevas y grutas escondidas en Castilla y León

En la Comunidad existen hasta nuevo cuevas en las que los apasionados y aventureros podrán disfrutar de galerías subterráneas. La comunidad que cuenta con más espacios de este tipo es León, con hasta tres de ellos: Llamazares; la más joven de Castilla y León, Valporquero; y Valdelajo.

También destacan las burgalesas grutas de Palomera en Ojo Guareña y para todos los públicos, además de la cueva de Fuentemolinos, con más de 4 km, siendo la sexta más grande del mundo en su género, así como una de las más importantes y únicas. Al caminar por cualquiera de los tres pisos de los que consta puede escucharse el murmullo del río en su interior.

Por último, Ávila, Palencia, Segovia y Soria cuentan con una gruta cada una. La abulense Cueva del Águila data de cerca de 3 millones de años, mientras que la palentina Cueva de los Franceses nació esculpida por el agua a lo largo de los siglos, y fue el lugar de entierro natural de los soldados galos en la Guerra de Independencia.

Además, en Segovia se ubica la antiquísima Cueva de los Enebralejos, con 40 millones de años de edad, utilizada como necrópolis y por lo que posee pinturas y grabados considerados Bienes de Interés Cultural. En Soria se encuentra una corta gruta que podrá visitar hasta el más inexperto: la cueva de la Galiana, con solo 3 kilómetros de longitud.